Enuresis
0 votos

Enuresis

La enuresis es un problema relativamente frecuente en los niños, por ello en DePsicologia vamos a tratar este trastorno en profundidad

La enuresis está clasificada dentro de los trastornos de eliminación junto con la encopresis.

Definición

Se entiende por enuresis la emisión involuntaria de orina, después de una edad en la que el niño debería haber adquirido la continencia urinaria, normalmente entre 4 y 5 años, y no existen indicios de una patología orgánica identificable (alteraciones urológicas o neurológicas): imprescindible valoración médica previa.

El porcentaje de niños con conducta enurética disminuye con la edad.

Clasificación

Para diagnosticar enuresis tiene que haber al menos 2 episodios al mes en niños de entre 5 y 6 años, o un episodio al mes en niños más mayores.

La enuresis puede clasificarse según sea:

  • Factores causales: Funcional u orgánica
  • Momento de ocurrencia: diurna, nocturna o mixta (ambas, diurna y nocturna)
    • Nocturna, se clasifica en tres subtipos:
    • - Tipo I: alteración moderada del despertar, es la más habitual.

      - Tipo IIa: alteración grave del despertar, el niño no se despierta.

      - Tipo IIb: funcionamiento vesical anómalo

  • Curso: enuresis primaria, en la que el niño no ha llegado a controlar la micción durante un tiempo continuado de seis meses. Secundaria cuando ha existido un periodo previo de control de la vejiga.

    Tratamiento

    Como ya sabréis, la psicología tiene diferentes vertientes y por ello, cada una ofrece distintos tratamientos a cada trastorno, o en algunos casos, complementarios.

    Tratamientos conductuales:

    • Alarma ante la orina (es el más efectivo, similar al “pipi-stop”)
    • Entrenamiento en retención voluntaria
    • Entrenamiento en cama seca
    • Reforzamiento positivo
    • Despertar sistemático (a través de estímulos progresivamente más tenues)
    • Hipnosis
    • Biofeedback

    Nos centraremos en los dos tratamientos más efectivos según el DSM-IV

    Con este tratamiento lo que se persigue es que el niño asocie despertarse con contraer el esfínter para inhibir la orina. Hay que hacerle entender al pequeño que es un problema de musculatura y no suyo, para que la motivación aumente y no lo viva como un castigo.

    Este tratamiento cuenta con un aparato conocido como “pipi stop” que incorpora un sensor en la zona genital para detectar la humedad. Cuando ocurre, emite un sonido que despierta al niño y es entonces cuando debe contraer, apagar el aparato e ir al baño.

    Para poder hablar de éxito, tienen que transcurrir 14 o 15 días continuos sin “accidentes”.

    • Entrenamiento en retención voluntaria trata la enuresis diurna

    Con este tratamiento se practica la retención voluntaria de orina ante la necesidad de orinar y mientras el niño está despierto.

    Además, se le enseña a reconocer los distintos niveles de llenado vesical y las sensaciones fisiológicas que siente antes de la micción, para que las viva como un aviso. A su vez, se busca que aumente la capacidad funcional de la vejiga, para que aprenda a aguantar la orina.

    El procedimiento para estos objetivos es la ingesta extra de líquido, reforzar positivamente cada vez que sea capaz de aguantar la micción y luego el tiempo en que sea capaz de hacerlo. Y ejercicios esfintéricos, contraer el esfínter para cortar la orina y la relajación para reiniciar el flujo para que vea que es algo voluntario, que puede aprender a controlarlo.

     

    Fuente: DSM

    Imágenes: embarazo10.com, pipistop.com, mainada.es

    Deja tu comentario

    XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>