Escrito por Tendenzias

Tipos de Ansiedad: cuáles son sus síntomas y causas

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es qué es la ansiedad y qué malestar se esconde debajo de este síntoma, pues la ansiedad no aparece por qué sí, si no que es una defensa o respuesta emocional a un malestar interno. En cuanto a los psicólogos, si podemos mantener una escucha abierta podremos ayudar al paciente a que pueda comprender qué es lo que le sucede para hacer frente a esto. Os contamos cuáles son los tipos de ansiedad y sus síntomas.

ansiedad claves

En algún momento de nuestra vida todos hemos sentido ansiedad, con independencia de la intensidad de la misma o si ha sido un período corto o largo en el tiempo. Porque cuando hablamos de ansiedad hacemos referencia a esos nervios que suelen generar una sensación desagradable y que, incluso, pueden llegar a generar síntomas a nivel físico: malestar estomacal, taquicardias, sudoraciones, dolor de cabeza, etc.

Con el paso del tiempo, he llegado a pensar que es importante que la población general pueda comprender y entender qué es la ansiedad, cómo se siente y se vive, para poder detectarla. Partimos de que cada persona puede entenderla y vivenciarla de una manera muy diferente, pero me planteo si conocer su existencia permitiría saber o diferenciar en mayor medida cuándo se trata de una dolencia de origen físico a una dolencia emocional.

Es decir, darle la importancia que se merece a las emociones para poner las soluciones adecuadas en marcha. Un ejemplo. De qué sirve tomar casi todos los días una pastilla para el dolor de cabeza si, su posible origen pueda estar en un estado intenso de angustia o ansiedad. Es una tirita que semifunciona pero que durante sólo un ratito, sin que alivie realmente la dolencia.

Sólo aquellas personas que han convivido de cerca con ella y han logrado ponerle nombre a sus emociones, son capaces de distinguir de dónde proviene ese malestar.

¿Qué es la ansiedad?

depresion-tristeza-llorar

La ansiedad es una de las emociones más comunes y universales, que podríamos definir como una sensación de angustia e inquietud sin que se pueda asociar a una causa aparente. En este aspecto es lo que lo diferencia del miedo, uno sabe a qué tiene miedo pero en el caso de la ansiedad no tiene claro qué es lo que le lleva a sentir esa sensación de tensión, de preocupación, de angustia.

Cada persona puede entender y sentir la ansiedad de una manera diferente, pudiendo afectar en todos los ámbitos de la vida de una persona o simplemente en uno determinado. Tal y como antes mencionábamos, al igual que hemos hablado en otros artículos, las emociones pueden encontrar en el cuerpo un lugar donde manifestar el malestar que no está siendo escuchado; por ello, en el caso de la ansiedad, podemos decir que se pueden generar dolencias físicas con un origen emocional, que puede haber dificultades cognitivas por la misma causa, etc.

Síntomas de la ansiedad

A partir de estudios y estadísticas se han realizado una serie de categorías que permiten conocer cuáles son los síntomas más comunes bajo el título o etiqueta “ansiedad”. A continuación, vamos a tratar de mencionar los más frecuentes pero, es fundamental tener en cuenta que cada persona la va a vivenciar de una manera diferente y que esto sólo es una aproximación general, no un caso por caso.

Síntomas psíquicos

Los síntomas emocionales suelen estar relacionados con tensión y un sentimiento de aprensión e inseguridad. Es frecuente que uno tenga ganas de llorar e incluso acabe haciéndolo sin poder contenerse, lo que acentúa la sensación de pérdida de control sobre el ambiente y sobre sí mismo.
Es frecuente que las personas que sufren ansiedad estén pasando por episodios de insomnio con problemas para conciliar el sueño o de disfrutar de un sueño tranquilo y reparador.

Síntomas cognitivos

sintomas-de-ataques-de-panico

A nivel cognitivo la preocupación es el síntoma por excelencia ya sea una preocupación por sí mismo o por los demás, anticipando una amenaza o un peligro que puede ser real o no pero que sin lugar a dudas genera una sensación de nerviosismo considerable.

Los pensamientos de una persona ansiosa suelen ser negativos y suelen predominar pensamientos asociados a la inferioridad, inseguridad e incapacidad.

Además puede haber una dificultad importante para tomar decisiones por el miedo a equivocarse o no poder pensar con claridad; también es frecuente que haya una dificultad para poder concentrarse.

Síntomas físicos

En muchas ocasiones la ansiedad afecta al organismo y el funcionamiento de éste por lo que podemos encontrar personas que acuden a su médico de cabecera aquejándose de otro tipo de molestias corporales sin ligarlo al estado emocional original.

Muchas personas ven la relación de la ansiedad con su cuerpo a través de trastornos gastrointestinales como puede ser la pérdida de apetito o por el contrario, la necesidad de atracones, diarreas, etc. Es frecuente que cuando la ansiedad es muy elevada pueda producirse vértigos, náuseas, etc.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Otros síntomas frecuentes de la ansiedad son las palpitaciones, un síntoma que puede asustar muchísimo a quien lo siente y que a veces se ha confundido con un ataque al corazón pero no tiene nada que ver, tener palpitaciones por ansiedad no tiene riesgo de muerte.

A nivel motor también es frecuente que se produzcan temblores, tanto de manos como piernas o que también se produzca una sensación de debilidad, hormigueo, dolor de cabeza, etc.

Tipos de ansiedad

ataque-panico

Es importante que comprendamos que debajo de estas categorías o etiquetas puede haber un origen completamente diferente en cada persona, que se puede vivenciar de maneras muy distintas y que cada uno requerirá de unos recursos distintos. Es decir, de una escucha personalizada basada en el caso por caso.

En base al manual diagnóstico y estadístico se ha elaborado una clasificación de los diferentes tipos de ansiedad en base a dónde se focaliza mayoritariamente esa ansiedad:

  • Ansiedad generalizada: Incapacidad para relajarse, aprensión, preocupaciones constantes, facilidad para asustartse, irritabilidad, impaciencia, insomnio.
  • Ansiedad con agorafobia: Miedo a los espacios abiertos, como plazas, calles, y muchos otros lugares situados al aire libre.
  • Ansiedad con pánico: Sensación de catástrofe inminente, terror imprevisto, miedo a morir, a enloquecer, de irrealidad.
  • Ansiedad obsesivo-compulsiva: Aparición de ideas tanto repetitivas como extrañas, actos mecánicos y pensamientos negativos muy desagradables.
  • Trastorno de ansiedad inducido por sustancias
  • Trastorno de ansiedad no especificado
  • Trastorno por estrés agudo

Tratamientos ansiedad

Hay muchas formas de entender y tratar la ansiedad.

  • Desde el psicoanálisis no se tiene como objetivo la eliminación del síntoma en sí mismo, pues se entiende que la ansiedad es el síntoma que avisa de un malestar más profundo al que habrá que dar voz, para que el paciente pueda entender qué es lo que le sucede y qué le está provocando esas defensas. Los síntomas irán desapareciendo según el paciente pueda ir comprendiendo qué de sí mismo está comprometido y esto pueda ser elaborado.
  • Desde una visión cognitivo conductual encontraréis que el objetivo es la eliminación del síntoma, para ello se dan pautas y ejercicios a realizar en casa.

Personalmente, y por supuesto no objetivamente, soy de la opinión de que si el paciente no comprende qué hay más allá de ese malestar sintomático que aparece a través de un estado de ansiedad -que probablemente veremos que va acompañado de otras cosas- ¿No creéis que, aun quitada la ansiedad, ese malestar aparecerá por otros lugares o reaparecerá al cabo del tiempo, pues el origen no se ha podido trabajar ni elaborar?

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Si nos quedamos sólo en la capa superficial, en lo real, sólo podremos escuchar hablar sobre ansiedad. Si profundizamos un poco más en su discurso, en su historia, si se escucha más allá del malestar, poco a poco se prevé que paciente y terapeuta podrán comprender qué es lo que sucede para encontrar el camino que le permita elaborarlo, para poder continuar sin tanto malestar.

Otros artículos que os pueden resultar interesantes son:

depsicologia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos