10 inquietantes tratamientos psiquiátricos (Segunda parte)
0 votos

10 inquietantes tratamientos psiquiátricos (Segunda parte)

Ya habíamos visto 5 de los 10 tratamientos más propensos a disuadirnos de hacer terapia. Vamos con los 5 siguientes:

 6-Terapia con Malaria:

Sí, habéis leído bien. Se trata no de tratar la malaria sino de usar la malaria para tratar la sífilis. La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual que termina por generar demencia en el enfermo y fue sufrida por varios personajes famosos, entre ellos Wolfgang Amadeus Mozart, Edgar Allan Poe y Oscar Wilde

Hasta principios de 1900 no había ningún tipo de tratamiento para la sífilis, pero el neurólogo vienés Wagner Von Jauregg tuvo una idea: Infectar a los pacientes con malaria. La malaria hace que la persona desarrolle una intensa fiebre, y la idea de Von Jauregg era que la alta temperatura iba a aniquilar a la bacteria causante de la sífilis.

Claro, que después era necesario curar al paciente de la malaria con quinina.

¿Pensáis que este es otro fracaso de la lista? Pues no, este tratamiento realmente funcionó y Wagner Von Jauregg obtuvo el premio Nobel por ello. De hecho este tratamiento se utilizó hasta el descubrimiento de la penicilina, que evita ese indeseado efecto adverso de tener la temperatura por las nubes.

7-Convulsiones inducidas químicamente:

Ladislas von Meduna, médico húngaro, fue pionero en la idea de inducir convulsiones con drogas para tratar a pacientes esquizofrénicos. Von Meduna hizo el siguiente razonamiento: La esquizofrenia es rara en paciente epilépticos y los pacientes epilépticos parecen más calmados después de una ataque, entonces ¿porque no producir convulsiones en los pacientes esquizofrénicos para calmarlos? Von Meduna probó varias drogas antes de decidirse por el metrazol. Su tratamiento fue considerado demasiado peligroso.

De todas formas las terapias convulsivas se siguen usando actualmente, especialmente la terapia electro convulsiva, más conocida como electroshock para tratar esquizofrenia y depresión resistentes.

8-Terapia para la histeria: ten un bebé

En la antigua Grecia y durante un largo periodo de tiempo, cualquier enfermedad mental de la mujer era considerada un caso de histeria. Nerviosismo, agitación, letargo, ceguera espontánea, todo era consecuencia de la histeria. Por histeria se entendía enfermedad uterina. Fue Hipócrates quien popularizó el término y fue Platón quien siguió estudiando el tema.

La histeria, pensaban se debía a que el útero tenía tantas ansias que comenzaba a expandir su “frustración” a través del cuerpo generando los síntomas que aquejaban a la mujeres. El mejor remedio: darle al útero lo que busca, ni más ni menos que un hijo. Si bien este tratamiento y esta conceptualización de la histeria cayeron en desuso hace varios siglos, el término se mantiene para hacer referencia a patologías caracterizadas por una fuerte manifestación en el cuerpo de lo psíquico.

9-Frenología:

Phrenology1A fines del siglo 19 el médico alemán Franz Gall desarrolló la frenología, una práctica basada en la idea de que la personalidad de una persona se ve reflejada en la forma de su cráneo. Básicamente Gall pensaba que las partes del cerebro más usadas por una persona se desarrollaban más y se volvían más grandes.

Entonces al mirar los abultamientos y depresiones del cráneo de una persona uno podía saber como era su personalidad. Para ello Gall confecciono un mapa donde registró que áreas cerebrales correspondían a que aspecto de las personalidad. Por ejemplo: el abultamiento sobre la zona de las orejas indicaba una personalidad destructiva, una cresta en la parte superior benevolencia. La frenología fue muy usada para cazar delincuentes y vagos pero en realidad nunca se desarrollo un tratamiento basado en ella. A principios de siglo 20 esta teoría fue descartada, aunque asombrosamente algunos grupos aún usan los pensamientos de Gall para dar a poyo a conductas discriminatorias.

10-Lobotomía:

Lobotomia3 Hemos llegado al final de la lista y nos encontramos con el procedimiento terrorífico más famosos de la psiquiatría: No es el diván, es la lobotomía y no fue inventada por un alemán ni un vienés. En este caso es la creación del portugués Egas Moniz.

Moniz se inspiró en un procedimiento realizado por Jacobsen, Wolf y Jackson (1935) en un chimpancé. Becky, una bonita simia experimentaba severos ataques de violencia, para resolver este problema Jacobsen y sus colaboradores removieron parte de los lóbulos frontales del chimpancé que tras este operación quedó más mansa que Lassie.

Moniz, tomando este ejemplo, hizo la experiencia con seres humanos. Claro que sus lobotomías fueron más cuidadosas y no removía la totalidad del lóbulo sino que cortaba los enlaces entre neuronas. Esta operación se hizo muy popular y desde Moniz se han llevado a cabo millares de lobotomías para tratar problemas emocionales. De hecho Moniz recibió el premio Nobel en 1949. Sólo después de muchos años se reconocieron las alteraciones no deseadas que producían en la personalidad, como infantilismo e irresponsabilidad.

Vía| Neatorama

Imagen frenología gracias a Wikipedia

Imagen lobotomía gracias a Medtempus

Gracias por compartir :)

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>