-    Escrito por elena

La escucha activa

La escucha activa, la base de una buena comunicación. En De Psicología te damos claves para mejorar la escucha activa.

Clases universidad

Índice del artículo:

    1. La escucha activa
    2. La importancia de saber escuchar
    3. A escuchar de forma activa se aprende
    4. Video de la escucha activa

La escucha activa

conversation_thumb.gif

  • La escucha activa es un proceso fundamental para una comunicación eficaz. La escucha activa implica la actividad de atender y escuchar con atención el mensaje que otra u otras personas trasmiten.
  • Se trata de comprender el mensaje del otro, se esté o no de acuerdo. En la escucha activa no solo se presta atención a las palabras, sino a los gestos y emociones básicas que se muestran en la comunicación.
  • Uno de los problemas actuales es la faltada comunicación. Entre parejas, familias, compañeros de trabajo. Cada persona quiere hablar, exponer sus ideas pero pocas son las que saben escuchar de forma activa.
  • En la escucha pasiva se oye un mensaje sin prestar atención. En la escucha activa, se pone atención, en comprender el mensaje y en las intenciones , gestos y emociones de quien trasmite el mensaje.

La importancia de saber escuchar:

escuchar-300x211_thumb.jpg

En el trabajo, en los estudios, en la familia. Aprender a escuchar de forma activa es importante. En numerosos refranes se refleja con inteligencia la importancia de saber escuchar.

    • Hablar es una necesidad, escuchar es un arte.(Goethe)
    • Del escuchar procede la sabiduría y del hablar el arrepentimiento.
    • Nada es tan fácil ni tan útil como escuchar mucho. (Juan Luis Vives)
    • Saber escuchar es el mejor remedio contra la soledad, la locuacidad y la laringitis (William George Ward)
    • El gran arquitecto del Universo hizo al hombre con dos orejas y una boca; para que así escuche el doble de lo que habla. (proverbio chino)

A escuchar de forma activa se aprende

teenage_daydreamin_1647428a_thumb.jpg

No se trata de oír. Puedes oír un ruido o un sonido, la escucha activa implica un esfuerzo consciente.

  • Mira a la persona que habla. No hacer otras cosas a la vez como escribir, teclear en el móvil etc.
  • Escuchar no solo las palabras del mensaje sino el tono, la inflexión los sentimientos que trasmiten.
  • Estar sinceramente interesado en lo que la otra persona tiene que decir. Prestar atención en silencio.
  • Señales no verbales. Contacto visual, asentir con la cabeza.
  • Repetir frases de lo que la otra persona dice.
  • Preguntar alguna cuestión que necesites aclarar.
  • Ser conscientes de los propios sentimientos y opiniones
  • Antes de estar de acuerdo o en desacuerdo esperar a que la persona termine lo que tiene que decir.

No es una escucha activa:

  • Si alguien habla y no le miras, miras el periódico, el móvil, haces garabatos en un papel. Si estás distraído , no es una escucha activa.
  • Si alguien está hablando y tú solo piensas en lo que dirás a continuación en lugar de prestar atención al mensaje, no es una escucha activa.
  • Si interrumpes continuamente a la persona que habla. No es una escucha activa.
  • Si miras el reloj, o la puerta evitando el contacto visual con la persona que habla, no es una escucha activa.
  • Si antes de terminar de hablar la otra persona, estás ya comenzando a contestar. No es una escucha activa.
  • Si estás criticando o hablando por debajo mientras la otra persona está en el uso de la palabra. No es una escucha activa.
  • Estés o no de acuerdo con lo que te cuentan, no juzgues, puede tener tu opinión pero no juzgues a otras personas.
  • No trates de quitarte de en medio a la otra persona con frases tipo “eso es una tontería”, “eso no es nada”.
  • Si alguien te comenta que se siente triste, preocupado, apenado. No responder que tú también. Aunque te sientas así, la escucha activa es prestar atención al mensaje que la otra persona te está trasmitiendo.

Video de la escucha activa:

Otros artículos de interés en De Psicología:

En De psicología nos importa tu opinión. Si tienes ideas o sugerencias puedes dejar un comentario, gracias por leer De Psicología.com