Escrito por Tendenzias

Ordenar tu mente a través de ordenar tu hogar

La vida está llena de simbolismos y de asociaciones que pasan desapercibidas a simple vista. Sabéis que siempre aviso que no todo se puede generalizar en esta vida, mucho menos en el campo de la psicología, y en este caso vamos a hablar del supuesto valor que puede tener el orden del hogar a nivel emocional.

orden-emocional

No todo lo que mencionamos en el blog tiene que ser algo patológico, si no una invitación a la reflexión. Dicho esto, comencemos.

La habitación de un adolescente – a veces – puede ser el caos más absoluto, no hay orden ni lugar para las cosas, simplemente cualquier espacio es bueno para depositar algo y no por falta de mobiliario. Si esto lo trasladamos al mundo emocional de un posible adolescente, estamos hablando de una etapa llena de confusión, de búsqueda, de necesidad de encontrar su lugar diferenciado dentro de la globalidad o del grupo; en definitiva, hablamos del caos propio y la búsqueda de un orden emocional.

Sin embargo, podemos encontrarnos con otros adolescentes o con otras personas en diferentes momentos de su vida en que el orden es una necesidad, no porque la casa se vea bonita, sino que necesitan ese orden exterior porque les transmite paz en su interior.

ordenar-casa-orden-emocional

Desde el punto de vista del simbolismo que mencionábamos anteriormente, el orden puede significar multitud de cosas en función del momento de vida de la persona, quién sea esa persona y su historia. Podríamos pensar que ese impulso de que todo esté ordenado puede significar que le gusta que la casa esté ordenada, que el desorden le puede generar sufrimiento, que necesita contención en su mundo exterior para que no tiemble la estabilidad de su interior emocional, que a través del orden de sus cosas pueda sentir que ordena algo de su mundo interno, el orden le libera o incluso el orden le protege, etcétera.

No hay un valor absoluto para los símbolos pero sí podemos pensarlos, reflexionarlos y unir algo de eso a nuestra propia historia.

Muchas personas se lanzan en los cambios de estación a modificar sus armarios, a revolver entre los objetos y las ropas guardadas para desechar aquello que ya no utilizan. Hay prendas que están ligadas a momentos, a sensaciones y que el simple tirar puede generar una sensación de alivio y liberación; uno se deshace de lo antiguo para hacer hueco a lo nuevo, deja atrás el pasado para un presente y un futuro que puede estar lleno de posibilidades.

orden-tranquilidad

El orden exterior a veces puede provocar esa sensación placentera de que hay algo que está en orden en el interior, de que uno ha sido capaz, de que su espacio personal está en sintonía con su momento actual.

depsicologia.com

Newsletter