Escrito por Tendenzias

Los mitos del amor romántico

Se han generado e inculcado una serie de mitos del amor romántico que ahora son como una losa sobre aquellos que aman, lo que deriva en sufrimiento y relaciones rotas.

amor-romantico

El romanticismo y el amor romántico tienen puntos en común pero es importante diferenciarlos, profundizar en ello y ahondar en un amor más real, más humano e imperfecto. A lo largo de las películas, la literatura o la educación se ha ido generando una idea del amor que nada tiene que ver con la realidad, lo que acaba generando unas expectativas tan extraordinarias e inalcanzables que dañan más que hacen feliz.

Mitos del amor romántico: la media naranja

Este término tan utilizado ha derivado en un sentimiento de incompletud personal desbordante, donde el individuo por sí mismo jamás está completo y necesita de un otro para que le haga feliz, para que le llene, para vivir.

mitos-amor-romantico-media-naranja

¿Eso suena romántico? Imaginaros el peso que se pone sobre la otra persona, la responsabilidad que se carga sobre la pareja a la que se ama “me tienes que hacer feliz por encima de todas las cosas, tienes que completar mis vacíos y llenarme“.

El amor es querer a alguien libre y compartir con esa persona la vida, pero desde el ser uno mismo, no es ser dos personas que formen un uno, es poder pensar diferente, ser diferente, que gusten cosas diferentes pero que haya puntos en común.

Os dejo este artículo para continuar leyendo sobre el tema “¿Es acaso el amor encontrar una media naranja?“, os recomiendo enormemente la reflexión de Jhon Lenon que aparece en el mismo.

Mitos del amor romántico: El destino elige a tus parejas

mito-amor-romantico-destino

El romanticismo con el que se habla del destino es maravilloso y no hay ningún problema con él cuando uno se refiere al mismo de manera simbólica, desde la más pura poesía y el enamoramiento.

Eso sí, cuando se deja en las manos del destino toda la capacidad de decidir, inutilizando al sujeto y poniendo toda la responsabilidad en él… Hagamos un parón y reflexionemos.

Pongámonos en el ideal de que es el destino quien ha hecho que os encontréis a una determinada persona y ha surgido el amor, ¿por qué el destino va a querer que uno se quede eternamente dentro de una relación insana? El destino no convierte al sujeto en pasivo, cada uno decide sobre las relaciones que mantiene y escoge – por razones inconscientes – a sus parejas, de ahí que muchas veces uno diga “todos mis ex son iguales en …” o “¿por qué todos me salen ranas?“.

Nuestros conflictos inconscientes se ponen en juego en las relaciones amorosas de pareja pero hoy no nos vamos a adentrar en ello pero sí en deciros que el destino no escoge, puede que la vida os ponga a esa persona en vuestro camino pero sois vosotros quienes decidís en todo momento, quien puede cambiar el curso de las cosas, quien decide qué es lo que quiere para sí mismo.

Mitos del amor romántico: Monogamia

mitos-amor-romantico-monogamia-poliamor

En diferentes momentos de la historia y en diferentes culturas hemos visto cómo han habido otras formas de mantener relaciones amorosas que no se ceñían en exclusiva a la monogamia.

Hoy día se vuelve a hablar del poliamor, definido por Lucía Etxebarría como “la filosofía no posesiva, honesta, responsable y ética de amar a varias personas al mismo tiempo. Implica el consentimiento y conocimiento de todos los involucrados. Hay infinidad de formas de aceptarlo y vivirlo” o lo podemos encontrar en wikipedia como “tener más de una relación íntima, amorosa, sexual y duradera de manera simultánea“.

Monogamia o poliamor es un tipo de relación que cada persona y cada pareja ha de establecer entre ambos, conociendo y reconociendo cuáles son sus necesidades sentimentales y dónde uno se encuentra más cómodo. Son diferentes modos y necesidades de afectividad que analizaremos en otros artículos, de momento, os dejo

Mitos del amor romántico: Exclusividad

manos1

En base a lo anteriormente comentado, creo que a nadie le extrañará este mito. ¿Es posible que nos guste más de una persona a la vez?

La realidad es que sí y eso no implica que se haya dejado de querer a la pareja. Tampoco implica que uno tenga que pasar de la monogamia al poliamor, en absoluto, simplemente ser consciente de que uno puede valorar a otras personas desde un punto de vista sexual o afectivo sin que eso implique haber dejado de amar.

Lo importante es qué se hace con esos sentimientos, ponerlos en equilibrio y que no dañen la relación de pareja.

Mitos del amor romántico: Los celos

mitos-amor-romantico-celos

Borrad de vuestra cabeza que los celos son un símbolo del amor, que “si está celoso es porque me quiere, si quiere saber dónde estoy y con quién en cada momento es que me adora”.

Los celos infundados no tienen nada que ver con el amor si no con las inseguridades de la persona, con el afán de la posesividad y el mundo de fantasía que uno se crea en la cabeza.

Os recomiendo leer este artículo para profundizar y reflexionar sobre el tema “Los celos ¿son una consecuencia del amor?“.

Mitos del amor romántico: Enamorado eternamente

Se producen grandes crisis en la pareja cuando uno se da cuenta de que no siente lo mismo que al principio de la relación, se han dejado de sentir las mariposas en el estómago y uno ya no se vuelve loco cuando va a tener una cita.

Claro que es importante reflexionar sobre los sentimientos que uno tiene y qué es lo que está ocurriendo en la relación pero, también es fundamental saber que no se está eternamente enamorado y que hay diferentes fases en el amor. Pasamos de un estado de locura transitoria – como definiría Freud el enamoramiento – a un amor más sosegado y de compañeros de vida, que sigue siendo amor.

Hemos ahondado en este tema en varios artículos complementarios y que os invito a leer, pues cada uno os va aportar información sobre ese paso del enamoramiento al amor romántico:

Mitos del amor romántico: El amor todo lo vale

mitos-amor-romantico

Pues no todo vale por muy enamorado o muy amor romántico que sea, no todo vale en el amor. Con los años uno se va encontrando en situaciones en las que tiene que escoger cuidarse y quererse por encima de ese amor, porque no valen las malas palabras ni los malos gestos, no vale que levante la mano a su pareja ni vale anteponer siempre las necesidades del otro por encima de las propias.

No todo vale en el amor porque el amor comienza desde el amor hacia uno mismo para poder amar de igual manera al otro. Amar desde el yo estoy bien, para querer bien. Saber que si uno se está queriendo es más fácil querer al otro, respetar las necesidades del otro y respetar también las propias.

Si uno no se quiere ni se valora ¿cómo se va a construir una relación sana y equilibrada? Uno no deja de sentirse afortunado porque esa persona le quiera y crea un mundo entorno a ella, cuando en realidad es tan digno de ser amado como cualquier otra persona.

Es un tema que nos daría para mucho y que hemos tratado en nuestros posteos de Facebook en @depsicologia de manera asidua, pero nos iremos adentrando poco a poco en próximos artículos, de momento os dejo éste:

El secreto de la felicidad, amarse a uno mismo

Mitos del amor romántico: El falso 2 en 1

mitos-amor-romantico-amor-libre

Decía Freud “Si dos personas piensan igual en todo, puedo asegurar que una de ellas piensa por las dos” porque ¿os habéis dado cuenta de que muchas veces, cuando se define el amor romántico, se hace desde esa falsa sensación de que ahora somos sólo uno?

Como antes mencionábamos en el mito de la media naranja, ese ser una media nos hace convertirnos en uno sólo cuando encontramos a la otra mitad. Dos mitades que forman un ser entero y, para que realmente sea válido -tomad nota- te tienen que gustar las mismas cosas, pensar las mismas cosas, votar al mismo partido político, que te guste el mismo deporte y el mismo equipo, nunca se puede tener una opinión diferente, si se discute es que ya no se quiere, tienes que amar todo de esa persona y no hay cosas que puedan no gustarte o que te saquen de tus casillas. Todo ha de ser perfecto, uno se aliena a la otra persona para dejar de ser un individuo completo por sí mismo para ser una sombra de un otro.

Es importante y fundamental reflexionar sobre esto porque es la base de una relación desequilibrada donde una de las personas que forman parte de la pareja se está perdiendo así misma.

Mito “Quien bien te quiere te hará sufrir”

mitos_amor_romantico

Esta frase del refranero puede dar lugar a multitud de significados en diferentes contextos, nosotros que lo estamos valorando desde el punto de vista de la pareja, ¿no sería mucho mejor escoger a una persona que haga real el “quien bien te quiere te hará feliz“?

En muchas ocasiones, el amor romántico está ligado a la idea de que uno sufre cuando ama, como si fuera algo que va inscrito en el querer a otra persona pero no es real. Puede haber altibajos en las relaciones, desencuentros y alguna que otra discusión pero el amor no ha de ser sufrimiento.

El que bien os quiere os hará reír, llorar de felicidad, os invitará a soñar, a volar, os motivará a conseguir vuestros objetivos personales, a ver y vivir la vida con más intensidad, pero el que bien os quiere no os hará sufrir.

Para continuar pensando

A continuación, os recomendamos estos artículos para continuar pensando y conociendo el funcionamiento del amor:

depsicologia.com

Newsletter