Lectura de mentes
0 votos

Lectura de mentes

Mucha gente cree que para un psicólogo es muy fácil saber qué piensa una persona, o conocer su personalidad, con sólo mirarla.

Pero obviamente no tiene ningún tipo de fundamento esta creencia, no es posible leer las mentes, ni tampoco adivinar los pensamientos de alguien con sólo mirar su rostro (a no ser que las dos personas involucradas lleven 50 años de casados).

Un psicólogo, es cierto, sabe mucho sobre la conducta humana, de los individuos, será por eso que la gente suele creer que están en una posición ventajosa a la hora de comprender, interpretar y predecir los actos de otras personas, pero no por eso tienen poderes predictivos, ya que no podrán imaginar los actos futuros de un persona determinada más de lo que podría imaginar un muy buen amigo o la pareja de esa misma persona.

Hasta la fecha no se ha podido demostrar que sea posible la lectura de mentes, y eso que han habido cientos de estudios al respecto. Pero así y todo la telepatía ha sido un tópico en la cultura popular desde siempre, que ha sido trasladado e la literatura y al cine incontables veces.

Pero la ciencia, como el saber popular, sigue intentando lograr ese, al parecer, añorado sueño de leer mentes. El su edición de febrero la publicación Current Biology, dio a conocer un estudio titulado “Leyendo intenciones ocultas en el cerebro humano”. Su título ya puede prestarse a exageraciones, y con sólo leer el resumen, también. Así que imaginan bien, todos los medios de comunicación lo cubrieron como la posibilidad de leer mentes, con apoyo científico. Pero la realidad está bastante alejada de la exageración de los medios.

El artículo trata sobre la monitorización del funcionamiento del cerebro mediante técnicas de neuroimagen funcional. Ya antes se habían realizado estudios semejantes y se podía llegar a predecir con cierto grado de seguridad un movimiento físico antes de que el sujeto de estudio lo llevara a cabo. Esto es debido a que el movimiento voluntario se inicia en el cerebro, y se puede registrar esa actividad neurológica antes de que los músculos lleguen a ponerse en marcha.

Sin embargo el nuevo estudio de Current Biology va más allá y propone predecir las intenciones.

El experimento consistió en lo siguiente: Para monitorizar la actividad cerebral se conectaba a los participantes a una máquina de neuroimagen de nueva generación que aumenta la resolución y la precisión de la localización detectada. Luego se les decía que iban a aparecer ante sus ojos dos números, y que ellos deberían decidir libremente, en secreto, si los querían sumar entre sí o restar el menor del mayor. Después debían mantener en su cabeza, durante unos segundos, la acción que habrían elegido. Ese era el momento en que los investigadores monitoreaban el cerebro. Y al finalizar se les mostraban matrices de cuatro números: uno de ellos es el resultado de sumar los dos números anteriores, otro es el resultado de su resta, y otros dos estaban para despistarlos. Los participantes debían señalar el número resultante de la operación que había decidido realizar en su cabeza.

Entonces los investigadores comprobaron cómo los patrones de activación correspondientes a la intención de sumar y a la intención de restar eran diferentes en una persona determinada. Esto les permitía predecir, con un 70% de eficacia, si el participante había decidido sumar o restar los números presentados, antes de que hiciese ningún movimiento para indicarlo.

O sea que se anticipó, no ya un movimiento, sino un pensamiento. O sea que se podían conocer sus intenciones y predecir luego sus movimientos antes de que fuesen iniciados en el cerebro, no como antes que sólo predecían el movimiento al ver que eran iniciados en el cerebro, ahora se los predice antes, con sólo ver la intención.

Es un punto de arranque para poder leer las intenciones en los cerebros de la gente, pero en la vida real se da una gama inmensa de pensamientos, no una tan cerrada como en este experimento, en el cual sólo había algunas opciones, y el porcentaje de eficacia era de sólo el 70%.

Vía: Psicoteca

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

2 Comentarios