Escrito por Tendenzias

Dificultad para lograr el embarazo: Consejos para la pareja

Cuando el deseo de ser madre se ve enfrentado a la dificultad de poder llegar a serlo, suelen aparecer sentimientos que van desde la incomprensión, la rabia, la frustración, la comparación con otras mujeres y preguntas hacia la propia feminidad o fertilidad.

Incluso, hay momentos en los que podemos ver a mujeres que tienen que lidiar con una sensación de culpa que no les corresponde.

La presión que hoy día ejerce la sociedad tampoco es algo que ayude. Nadie sabe lo que está viviendo una pareja en su entorno más íntimo y comentarios típicos de “a ver para cuándo el bebé” pueden resultar de todo menos cómicos o motivadores. A su vez, aún se sigue sin comprender o se mantiene el juicio sobre aquellas mujeres que no desean ser madre o que desean serlo a solas.

Conseguir quedarse embarazada no es algo controlable, de la misma forma que tampoco lo es lo que implica en cada mujer la maternidad.

Cuidar la relación de pareja

La dificultad para lograr un embarazo puede llegar a minar o dejar huella sobre la relación de pareja. A veces, incluso, el deseo de ser padres pasa de ser mero deseo a ser algo obsesivo, persecutorio, con preguntas que parece que ahogan la motivación y enturbian los sueños de tener un hijo.

En estos casos es fundamental recordar que hay que tener especial cuidado con cómo se mantienen las relaciones íntimas. No es lo mismo un encuentro romántico o espontaneo que relaciones programadas durante meses, lo cual le puede llegar a quitar la gracia al propio encuentro íntimo.

Por todo lo mencionado anteriormente, es importante aprender a llevar con la mayor de las paciencias esta búsqueda de un bebé y, llegado el caso, contar con especialistas que puedan orientar tanto física como biológica o emcoionalmente. No hay que olvidar que un alto nivel de estrés o ansiedad puede afectar a las hormonas y de ahí a la ovulación.

Lo ideal es que se pueda encontrar en la pareja una fuente de apoyo y sostén, que la comunicación sea un pilar fundamental de la misma – como hemos mencionado en anteriores artículos – para poder compartir los temores y las expectativas, que eso haga fuerte a la pareja y no la divida.

A su vez, es importante que la vida de pareja no gire en torno a conseguir o no un embarazo. Es prioritario pero no lo único, hay que seguir manteniendo y alimentando la complicidad, tiempos en común que no tengan que ver con la concepción,  aficiones, etc.

Tratamientos y dispositivos actualizados

 

Son muchos los factores que afectan a las posibilidades de concepción. En internet podemos encontrar mitos y leyendas, pero también aspectos reales que afectan negativamente y reducen la probabilidad de un embarazo.

Resumámoslo en que cuantos más años se van cumpliendo, más dificultades de concepción aparecen; hombres y mujeres necesitan mantener unos hábitos de vida saludables y escoger bien los alimentos que se compran, los hombres tienen que tener cuidado con la ropa ceñida, ambos tienen que cuidarse para no alcanzar el sobrepeso y hay que mantener una actitud positiva a ser posible.

Además, hay que darle tiempo al tiempo pues a veces sólo es cuestión de intentarlo en el momento oportuno. Pero, si lleváis un largo tiempo intentándolo siempre es aconsejable acudir a un profesional para poder consultar de manera personalizada. Hoy día existe una gran variedad de pruebas y tratamientos de fertilidad que tienen un elevado porcentaje de éxito.

A su vez, antes de llegar a ese punto, también podéis encontrar dispositivos médicos con tecnología avanzada que os permitirá predecir cuáles son los días fértiles del ciclo menstrual. Esos días del mes, la probabilidad de quedarse embarazada es mucho más alta. Un ejemplo es el método de seguimiento que se realiza a través de una pulsera con sensores, la cual permite predecir cuáles son los 5,3 días fértiles del ciclo con una probabilidad de un 89%.

Dicho dispositivo se llama pulsera Ava, la cual podéis comprar en internet (descuento AVAPSICOLOGIA), y su funcionamiento es sencillo. A través de los sensores recoge datos de nueve parámetros fisiológicos que ayudan a predecir el momento del ciclo en el que se encuentra cada mujer en tiempo real.

También tenéis otros métodos naturales como el Método Billings con el que toda mujer puede aprender a diferenciar cuándo está ovulando a través de conocer su propio flujo o moco vaginal. Es un método interesante, que no se puede predecir con antelación o con cierta fiabilidad, pero también puede resultar muy útil si una aprende a observar su cuerpo.

Hoy día existen aún más tratamientos, pruebas y métodos que podéis utilizar para lograr un embarazo en el menor tiempo posible, sólo es cuestión de investigar y consultar a profesionales. Dicho esto, el tiempo y el amor son la clave para poder alcanzarlo.

depsicologia.com

Newsletter