Escrito por Tendenzias

Un psicótico creía estar viviendo dentro del video juego Grand Theft Auto

El mundo de los videojuegos da mucho que hablar últimamente en el ambiente psicológico y psiquiátrico. Juegos como Manhunt han sido prohibidos en diversos países por ser muy violentos, debido a ciertos grupos alarmistas que quieren hacer creer que por un juego de vídeo alguien se puede volver un psicópata, algo que no es aceptado por la mayoría de los psiquiatras y psicólogos.

Grand-Theft-Auto

Hay personas que se ven afectadas por videojuegos, pero ya venían mal encaminadas de antes. Como un caso publicado en el Journal of the Royal Society of Medine en 2001, en el que un hombre sufría alucinaciones y pensaba que estaba dentro de un juego de ordenador.

No se dice cuál es el juego, pero por su descripción parece ser el Grand Theft Auto, otro juego que ha generado gran controversia por su grado de violencia y porque podría generar problemas morales. Este juego y Manhunt son de los mismos creadores.

Los autores del estudio decían que los videojuegos no causan psicosis, pero sí realizan un estudio sobre personas ya enfermas que incorporan ideas de su vida diaria a los temas de su psicosis. Como es este caso, un hombre que jugaba al GTA y lo incorporó a su psicosis.

psicosis-2

El sujeto estaba en prisión y fue enviado a un psiquiátrico después de varios informes que decían que se estaba comportando de una forma muy bizarra, había sido arrestado por robar coches y por asalto a mano armada. En la primera entrevista se descubrió que estaba viviendo un delirio en el que creía estar dentro de un videojuego, en el que ganaba puntos al robar autos, al matar agresores y eludir a la policía, o sea claramente el plot del GTA.

Éste era uno de los síntomas de su psicosis había emergido lentamente a lo largo de dos años. Su familia comenzó a notar que de a poco comenzó retraerse y a aislarse de las actividades sociales. Primero tuvo delirios persecutorios: pensaba que habían extraños que querían matarlo, incluso tenía alucinaciones auditivas, constantemente oía una voz abusiva y peyorativa. Antes había sido ya un entusiasta de los ordenadores y comenzó a jugar videojuegos sin cesar. Y sentía que los juegos se comunicaban con él a través de los auriculares.

En un sistema complejo de delirio comenzó a creer que estaba dentro de esos juegos y que tenía que robar coches para poder ganar puntos. Así que robó un auto en la vida real y lo manejó a gran velocidad, creyendo que tenía el “truco” de invulnerabilidad, o sea que podría manejar sin preocuparse por el combustible. Para ganar más puntos en su delirio, eligió robar los coches más poderosos, amenazando y asaltando a los dueños con armas. Luego admitió que no habría tenido problema en matar a cualquiera de ellos ya que eso habría aumentado su puntos.

alucinacion1

Después del arresto, en prisión continuó creyendo que se encontraba dentro de un videojuego, a pesar de la medicación inicial. Cuando fue admitido en un psiquiátrico, seis semanas después, lo primero que decidieron los médicos que lo trataron fue negarle el acceso a los videojuegos.

No se le había detectado nada anormal físicamente, ni en sangre, ni drogas, ni en el electroencefalograma, ni en una tomografía computada. Se le diagnosticó esquizofrenia paranoide y respondió bien al tratamiento con medicinas antipsicóticas.

Este no es un ejemplo de que los vídeo juegos causen psicosis, sino más bien lo contrario. En este caso ya existía desde antes la psicosis. Un caso similar, bastante común, es cuando los psicóticos creen ser estrellas de rock, algo muy visto en la literatura psiquiátrica. Al parecer el favorito suele ser David Bowie. A nadie se le ocurre prohibir la música para que la gente no se vuelva psicótica, ¿no?

 

depsicologia.com

Newsletter