Escrito por

¿Conoces tu nivel de ansiedad?

A continuación exponemos un test llevado a cabo por la Universidad de Illinois, en Estados Unidos, a partir del cual conocerás de manera certera cuál podría ser tu nivel de ansiedad. Si lo deseas, puedes coger papel y lápiz pero sólo para contar aquellas en la que opinas de forma positiva:

– Es difícil que me canse.

– Tengo ataques de náuseas.

– No me creo más nervioso que los demás.

– Tengo fortísimos dolores de cabeza.

– Cuando trabajo estoy muy tenso.

– No logro concentrarme en una sola cosa.

– El trabajo y el dinero me dan grandes preocupaciones.

– Habitualmente, cuando trato de hacer algo, me tiemblan las manos.

– No me preocupo demasiado por lo que les pasa a los demás.

– Sufro diarrea, al menos una vez al mes.

– Siempre pienso en posibles desgracias.

– Nunca me enfado por nada.

– Frecuentemente tengo miedo de enfadarme.

– Tengo pesadillas cada dos o tres noches.

– Tengo usualmente las manos y los pies calientes.

– Transpiro fácilmente, aún cuando hace frío.

– Generalmente, cuando estoy enfadado, transpiro mucho.

– Es rarísimo que tenga palpitaciones o me falte la respiración.

– Casi siempre tengo hambre.

– No es habitual que sufra de estreñimiento.

– Sufro de molestias estomacales.

– Pierdo el sueño si estoy preocupado.

– Me sobresalto cuando duermo.

– A veces sueño con cosas que me atormentan.

– Me molesto fácilmente.

– Soy demasiado sensible a los problemas ajenos.

– Me preocupo por cualquier cosa.

– Me gustaría estar sereno, como parece estar el resto de la gente.

– Habitualmente permanezco calmado.

– Lloro muy fácilmente.

– Estoy todo el tiempo ansioso.

– Generalmente estoy sereno.

– Me pone muy nervioso esperar.

– A veces estoy demasiado impaciente y no puedo permanecer quieto durante largo tiempo.

– La excitación me da insomnio.

– Creo que las dificultades que debo enfrentar son muchas e imposibles de resolver.

– Me preocupan cosas que no valen la pena.

– En comparación con mis amigos, creo que tengo pocos miedos.

– A veces he sentido miedo de cosas y personas que no podrían haberme hecho daño.

– Hay días en los que me siento un inútil.

– Me es difícil concentrarme en el trabajo.

– Pongo demasiada atención en mi.

– Tiendo a tomarme seriamente todo.

– Soy una persona hipertensa.

– Muchas veces, la vida me abruma.

– A veces pienso que he fallado por completo.

– No tengo confianza en mi.

– A veces siento que me voy a desintegrar en pedazos.

– Le temo a las dificultades.

– Soy una persona muy segura.

Cuenta la cantidad de casillas que has marcado, colocando tus resultados entre los siguientes:

  • Hasta 16-17 casillas: Tu ansiedad no despierta por si misma ninguna preocupación en ti. Es la cuota de tensión necesaria para afrontar los problemas diarios.
  • Hasta 32-33 casillas: Tu estado ansioso está empezando a generarte diversos trastornos. En cuanto a tu plano físico-mental, estás en un punto en el cual es recomendable actuar cuanto antes. En tu modo de vida pueden advertirse ciertos aspectos contraproducentes que deberían modificarse, aspectos que te afectan directamente a la hora de enfrentar problemas.
  • Más de 33 casillas: La ansiedad es excesiva, y provoca grandes problemas en tu vida. Sería conveniente que optaras por alguna técnica de relajación para comenzar desde ahora mismo a solucionar el problema.

Fuente | Vivir Mejor (edición impresa)

depsicologia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos