Escrito por Tendenzias

Desmontando a Chávez: un análisis psicohistórico

Personaje conocido, Hugo Chávez preservó su humanidad de los medios, siendo un hombre ambicioso, dependiente, capaz y soñador que llegó a ser una de las figuras más mediáticas y controvertidas del siglo XXI. Su personalidad es aquí motivo de análisis repasando su historia.

hugochavez

Sus primeros años

Hugo Chávez Frías nació en casa de su abuela, en una pequeña y humilde ciudad agrícola donde no había electricidad. De padres maestros, hecho que condicionaría su gusto por explorar el mundo intelectual mediante sus aficiones por la escritura poética y creativa, por el teatro, la pintura y la filosofía. Fue cedido a su abuela desde niño para su cuidado, sin embargo aunque no perdió el contacto con sus progenitores, el apego (vinculo emocional) hacia su abuela como la figura principal familiar, y sus padres como periféricos, perfilaría en estos años a un joven con una alta necesidad de integración social y una autoestima marcadamente dependiente del exterior (de la opinión de los demás y de sus logros), rasgos que se mantendrían notablemente durante su vida.

hugo1

Como muchos otros niños venezolanos de condiciones económicas deprimidas, tuvo sueños deportivos que le seguirán siempre. Estas aspiraciones consistían en ser una estrella del béisbol; y aunque no descuidó su intento de convertirse en un jugador profesional, tampoco olvidó que sus estudios eran la puerta hacia una vida mejor. Tenemos aquí las dos caras de la moneda en la personalidad de Chávez, por un lado la utopía infantil de destacar por sus cualidades deportivas como su ídolo Látigo Chávez (jugador en la liga norteamericana), y por otro lado el realismo impuesto por su deseo de tener una vida mejor; ambos aspectos tienen en común la ambición y el inconformismo.

Realizó sus estudios primarios y secundarios en centros públicos orientándose hacia un bachillerato de ciencias. Aún con su idea de poder desarrollar una carrera deportiva, ingresa en la Academia Militar de Venezuela en el año 1971, donde obtiene excelentes calificaciones, licenciándose en Ciencias y Artes Militares. Es en la academia militar donde su necesidad de reconocimiento y de gregarismo se ve satisfecha, por lo que encuentra su vocación y su lugar seguro donde desarrollar sus aspiraciones.

chavez1

Ambicioso y capacitado, sube en la escala militar hasta teniente-coronel en 1990; pero no será la carrera militar la que le dé a Chávez su sueño infantil de llegar lo más alto posible, sino la política, que descubre durante sus estudios de militar, cambiando los ídolos del deporte por los ídolos políticos de la talla de Simón Bolívar, Ernesto Guevara o Fidel Castro; todos ellos personajes que en la impronta popular fueron vistos por muchos como salvadores, libertadores e inconformistas con el statu quo; estos personajes se convertirán en sueño e inspiración del aún teniente Chávez.

Iniciado el germen de la política, el joven militar ansía llegar a ser como sus ídolos y para ello funda el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 y estudia un máster de Ciencias Políticas (no terminado) en la universidad para formarse en su incipiente (aunque aún en el mundo de las ideas) carrera política.

Siendo la política su instrumento para conseguir sus deseos infantiles, siempre sentirá un fuerte apego hacia la institución militar y sus compañeros, incapaz emocionalmente de abandonar la seguridad que le dio el ejército, aunque esto supusiera constantes críticas por la excesiva influencia de los militares en Venezuela durante el mandato de Hugo Chávez.

Sus años de golpista y de presidio

hugo3

Con el país en una situación de crisis económica y de valores, el movimiento político-militar creado por Chávez da un golpe de estado fallido en 1992. En una maniobra política, es quien frente a las cámaras rinde el golpe y anima al país hacia un futuro mejor. A pesar del varapalo que supuso este fracaso al ego de una persona que había ido obteniendo todo lo que deseaba, supo vender en aquel momento la derrota como una presentación pública de sus intenciones para con su país. Sin embargo, el movimiento chavista y el propio Chávez, si bien no han podido renegar del intento golpista, han intentado dulcificarlo y omitirlo, dando pie a interpretar un posible arrepentimiento.

Tras el frustrado golpe de estado, Hugo y los demás cabecillas golpistas, son condenados a prisión. Desde la cual, el movimiento se hace más fuerte debido al gran descontento de la población ante la clase dirigente del país. Esta sensación de importancia, llena a Chávez de regocijo al conseguir una de sus metas vitales, llegar a ser alguien importante y mediático como sus ídolos. Pasaría dos años en prisión, donde escribiría un libro sobre la situación de Venezuela y sus ideas de cambio.

Sus años de político y de personaje

Amnistiado en 1994, tras dos años en prisión, y con un apoyo popular cada vez más grande, el futuro presidente se crece; su autoestima que continúa siendo externa se infla al comprobar como es querido a pesar de su fracaso golpista. Es entonces cuando refunda su movimiento para convertirlo en un partido político con influencia militar, el llamado Partido del Movimiento Quinta República. No tarda en visitar en la Habana a una de sus figuras de admiración, Fidel Castro, con el que guardaría una acérrima amistad desde aquel momento.

hugo4

Cuatro años después de su salida de la cárcel, Hugo Chávez accede a la presidencia del país de forma democrática (1998), sus sueños y sus aspiraciones han llegado a su cénit. Y al igual que un niño cuando cumple un sueño, no sabe cómo continuar. El nuevo presidente aunque preparado para su mandato, tiene muchas ideas que traía consigo y una realidad con la que enfrentarse que dista de lo esperado.

Hugopresidente

Pone en marcha la denominada Revolución Bolivariana, tratando de realizar cambios significativos en el país adolecido de corrupción institucional y control externos de sus recursos naturales. Nacionalizando el petróleo, cambiando la Constitución, renombrando al país como República Bolivariana de Venezuela, y dándole al pueblo más bienestar y más voz; pero cayendo en la cita dicotómica atribuida a Jesús de Nazaret: “Si no estás conmigo estás contra mí”. Provocando de este modo una polarización en Venezuela entre chavistas y opositores que ha derivado en fuertes tensiones y en falta de autocrítica, perdiendo así la oportunidad de obtener una mayor concordia, trasparecía y estabilidad del gobierno y finanzas del país.

google_ad_client = 'ca-pub-2343544197275744';google_ad_slot = '7261601681';google_ad_width = 640;google_ad_height = 300;

Tuvo sin duda, en Fidel Castro un aliado y un mentor en las lides políticas, conociendo de primera mano las fórmulas populistas y caciquistas de llegar a los ciudadanos que aplicó mediante una constante exposición y control de los medios de comunicación, interminables discursos con una oratoria buscadora de complicidad, y una cercanía hacia el pueblo. Fue también capaz de ganarse la amistad de un sector de Hollywood, donde destacó la relación con el oscarizado actor Sean Penn y el director Oliver Stone.

Su vida privada

hugofamilia

Populista y reservado, una contradicción que nos hace sospechar de una inseguridad y temor hacia ese mundo exterior del que necesitaba pero a la vez desconfiaba. Como militar de carrera, supo deslindar lo profesional de lo personal, aunque como personaje tratara de mostrarse cercano y abierto. Consideró que parte de su fuerza era la que le proporcionaba ser invulnerable como persona y solo ser vulnerable como personaje.

Católico de cuna, se casó en dos ocasiones, fruto de las cuales tuvo tres hijas y un hijo; también mantuvo una larga relación de diez años con una historiadora afín a su ideología. Separado de su segunda esposa en 2003, no tuvo ninguna otra relación oficial desde entonces, aunque oficiosamente el endiosamiento sufrido por su subida al poder, le convirtió, entre otras cosas, en un discreto casanova. Quizás no haber tenido una pareja de referencia en su infancia, ya que sus padres eran periféricos, motivase que Hugo no pudiera consolidarse en ninguna de sus relaciones.

Consideró su enfermedad como parte de su vida privada, y la escondió del pueblo hasta que fue inevitable que la conocieran, evitando determinar su gravedad. Recibió tratamiento fuera del país para mantener mayor confidencialidad, algo que generó críticas y le distanció de algunos de sus simpatizantes. No quiso mostrar debilidad ni en los peores momentos, llegando a realizar su última campaña electoral abotargado por los fármacos.

Su personalidad

De aspecto tosco y corpulento, fue una persona necesitada de reafirmaciones externas, dependiente de sus logros y de las pasiones que levantara. Su condición de infancia humilde le proporcionó sueños sencillos de éxito deportivo, pero su ambición le proporcionó convertirse en presidente electo de Venezuela.

Hugo-Chávez-Sean-Penn

Capaz y trabajador, quiso llegar lejos con los medios que disponía, encontrando en el ejército una vocación y un lugar confortable desde donde avanzar en su sueño infantil de igualar a sus ídolos revolucionarios. Fracasado golpista y renacido político, guardó su vida y se volvió personaje, sin perder el contacto de su origen, conectó con las clases bajas que vieron en él un igual. Henchido de poder, deseó ser eterno aunque fuera a través de un movimiento sociopolítico como el chavismo. Acertó y falló, siempre creyente de sus decisiones apoyadas por sus fervientes admiradores y desoyendo a los detractores.

google_ad_client = 'ca-pub-2343544197275744';google_ad_slot = '7261601681';google_ad_width = 640;google_ad_height = 300;

Temeroso de morir, como sus palabras alguna vez dijeron, no puedo escapar de ese destino tan humano.

depsicologia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos