TherapyChat opiniones: Pros y contras de la terapia online

¿Sabías que hoy en día empezar un proceso terapéutico online es tan fácil como hacer clic? Y es que cada vez son más personas las que optan por la terapia online como alternativa única o complementaria a la terapia presencial. Se trata de una modalidad que resulta muy atractiva, ya que además de ahorrar en costes y tiempo de desplazamiento, brinda la posibilidad de hacer accesible un proceso terapéutico a muchas más personas y desde cualquier parte del mundo.

Sin embargo, aunque la terapia online tiene muchos puntos en común con una consulta presencial, lo cierto es que dar el salto a esta modalidad puede generar cierta inseguridad al inicio, sobre todo cuando se trata de la primera sesión. Por ello, Si es este el caso, TherapyChat ofrece pros y contras de esta modalidad. Y es que conocer estás opiniones de TherapyChat que te ofrecemos, te permitirá ganar la confianza necesaria y llevar un proceso terapéutico de la manera más natural y eficiente posible.

Esta modalidad ya es usada por multitud de usuarios que han dejado sus opiniones sobre Therapychat.

TherapyChat opiniones: Pros de la terapia online

  1. Comodidad: No todos se sienten cómodos haciendo terapia en un entorno extraño o ajeno. Para algunos, la extrañeza de una consulta presencial puede coartar e incomodar, lo que dificulta tanto la expresión de sentimientos e ideas como la captación de las sugerencias y soluciones que proponga el profesional. Con la terapia online puedes aprovechar al máximo la consulta porque tú controlas el entorno en el que se desarrolla. Por tanto, puedes elegir si hacerla desde la comodidad de tu hogar o desde un entorno cómodo, favorable, reconocible para ti. Además, la consulta de psicología online ahorra tiempo, ya que evitas desplazarte, esperar en la sala de espera, sufrir la tensión por no llegar a tiempo porque la consulta se encuentra lejos del trabajo, etc. Por supuesto, esto implica que puedes acercarte a la terapia en el momento que más te convenga.
  2. Continuidad: La flexibilidad de localización y de horarios permite que la terapia tenga toda la continuidad que quieras, sin que las interrupciones típicas por cambios en tu rutina, vacaciones o viajes de trabajo interfieran en ella. Además, la terapia online cubre la desventaja de tener que dejar tu psicólogo y buscar otro por cambiar tu lugar de residencia. Para que la intervención psicológica sea eficaz, la fluidez y la continuidad son aspectos importantes.
  3. Discreción: A pesar de que cuidar nuestra salud mental está cada vez más normalizado, nadie tiene por qué saber que haces terapia, si por el motivo que sea prefieres mantenerlo en privado. El profesional, tanto en la psicología presencial como online, garantiza la confidencialidad absoluta, pero si te preocupa la privacidad (por ejemplo, si vives en un pueblo pequeño), con la terapia online no hay problema. Esto es algo que haces para ti y eres tú el que decide compartirlo con las personas que consideres y cuando lo creas conveniente. La privacidad también ayuda a soltarse, ya que algunas personas no consiguen hablar con libertad ante un desconocido y, en ese sentido, la intimidad de la terapia online puede ser de gran ayuda.
  4. Asequible: Gracias al uso de la tecnología, en general, la terapia online ofrece precios más asequibles. Gracias a esta modalidad, los psicólogos pueden desarrollar su actividad con un importante ahorro de tiempo de movilización, alquiler de un despacho y demás gastos fijos. Y todo ello, se refleja en una oferta más asequible para aquellas personas que buscan mejorar su bienestar emocional y todo ello, sin tener que renunciar a la calidad de una terapia presencial.

TherapyChat opiniones: Contras de la terapia online

  1. Costumbre: Si has hecho terapia presencial anteriormente, es posible que te hayas acostumbrado al tratamiento cara a cara y por ese motivo prefieras esta modalidad antes que la terapia online. Incluso puede que a lo largo de tratamientos anteriores hayas asociado la hora de ir al psicólogo como un momento para disfrutar contigo mismo/a, disfrutando del paseo de después mientras das vueltas a lo que has hablado con tu psicólogo. En ese sentido, puedes sentir que tu opción preferida es la presencial. Del mismo modo, si has seguido una terapia online y quieres probar con otro psicólogo, es posible que solo ofrezca consulta presencial. El «choque» podría desubicarte y dificultar la terapia. Ya sea en un sentido o en el otro, las situaciones a las que estás acostumbrada suelen ser las preferidas por la facilidad que te suponen.
  2. Necesidad de internet y dispositivo: En este caso, hablaríamos de un requisito para el desarrollo correcto de esta modalidad de terapia. A pesar de que hoy en día la mayoría de hogares cuentan con conexión a internet, puede no ser el caso para muchas personas. Por otro lado, la conexión a internet puede limitar la continuidad del proceso terapéutico si vivimos o viajamos a algún lugar con poca cobertura. Además, para el desarrollo de la terapia online precisamos del uso de un dispositivo, ya sea móvil, ordenador o tablet. Lo cual requiere cierto manejo de estos dispositivos y tenerlos a mano para el desarrollo de las sesiones.

El servicio de psicología online es riguroso, y seguro pero también fácil y accesible. Que sea a distancia no significa que sea de peor calidad, porque para ejercer la psicología online hacen falta los mismos requisitos y se tienen las mismas responsabilidades que con la psicología presencial. Ambas se practican con la misma profesionalidad. Los psicólogos online están colegiados y cuentan con el seguro de responsabilidad civil, como los presenciales. Por lo tanto, estos dos sistemas no deben diferenciarse por lo que son, sino por cómo se llevan a cabo.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar