UP

-     Escrito por angeles

Consejos para padres: La vuelta al cole de los niños

La vuelta al cole es la vuelta a la rutina, tanto para los niños como para los adultos y es un proceso de adaptación que tenemos que hacer tanto grandes como pequeños, pero ¿cómo conseguir que les resulte más sencillo a nuestros hijos?

vuelta-al-cole

El papel de los padres y los educadores

Las vacaciones se definen por no tener que ir a clase, lo que supone un cambio de horarios y de rutina que suele sentar de maravilla. Cuando el verano se termina y se acerca el momento de volver a clase, hay niños que comienzan a mostrarse más ansiosos o con temores por el hecho de tener que abandonar los días de ocio por el trabajo. Para que este paso de las vacaciones al colegio sea más sencillo, los padres y los educadores cumplirán un papel fundamental.

Por una parte, los padres tienen que mostrarle a sus hijos los aspectos positivos de volver a clase, el reencuentro con los amigos, las horas del recreo, el aprendizaje, contarle a los demás que ha hecho en verano… No sólo vale decirlo, hay que creérselo.

Sin duda alguna, los padres son un modelo muy importante para los niños como hemos visto en multitud de ocasiones y que se repite en muchos momentos de la vida de los hijos.

recomendaciones-vuelta-al-cole

Por otra parte, los educadores juegan un papel imprescindible porque van a ser los que acojan a los niños otra vez en sus aulas, si estos se muestran receptivos y comprensivos a los altos niveles de inquietos que pueden mostrar sus alumnos en los periodos de adaptación, si acomoda sus enseñanzas y modelos de trabajo a estos primeros días, resultará mucho más sencillo para los niños reengancharse en el trabajo escolar.

Recomendaciones para padres

Muchos profesionales afirman que una de las maneras de hacer que esta adaptación de las vacaciones al colegio sea más sencilla es a través del mantenimiento de pequeñas rutinas o actividades que se han realizado durante el verano.

Tenemos la suerte de que en septiembre todavía hay días calurosos y que muchas piscinas siguen abiertas, puede ser una buena opción seguir acudiendo alguna hora con los niños para que vayan viendo que se puede complementar, que se puede trabajar pero también descansar.

Las horas de juego en el parque con amigos del verano o de clase, salidas a algún sitio los fines de semana… Momentos para estar en familia, para hablar y dejar los problemas laborales fuera de casa, pasar un momento divertido con los niños.

niño interior

Los niños estos días pueden mostrarse más ansiosos y con las pocas ganas que también tienen los padres de ir al trabajo “se junta el hambre con las ganas de comer”. A pesar de esto, es importante que ambos padres sean comprensivos con estos días que van a resultar complicados para todos, como indicábamos antes, hay que mostrarle los aspectos positivos para que le resulte más sencillo y estar presentes, pero sin estar encima, del niño.

Son pequeñas cosas que lo pueden cambiar todo.

depsicologia.com

Newsletter