Escrito por Tendenzias

¿Cómo puede afectar el sueño al aprendizaje de un bebé?

La memoria y el sueño siempre han estado muy relacionados, hoy nos hacemos eco de una investigación realizada con bebés de entre nueve y dieciséis meses de edad.

bebes-aprendizaje-sueño

Múltiples investigaciones han demostrado como el sueño y la memoria están ampliamente relacionados; hemos visto como el sueño se puede convertir no sólo en un agente de salud física y emocional, si no que puede mejorar el rendimiento cognitivo tanto en estudiantes como en personas de a pie.

Esta relación entre el sueño y la memoria ¿comienza a ocurrir a una edad determinada o es con el inicio de la vida?

Hoy nos hacemos eco de una de las investigaciones que se han llevado a cabo en Alemania con bebés de diferentes edades, comprendidas entre los 9 y 16 meses de edad. El método llevado a cabo ha sido completamente experimental, esto quiere decir que se ha llevado a cabo una serie de ejercicios con los pequeños para saber qué efecto tendría el sueño o la falta de éste sobre su memoria.

Happy baby plays with toy blocks

Para ello, se le presentaron a los niños imágenes junto con nombres inventados para ver si podían aprender la relación entre ambos estímulos, diferenciando entre ellos ya que algunos estímulos eran imágenes o sonidos similares.

Una vez que se ha producido esta posible fase de aprendizaje, el grupo de sujetos de estudio es dividido en dos grupos. Un grupo de bebés se quedará jugando en una sala o despierto en su carrito, mientras que el otro grupo de bebés dormirá una siesta de un tiempo de duración variable, entre 1 y 2 horas de sueño.

Pasado este tiempo, llega la fase de los resultados. Se comprueba qué niños todavía recuerdan las palabras e imágenes que estaban asociadas, mostrando en los resultados que sólo aquellos que habían tomado la siesta eran capaces de recordarlas.

bebes-dormir

Estos investigadores de la Universidad de Tubinga y del Instituto Max Planck para la Cognición Humana y las Ciencias del Cerebro, han llegado a la conclusión de que los niños de edades tan tempranas fijan los conocimientos previamente adquiridos mientras duermen, lo que podría decirse que el cerebro continúa aprendiendo mientras descansan.

A su vez, otra conclusión que pudieron obtener en este estudio es que los niños a tan temprana edad ya pueden crear categoría mentales nuevas y abstractas, ya que pueden diferenciar entre estímulos similares.

depsicologia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos