Escrito por Tendenzias

Por qué las mujeres se preocupan más que los hombres

Es sabido por los científicos desde hace tiempo que las mujeres en general, de todas las edades, tienden a preocuparse más, y a tener preocupaciones más intensas que los hombres. Las mujeres también tienden a percibir más riesgos en situaciones y a volverse más ansiosas que los hombres. Esto se sabía, sí, pero no la razón de porqué es así.

Ahora, gracias a un reciente estudio, se conoce la razón: las mujeres son más proclives que los hombres a cree que las experiencias pasadas pueden predecir el futuro con precisión.

La investigación involucró sujetos con edades desde 3 años hasta adultos, y de ambos sexos. Se examinó el grado en que los participantes pensaban que las preocupaciones podrían ser causadas al pensar que eventos pasados podrían ocurrir otra vez en el futuro. Esta cualidad, en su forma más simple, es crítica para el entendimiento social, ya que es importante para tomar decisiones y evaluar riesgos.

Se realizaron dos estudios. En el primero, los sujetos escucharon seis historias que tenían personajes que eran dañados por otra persona o un animal. Muchos días después, el personaje se sentía preocupado o cambiaba su comportamiento cuando enfrentaba al mismo malhechor que lo había dañado antes. Por ejemplo, si un niño le robaba el juguete a otro, este último se sentiría preocupado cuando viera otra vez al ladrón y escondería el nuevo juguete con el que estaba jugando.

El segundo estudio era igual, sólo que a persona o animal con que el personaje se encontraba sólo era parecido, no el mismo, que lo había dañado la primera vez.

Al final de cada historia, cada participante debía responder por qué el personaje estaba preocupado o cambiaba su comportamiento.

Las mujeres, tanto niñas como adultas, fueron más proclives a usar la duda o incertidumbre para explicar la reacción del personaje. O sea tendían a explicar la reacción en términos de eventos que podrían haber ocurrido, versus eventos que iban a pasar. También tendieron a predecir que el personaje que veía al malo que sólo era parecido al primer malhechor, se sentía preocupado porque pensaba que lo dañaría también como el primero.

El estudio, publicado en Child Development de septiembre, también descubrió que los niños incrementan estas conexiones de pasado futuro a medida que crece.

“Estos resultados son significantes, porque revelan que el conocimiento sobre el impacto de los pensamientos pasado futuro en las emociones y comportamientos se desarrollan durante la edad peescolar”, dijo uno de los autores Kristin Lagattuta, de la Universidad de California.

Vía | Livescience

depsicologia.com

Newsletter