Psicólogos: ¿por qué es tan importante la formación continua?

Dentro de cualquier profesión es fundamental actualizarse y, en el caso de los psicólogos, es requisito imprescindible tener una formación continúa que le permita seguir mejorando, aprendiendo y entrenando su escucha para poder ser un buen profesional para sus pacientes.

¿Por qué es tan importante la formación continua?

En todos los planes de estudios uno puede salir con la sensación de haber tocado muchos temas diferentes, haber aprendido y, si ha tenido suerte, disfrutado de la experiencia de la universidad. Sin embargo, cuando se termina el grado aparece la sensación de ¿y ahora qué?. En el caso de la psicología ¿con lo que he aprendido es suficiente para tratar pacientes, trabajar como psicólogo educativo, social o laboral?

La realidad es que uno termina una licenciatura, ahora un grado, en psicología pero sabiendo que solo es el principio del camino. Actualmente, para poder ejercer en el ámbito clínico es obligatorio cursar el máster en Psicología General Sanitaria o hacer el PIR, pero si te quieres especializar más allá de lo cognitivo conductual y conocer otras opciones toca preguntarse ¿qué modo de trabajo me gusta?, ¿cómo entiendo yo la psique humana?, ¿psicoanálisis, sistemática, relacional…? Un abanico de lo más interesante se abre ante ti.

A su vez, no solo se trata de optar por una formación teórica, también se recomienda que los psicólogos realicen como pacientes una terapia personal para que puedan tratar sus propios puntos ciegos y así estos no entorpezcan la escucha de sus pacientes, además de otros extras como aprender cómo es la escucha y el tipo de intervención. Al igual que otro pilar fundamental para realizar un buen trabajo y aprender realmente es hacer la supervisión de los casos con profesionales que lleven mucho más rodaje.

¿Qué oferta de formación existe?

En la actualidad la oferta académica destinada a los graduados en psicología es muy variada y abarca una amplia gama de opciones. Antes de contaros más, dejadme añadiros que es recomendable pedir siempre un justificante de asistencia para poder mostrar en vuestro currículum que estáis interesados en la formación continúa y qué línea formativa estáis siguiendo. Dicho esto, algunas de las opciones de formación más frecuentes son:

Jornadas

Una de las grandes ventajas que aportan unas jornadas es que podéis escuchar a profesionales de múltiples ámbitos, con diferentes maneras de trabajar y que os pueden aportar muchísimas ideas para vuestro campo de trabajo. Suelen durar de un día a tres, dependiendo de cómo estén establecidas.

¿Cómo encontrar las jornadas? Lo más sencillo es que estés al día (conectado en redes sociales o suscrito por email) al Colegio de Psicólogos de tu zona, después como añadido también os recomiendo que estéis al día con vuestras asociaciones o escuelas en función de vuestro campo u orientación. Ejemplos, en mi caso sería APM, FEAP, AMPP y AECPNA.

Cursos

Cuando hablamos de un curso ya nos centramos en la oportunidad de hacer una formación más continua, a veces puede ser mensual, semestral o anual. Dependiendo de dónde lo estéis realizando o si se trata de formaciones esporádicas para profundizar únicamente en un tema concreto.

Eso sí, siempre es importante investigar bien dónde vas a realizar el curso, reseñas y opiniones de otros profesionales, al igual de hacia quién está dirigido para que puedas aprovechar el máximo tu tiempo y tu esfuerzo en algo que te nutra.

Al igual que os hablaba de las jornadas, para estar al día de la formación en cursos os recomiendo estar conectados de igual manera: colegio, universidad, escuelas de vuestra área, asociaciones o mantener el contacto con profesionales que admiréis.

Especializaciones

Si bien el estudio de grado brinda una formación académica integral, es preciso que un profesional de la psicología realice una formación de posgrado para tener conocimientos más sólidos en el área en que ha decidido desempeñarse. Las especializaciones realizan un enfoque teórico sobre aspecto específico de la profesión en el período de un año.

Ejemplos que os pueden resultar útiles para ubicarnos mejor en este área. Una de mis colegas se especializó en psicología educativa y actualmente está especializada en atención temprana, autismo y pedagogía.

Maestrías

Las maestrías son postgrados que no solo ofrecen una capacitación teórica, sino que se orientan a la aplicación de los contenidos adquiridos a la práctica diaria. Las maestrías de psicología suelen tener una duración de dos años, más un tiempo prudencial para la presentación de la tesis.

Tenéis una interesantísima oferta de másters tanto presenciales como por internet, todo dependiendo de qué formación estéis buscando. Por ejemplo, en línea podéis ver las ofertas en TECH que suelen contar con el sello de la titulación universitaria Cardenal Herrera CEU. Dentro de las universidades presenciales también podéis encontrar una gran oferta en títulos oficiales y títulos propios, ambos pueden aportarte un gran bagaje formativo para tu práctica.

Doctorados

Los doctorados constituyen la formación académica más alta que un profesional puede alcanzar dentro de la institución universitaria. Para obtener el título de doctor en psicología es necesario realizar una extensa investigación y defender una tesis que tenga como resultado un aporte significativo para el área de conocimiento.

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar