UP

-     Escrito por angeles

¿Cómo evitar la ansiedad?

Muchísimas personas acuden a consulta aquejadas de ansiedad y por ello, hoy queremos contaros cómo evitar la ansiedad con recomendaciones que os van a resultar muy útiles para todos los ámbitos de vuestra vida.

como-evitar-la-ansiedad

La ansiedad es un estado emocional en el que uno se siente nervioso y expectante, las preocupaciones rondan por nuestra cabeza a la espera de que ocurra eso que tememos. No importa si resulta racional o ilógico, a veces las justificaciones se quedan sin sustento y esa sensación de inquietud sigue intacta.

No hay una cura mágica frente a la ansiedad pero sí podemos tener en cuenta algunas recomendaciones que nos van a resultar tremendamente útiles para evitar la ansiedad.

Cómo evitar la ansiedad: desmitifícala

Un altísimo porcentaje de personas ha sufrido ansiedad en algún momento de su vida o como una constante, pues se consideran personas muy nerviosas.

Es importante conocer la ansiedad para saber cómo evitarla. Importante conocerla y admitir que existe, que la sientes y que a veces la padeces para poder pararte a pensar en cómo dejarla a un lado, sin darle demasiado peso ni importancia a una situación que puede parecernos incontrolable.

Uno no se muere de ansiedad, es importante que lo sepamos porque cuando sentimos las taquicardias o el peso en el pecho muchos piensan que es el fin y sólo es un ataque de ansiedad. Conocerla, te ayudará a enfrentarte a ella, a no aumentar sus síntomas para no llegar al punto del ataque, aquí tienes más información: Ansiedad, conociéndola más de cerca.

Aceptar la vida tal y como viene

Sin exigencias hacia la vida y hacia uno mismo. Aceptarte. La ansiedad muchas veces tiene que ver con aquello que deseamos, con nuestras propias exigencias y no alcanzar los objetivos logrados. A veces la ansiedad se convierte en esa voz crítica y autoritaria que nos hace querer desear ser mejores y nos malogra al mismo tiempo.

Aprende a aceptarte, a que a veces hay que aceptar las cosas tal y como vienen para no engancharse, para no sufrir por algo que no podemos cambiar. Aprende a darle vuelta a las cosas, a encontrar lo positivo en lo negativo, a ver que siempre hay un aprendizaje de algo aunque te pueda resultar doloroso.

Si te aceptas, si te quieres, si aceptas la vida como algo que a veces va a estar fuera de tu control, verás cómo la ansiedad pasa a un segundo o tercer plano en tu vida emocional.

ansiedad

Cómo evitar la ansiedad: Ejercicio

La ansiedad puede surgir de los pensamientos y preocupaciones que tenemos pero, si dedicamos un rato de cada día a nosotros mismos y a hacer un poco de ejercicio, esas preocupaciones y pensamientos se disipan durante la realización del mismo.

A su vez, tras hacer el ejercicio comprobarás cómo tienes un subidón de endorfinas que te va a procurar una mayor sensación de bienestar, lo que va a evitar que puedas sentirte más ansioso.

Cómo evitar la ansiedad: vivir el aquí y ahora

El tiempo sólo es eso, la vida sólo es eso: Aquí y ahora.

La ansiedad suele estar relacionada con los pensamientos y preocupaciones de lo que nos alberga el futuro, ya sea muy cercano o lejano. ¿Aprobaré los exámenes?, ¿Conseguiré un trabajo?, ¿Mi relación de pareja irá bien?, ¿enfermaré de …? Un largo etcétera.

Si aprendes a vivir en el aquí y el ahora, dejar lo pasado como algo que ya se fue y el presente como algo que está por venir, si te centras en vivir el presente, verás cómo la ansiedad va perdiendo su fuerza porque tu momento es el ahora y, en el ahora, tú tienes el control.

meditacion (2)

Técnicas de relajación y meditación

Además del ejercicio, aprender técnicas de relajación o aprender a meditar son dos claves fundamentales para evitar la ansiedad. La relajación te enseñará cómo puedes controlar tu respiración y ayudar a tu cuerpo que se mantenga en calma, encontrar esa imagen mental que te ayude a trasladarte a un remanso de paz interior.

La meditación para mí es fundamental puesto que te ayudará a dejar tu mente en blanco, a estar en el aquí y ahora, a conectar con tu cuerpo y poder estar en un punto maravilloso de sosiego, de calma, de seguridad y serenidad. Aprender a meditar lleva su tiempo pero los beneficios son fascinantes.

depsicologia.com

Newsletter