Evita ser controlador
1 voto

Evita ser controlador

Una de las razones por las que las relaciones de pareja no funcionan es por el control que ejerce una de las parejas sobre la otra, normalmente son los hombres los que suelen ser más controladores ¿Cómo evitarlo? Hoy en De Psicología te damos unos consejillos.

Cuando uno comienza una relación sentimental todas las neuras propias se ponen en juego: miedo a la infidelidad, a que te deje, a perder, a no gustar, a que no cuente contigo, a que prefiera estar con otras personas, que no se divierta junto a ti…

La confianza en la pareja es la base de toda relación. Para poder alcanzar este objetivo es imprescindible que haya una buena comunicación, de esta manera si expones todos tus miedos o dudas a la otra persona, ésta tiene la oportunidad de explicarse y así no se crean las paranoias.

Por supuesto, hay que aprender a decir las cosas de buenas maneras, para eso no esperes al último momento para hablar cuando ya no puedes más porque acabarás echando en cara cosas de las que la otra persona a lo mejor ni se acuerda y las palabras hacen daño.

Lo más sano para una relación es que cada uno tenga su espacio propio en el que pueda desconectar y hacer cosas de su interés personal. Mantener las amistades de cada uno, es encontrar el equilibrio entre el compartir y crecer uno mismo.

Elimina los celos de tu relación, toma conciencia de que te ha escogido a ti en lugar de a cualquier otra persona, valóralo y confía en ella. Antes de montar una escena de celos piensa fríamente si te ha dado muestras de que te es infiel o está coqueteando con otras personas, no des por hecho cosas que no han sucedido y ante todo, habla.

Cuando coartas la libertad de tu pareja, lo único que consigues con ello es que ansíe ser libre y sueñe con volar lejos de ti para ser ella misma.

Lo único que provocan los celos enfermizos es que la relación termine, porque comenzará a cuestionarse si esa es la relación con la que había soñado.

Una pareja no es una persona que juzga lo que la otra persona hace, es aquella que acoge e intenta comprender, la que respeta las decisiones del otro y le acompaña. Es aquella que está dispuesta a estar ahí, quien permite que su pareja tenga sus propios pensamientos aunque difieran de los suyos, el que acepta al otro como es.

Todas las parejas tienen sus problemas, lo importante es lo que hacen con esa circunstancia: hacer como que no ocurre y al final todo termina, o buscar soluciones para luchar por una relación.

Si ves que no eres capaz de controlar tus celos, sé valiente y afronta el problema, busca ayuda porque no es algo pasajero, habla de la forma en la que te relacionas con las parejas, la inseguridad que sientes de que alguien te traicione y esto tiene que ver con algún primer dolor que no has sanado.

Ser una pareja controladora sólo traerá sufrimiento para ambos.

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>