Escrito por Tendenzias

Las primeras impresiones de belleza podrían demostrar por qué los bellos triunfan

Al parecer es imposible resistir una cara bonita, después de todo, según una investigación de la Universidad de Pennsylvania.

El ser humano puede clasificar rostros como atractivos y no atractivos de forma correcta incluso cuando los vemos por unos segundos, y no somos concientes de haberlos visto. Al menos esto es lo que se extrae del estudio que también dice que los rostros atractivos vistos de forma subliminal también generan emociones positivas.

En el estudio se realizó un experimento en el cual se les daba a unos sujetos una fracción de segundo para juzgar que tan atractivo era un rostro.

Los profesores Ingrid Olson y Christy Marshuetz le mostraron fotos a un grupo de gente en modo flash, fotos que previamente habían sido marcadas como extremadamente atractivas o extremadamente feas. Cada foto permanecía sólo 13 milisegundos, y era precedida y seguida por fotos de rostros modificados o dibujados.

Esto se hacía porque es sabido que si se muestra algo justo antes y justo después se asegura que luego de ver ese algo permanecerá en la memoria icónica, este método es llamado “masking”, enmascarado. De esta forma nuestra memoria sigue teniendo esa experiencia visual luego de que algo ha desaparecido. Aunque no de una forma conciente.

Cuando se le pedía a los participantes que clasificaran a las fotos como atractivas o feas, ellos decían que estaban adivinando, porque en realidad no habían podido verlas. Pero en promedio, ellos realizaron de forma correcta la clasificación.

Esto sugiere, según los autores del estudio, que el atractivo facial es algo que procesamos de forma muy rápida, tan rápido que sucede antes de que seamos concientes de ello. La gente que participó en el estudio también tendía a asociar los rostros bellos con características positivas.

Vía | MindHack y Science Daly

depsicologia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos