La gimnasia cerebral ayuda a solucionar problemas de aprendizaje en niños y niñas

La gimnasia cerebral son ejercicios físicos que se realizan con el fin de mejorar las capacidades cognitivas. Con este tipo de gimnasia, se consigue unir el hemisferio cerebral izquierdo y el derecho, para que de este modo se favorezca la concentración, la creatividad, y se mejoren las habilidades motrices y el aprendizaje.

Se puede decir, por tanto, que la gimnasia cerebral trata de ejercitar nuestra mente a través de nuestro cuerpo y de nuestros sentidos. Son ejercicios que se pueden realizar desde que somos niños, de hecho son muy beneficiosos a edades tempranas, porque con cada movimiento creamos redes neuronales al mismo tiempo que fortalecemos nuestro cerebro.

Esta gimnasia se utiliza también como herramienta para tratar problemas específicos en la infancia, como la hiperactividad y dificultades con la lectura, con la escritura o la dislexia. Si quieres tener más información acerca de los diferentes tipos de dislexia, pincha en el enlace que acabamos de sugerir, pues conocer los tipos de dislexia e identificarla a una edad temprana es fundamental para el correcto desarrollo del niño.

A medida que vamos creciendo, cuidar de forma activa la salud cerebral y prevenir las enfermedades neurológicas, que afectan a más del 15 % de la población, es el objetivo de la gimnasia cerebral que puede practicarse a cualquier edad con efectos muy beneficiosos.

El origen de la gimnasia cerebral

Debemos conocer el origen de la gimnasia cerebral para saber cuáles son sus bases y sus fundamentos, así que vamos a ver por quien fue creada y por qué surgió esta teoría.

La historia de la gimnasia cerebral comienza con los estudios que realizó, a finales de los años sesenta, el Dr. Paul Dennison, que estaba interesado en ayudar a aquellas personas que tenían problemas de comportamiento, de atención o de aprendizaje. Para elaborar su teoría utilizó diferentes rutinas de ejercicios físicos de la cultura oriental, como ser el tai chi, el yoga, y de otras disciplinas más occidentales, como la gimnasia, el atletismo, la danza moderna…

De este modo, el Dr. Dennison realizó investigaciones relacionando varias áreas, entre las que destacamos las de kinesiología, neurología, pediatría y el desarrollo de los niños para estimular al cerebro, para conectarlo y mejorar sus partes y el funcionamiento de ambos hemisferios cerebrales. El objetivo de los estudios era mejorar la percepción, la atención, la memoria, la comunicación, el equilibrio, así como el control de las emociones.

¿Cuáles fueron los resultados de sus estudios?

Después de años de investigación, el Dr. Paul Dennison creó 26 movimientos corporales para estimular el funcionamiento de los hemisferios cerebrales, y de este modo activar la asimilación e integración de nuevos conocimientos, propiciando que se den las condiciones necesarias para acelerar el aprendizaje.

En la actualidad, esta teoría de la gimnasia cerebral ha sido respaldada por más de 40 años de investigación llevadas a cabo por diversos especialistas en las distintas áreas que intervienen en ella: la kinesiología, la neurología, el desarrollo humano, y la educación, entre otras, y se utiliza en más de cincuenta países por todo el mundo, obteniendo resultados muy positivos.

¿Por qué necesitas hacerle un hueco a la gimnasia cerebral en tu vida?

Esos ejercicios están recomendados para todas las edades, por lo tanto, se pueden practicar en familia, así que la primera de las ventajas que te vamos a reportar es que con ellos serás capaz de estrechar los lazos familiares de forma divertida, y encima estarás ejercitando tu mente y haciendo que tus hijos se beneficien de esos ejercicios. ¿Qué más se puede pedir?

Son un total de 26 los ejercicios de gimnasia cerebral que podrás ir aprendiendo poco a poco y de manera progresiva con tus hijos para que todos juntos obtengáis los beneficios que vamos a enumerar a continuación.

En primer lugar, conseguiréis una mejor retención para el estudio y desarrollaréis una mayor capacidad de concentración, además de ejercitar vuestro cerebro para mantenerlo joven y activo, en el caso de los adultos, y despierto y predispuesto a aprendizaje en el caso de los niños.

En segundo lugar, mejoraréis la coordinación de vuestro cuerpo y desarrollaréis al menos tres de nuestros sentidos, el del tacto, el oído y la vista, mejorando notablemente la escritura, la ortografía y la lectura.

Por otra parte, aunque no tengas familia ni hijos a los que enseñar estos ejercicios, son recomendables para todos, sobre todo si te encuentras en ese grupo de personas que no se acuerdan dónde dejan las cosas, o que padecen dislexia o que olvida fácilmente las direcciones, los números o donde dejan sus objetos personales (llaves, cartera…)
Estos ejercicios te van a ayudar con seguridad, a ti y a toda tu familia en caso de tenerla, también a las personas de la tercera edad, siempre y cuando se realicen con constancia.

La gimnasia cerebral ayuda a solucionar problemas de aprendizaje en niños y niñas
3.42 / 5
3.42 - 6 Votos

También te puede interesar