UP

-     Escrito por angeles

Síntomas del estrés laboral

Si estás dudando sobre si sufres o no estrés laboral, os vamos a detallar cuáles son los síntomas y qué podéis hacer para combatir todas sus complejidades.

Imagen: octhopus.com

Imagen: octhopus.com

Cada vez son más personas las que sufren de estrés laboral y se sienten desbordados diariamente, tanto por la cantidad del trabajo como por las responsabilidad del mismo. Esta sensación de desasosiego no desaparece una vez que se sale del trabajo, continúa de manera férrea sin poder desconectar de las tareas pendientes y la angustia de las que aún están por venir.

Uno de los datos que tenemos que tener muy en cuenta en todo momento, es que el estrés laboral afecta a todos los niveles: físico, emocional y cognitivo.

Esto no quiere decir que la persona que padezca de estrés sea consciente de lo que le está sucediendo ni pueda ligar rápidamente la causa con las consecuencias, o viceversa. Esto va a dificultar que pueda buscar la ayuda necesaria para poder enfrentarse a dicho estado emocional.

Estrés laboral síntomas emocionales

Las emociones a veces pueden resultar complejas y difíciles de traducir, incluso uno puede no ser consciente de que está especialmente irascible, pero eso no implica que las personas de su alrededor no lo perciban fácilmente.

La inestabilidad emocional va a ser una de las pistas que investigar. Ese estado en el que uno no sabe cómo se encuentra o cambia de emoción rápidamente, es un indicativo de que algo está ocurriendo. Si concretamos con el estrés laboral, una persona puede mostrarse irritable y al poco tiempo triste, la alegría y la euforia no suelen estar en su gama de forma constante, más bien suele ser un estado emocional que nos dirige a un episodio depresivo.

A su vez, puede haber problemas de relación con los demás, no sólo por su estado emocional si no también por la falta de ganas de hacer cosas, incluso las que le gustan. Puede sentirse más cansado y fatigado de lo normal, todo ello combinado con problemas de ansiedad.

Las personas con estrés laboral también pueden manifestar una dificultad para poder descansar y puede derivar en trastornos del sueño.

Imagen: bienestar.salud180.com

Imagen: bienestar.salud180.com

Estrés laboral síntomas físicos

Los síntomas físicos del estrés laboral son mucho más fáciles de distinguir que los síntomas emocionales, más que nada porque va a aparecer un dolor físico al que resulta más sencillo ponerle nombre “me duele la espalda”.

Si sometemos al cuerpo a una tensión constante, independientemente de que uno sea o no consciente de que está en constante estado de hipervigilancia o con el cuerpo sin poder relajarlo, todo el cuerpo va a sufrir. Puede comenzar por una contractura, por sentir el cuerpo rígido o ser autoconsciente de que no puede destensarse.

A su vez, también se pueden producir dolores de cabeza debido a la tensión, acompañados de otros síntomas físicos relacionados con la ansiedad como la taquicardia, hiperventilación, temblores, sudoración excesiva, etc.

Por otra parte, también se pueden provocar trastornos alimenticios como falta de apetito, problemas intestinales e incluso estomacalaes.

Estos son sólo algunos de los síntomas físicos que pueden presentarse ligados a lo físico.

estres laboral sintomas

Imagen: enlinea.pe

Estrés laboral, síntomas cognitivos

Si lo pensamos fríamente y teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente, una persona que se encuentra en un estado emocional inestable y con molestias físicas ¿creéis que le va a resultar sencillo ser eficaz en su trabajo?

Al final, estar estresado hace que uno no pueda pensar con claridad y muestre dificultades para mantener la atención, puesto que le pierden las preocupaciones, incluso en pensar en las tareas que vendrán después o que llegue a plantearse su propia capacidad para poder hacerle frente al trabajo.

Al estar sometido a una tensión constante, la memoria también puede fallar y todo ello derivar en una sensación terrible de pérdida de control.

Más información sobre estrés laboral

Si quieres completar la información que hemos compartido contigo en este artículo, te animamos a continuar leyendo:

depsicologia.com

Newsletter