Escrito por

La Terapia Cognitivo Conductual podría aliviar los sintomas del Sindrome de fatiga crónica

Hace un tiempo hemos publicado un articulo sobre el síndrome de fatiga crónica, donde describíamos en forma somera las características de este trastorno. Sorprendentemente el articulo recibió más de 20 comentarios y aún sigue recibiéndolos. Para todas aquellas personas que nos han dejado su comentario y para aquellos que estén interesados en el tema, quisiera comentar que John M. Grohol, del PychCentral ha publicado un articulo sobre este síndrome, donde aporta los criterios del diagnostico y comenta que investigaciones actuales han demostrado que las terapias cognitivas conductuales pueden ayudar a mejorar este estado. A continuación les traduzco las partes más importantes del articulo.

El síndrome de fatiga crónica (SFC) es un trastorno complejo caracterizado por una sensación de cansancio o fatiga permanente, que genera como consecuencia estrés y sufrimiento. Según el Centro de Control y Prevención de enfermedades, las personas que padecen de SFC suelen funcionar a un nivel menor de lo que sus capacidades le permiten, y suelen presentar una serie de síntomas no específicos como sensación de debilidad muscular, problemas de memoria y concentración e insomnio. Algunas estimaciones calculan que en la población mundial 1 de 100 personas sufre este síndrome.
Los criterios diagnósticos para el SFC se presentan en el cuadro.

psicolocura

Aún no hay una explicación aceptada del origen del SFC y los tratamientos que se ofrecen son variados y van desde la ejercitación física hasta técnicas de relajación.
Lo que las investigaciones actuales han encontrado es que la terapia cognitivo conductual pueden dar un tratamiento beneficioso para este problema.
La terapia cognitivo conductual, conocida como TCC, se caracteriza por el uso de técnicas cognitivas (mentales) acompañadas de ejercicios prácticos. Por ejemplo a través de los ejercicios cognitivos ayuda en el manejo de pensamientos negativos o indeseados que producen malestar y a través de los ejercicios prácticos favorece, en el caso del SFC, un incremento de la actividad física.
La TCC es una combinación entre las psicología cognitiva y la psicología conductual y a diferencia de otras corrientes psicológicas, busca para sus tratamientos un respaldo científico. Este tipo de terapia se ha demostrado efectiva para el tratamiento de la depresión, los trastornos de ansiedad y el trastorno obsesivo-compulsivo. En relación al síndrome de fatiga crónica los estudios realizados hasta el momento demostraron que la TCC tiene efectividad probada para la reducción de la severidad de los síntomas y se sigue evaluando si esta efectividad es mayor que la de otros tratamientos.

Jonathan Price de la Universidad de Oxford afirma que si bien las causas de este síndrome aún no son claras, si es clara la evidencia de que la TCC puede ayudar a la gente a mejorar el estado de sus síntomas.

A pesar de su basamiento científico la terapia cognitivo conductual aún no es la terapia más elegida entre los profesionales de la salud mental y son pocos los que trabajan de forma consistente con ella, sin embargo es posible encontrar centros cognitivos conductuales, especialmente averiguando dentro de los ámbitos académicos del país que seáis. Un dato importante: no confundir terapia cognitiva-conductual con terapia cognitiva a secas porque esta última se refiere a otro tipo de tratamientos.

depsicologia.com

Newsletter