La agresión | componentes biológicos y psicológicos
1 voto

La agresión | componentes biológicos y psicológicos

Violencia, peleas, conducta de ataque descontroladas, la agresión es parte de nuestra sociedad. En países como Estados Unidos el homicidio es la principal causa de muerte en adultos jóvenes.

En otro articulo de Depsicología.com hablamos del comportamiento asertivo y no agresivo. Hoy repasamos de qué hay detrás de la agresión componentes físicos y psicológicos.

NHLFight.png

¿Qué es el comportamiento agresivo?

La conducta o estado emocional que nos lleva a defender nuestros derechos infringiendo daño físico o psicológico a otras personas. Si por defender tus derechos agredes física o verbalmente a otras personas manifiestas una conducta agresiva.d

Los animales muestran conductas que pueden parecer agresivas sin embargo son sobre todo conductas de alimentación, o conductas defensivas – que no agresivas- atacan para matar y alimentarse, atacan para defender su territorio, ataca si tiene miedo y se siente amenazado . El hombre es el único animal que muestra la agresión como un sentimiento interno no relacionado con conductas de supervivencia.

Hormonas y agresividad

Las hormonas sexuales tienen gran importancia en la agresividad animal, hasta hace no mucho se relacionaba la hormona testosterona con la agresividad. Sin embargo los estudios científicos no avalan tal afirmación, en seres humanos, la influencia de  testosterona  no está tan clara ya que parece no provocar comportamientos agresivos.

En animales los andrógenos, especialmente la testosterona si se relaciona con la conducta agresiva especialmente en las peleas entre machos. En muchas especies los machos pelean por el territorio, o por las hembras. Es la llamada conducta de competencia,  parte de la selección natural.

Otra evidencia de la relación entre hormonas y agresividad proviene de la observación de los efectos de la castración. Las reducciones en los niveles de andrógenos en sangre se asocian a una reducción profunda de la agresión. Sin embargo una inyección de testosterona en ratones castrados vuelve a instaurar la conducta de lucha.

Estudios realizados en delincuentes sexuales, demuestran que se logra una castración química reversible siniestrando a estas personas fármacos anti andrógenos que bloquean la testosterona al competir con los receptores de testosterona.

Varios estudios con delincuentes sexuales muestran que la administración  de este tipo de sustancias que bloquean la testosterona  reducen el impulso e interés sexual.

Violencia y lóbulo temporal

En algunos personas se puede dar ataques súbitos y descontrolados de violencia. Mark y Ervin en su libro Violencia y Cerebro sugerían que algunas manifestaciones de violencia intensa derivarían de trastornos epilépticos de lóbulo temporal.

La agresión | componentes biológicos y psicológicos

El lóbulo temporal es susceptible a las lesiones en los huesos craneales. Caer sobre una superficie dura por ejemplo puede dañar facilmente esta sección del cerebro. Estas lesiones pueden originar ataques epilépticos y amnesia. Daños en el lóbulo temporal puede activar el aumento de las repuestas agresivas.

Entre los ejemplos el del Charles Whitman ex marine que en 1966 desde una torre de la Universidad de Texas comenzó a disparar a las personas que caminaban. Mató a 14 personas, entre ellas a dos niños. Antes había asesinado a puñalada a su madre y a su mujer.

Estudios realizado por Hatzitaskos Pavlos mostraban que gran parte de los reclusos condenados a muerte habían sufrido en el pasado lesiones graves en la cabeza. Lo sorprendente era que un 70% de pacientes que habían sufrido una lesión cerebral desarrollaron tendencias agresivas.

Algunas de estas lesiones fueron accidentales, sin embargo muchos de estas personas encarceladas de pequeños fueron víctimas de palizas.

Hay bastantes asesinos en serie que han sufrido lesiones en la cabeza como Kenneth Bianchi, Carl Panzram, David Berkowitz o John Gacy.  Esto podría ser una explicación a su conducta descontrolada, sin embargo no todos los delincuentes han sufrido daños en el lóbulo temporal. Cerebros  de asesinos como Ted Bundy han sido analizados y no presentaban evidencia alguna de enfermedad cerebral o traumatismo en el cerebro.

Vídeos sobre violencia  y vida urbana, programa Redes

 

Si te ha gustado el artículo puedes compartirlo en Google +, Facebook o Twitter. Gracias por leer Depsicología.com

También te puede interesar

Negatividad como enfrentarla

Enfados ideas que ayudan

Fuentes|/www.trutv.com/

Psicologia Fisiológica -(Mark R. Rosenzweig y Arnol I Leiman)

Fotos|www.taanker.com/

.ijocurifete.com/www.cnn.com

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

1 Comentario

  1. Psicologo Madrid dijo...

    Un post realmente interesante.

    No hay que olvidar que somos humanos… tenemos que recapacitar y aprender de los errores.