Escrito por Tendenzias

Renacimiento|Rebirthing

Cada vez son más populares los talleres de renacimiento o Rebirthing ¿Conoces su funcionamiento? Hoy en DePsicología os contamos su ideología y mi propia experiencia.

Rebirthing o El Renacimiento podríamos definirlo como un proceso de transformación personal a un nivel muy profundo de la persona a través de la respiración.

En esta sociedad, desde muy pequeños, aprendemos a reprimir nuestras emociones, los niños porque “llorar no es de hombres” y las niñas porque si lloran son demasiado sensibles y vulnerables.

Aún ahora podéis comprobarlo en vosotros mismos o con vuestros conocidos ¿Sois capaces de llorar en público por un suceso traumático o hasta por la emocionalidad que puede trasmitir una película? ¿Os permitís sentir las emociones?

Cuando tengáis respuesta para estas preguntas toca hacerse la siguiente ¿Qué mecanismo utilizas para contener la emoción? La mayoría de las personas contienen el aliento para lograrlo, dejan de respirar durante unos segundos para no sentir para no poder dejar salir la emoción que les está invadiendo.

Finalmente, llegada la edad adulta, la mayoría han dejado de respirar profunda y libremente porque ya reprimen sus emociones automáticamente y esto lleva a una desconexión mente cuerpo que pasa factura tanto a nivel físico, psíquico e incluso social.

Practicar Rebirthing

El Rebirthing te ayuda a liberar e integrar todas aquellas emociones que han quedado reprimidas para poder fluir y desarrollarte plenamente en la vida.

A través del Renacimiento puedes llegar a épocas pasadas de tu vida que tan si quiera recuerdas como el nacimiento, la concepción, el parto o cualquier tipo de vivencia a lo largo de los años.

Las sesiones pueden realizarse en agua o en seco, tumbados boca arriba de forma relajada.

Desde mi experiencia personal el Rebirthing es una técnica psicoterapéutica impresionante a través de la cual puedes desbloquear múltiples traumas y heridas de la infancia o de la vida que han quedado fijadas en la psique.

Al principio puedes sentir inseguridad al practicarlo ya que la respiración que se practica no es como la común, tanto inspirar como expirar se realiza por la boca y es un ciclo continuo en el que no para.

Puede costar un poco coger el ritmo pero en seguida se puede lograr. De ahí se pasa a una serie de sensaciones corporales como de entumecimiento pero no hay razón para asustarse, os lo aseguro, continuad respirando.

Pasado ese momento y sin dejar de respirar, las sensaciones físicas y emocionales se mezclan, lo que uno debe hacer cuando conecta con una emoción es continuar respirando para que pueda salir el sentimiento y no engancharse a él para que puedas conectar con más emociones.

Puede que en un principio no logres conectar con las emociones, cada ser humano tiene muchas barreras y represiones que se han ido creando a lo largo de la vida para poder sobrevivir.

Muchos terapeutas lo comparan con las cebollas, capas y capas, aunque en otros casos se puede hacer una conexión muy pronto con lo emocional.

Nada más terminar de hacer Rebirthing es recomendable que alguien pueda acogerte, un abrazo, una conversación, una caricia… Las emociones se mueven y es bueno que alguien esté ahí para ti.

Imágenes: rebirthyourlife.wordpress.com, todoterapias.com, proyectoiluminar.org

depsicologia.com

Newsletter