5 claves para reforzar tu autoestima en tan solo 30 días

El día a día se te hace enormemente pesado, no te ves con seguridad para llevar a cabo ninguna tarea, crees que cualquiera puede hacer las cosas mejor que tú, te miras al espejo y no te gusta lo que ves reflejado. Si se cumple al menos uno de estos aspectos, o varios de ellos, entonces es evidente que hay un problema. La baja autoestima te está afectando, y mucho más de lo que piensas, o de lo que quieres reconocer.

Autoestima

Con tanto “coach emocional” repartido a lo largo y ancho de internet, es fácil caer en los estereotipos y frases cliché para acabar con este problema, aunque te adelantamos que es algo totalmente inútil. Para poder reforzar la estima de uno mismo es necesario contar con la ayuda de personas realmente preparadas, aunque es necesario partir de una base que se debe construir por cuenta propia. Si no se tienen esos pilares, es mucho más difícil reforzarse a sí mismo.

¿Y qué es lo que se debe hacer? Lo cierto es que las pautas a seguir para empezar no son demasiado complicadas, aunque sí deben establecerse y seguirse con bastante contundencia. Desde marcarte objetivos hasta dejar de achacar todo lo negativo que te sucede a ti mismo. Eso son solo dos de los cinco puntos que vamos a tratar aquí, los pilares fundamentales para poder reforzar tu autoestima en un mes.

Qué hacer para acabar con tus problemas de autoestima

Por supuesto, estos consejos que vamos a darte son unas claves que pueden funcionar con mayor o menor eficacia dependiendo de cada tipo de persona. Son una muy buena forma de empezar, pero en muchas ocasiones es posible que necesites contar con algo de ayuda externa para obtener buenos resultados. Aun así, seguirlas es algo realmente útil, ya que ayuda a ir eliminando ciertas malas costumbres y, poco a poco, quitarte de encima esa pesada losa de la baja autoestima.

Márcate objetivos realistas

La superación es un sentimiento que siempre aporta algo positivo. Para conseguirla, debes establecer metas a superar, pero no puedes pecar de ambicioso con ellas. No puedes pedir ser millonario en un par de días, por ejemplo. Debes establecer unos objetivos realistas, en un plazo de tiempo adecuado, para poder conseguirlos con mayor o menos complicación.

Establece objetivos con cierto grado de realismo, y por supuesto, con un poco de desafío. No hay nada más satisfactorio que lograr superar una meta que te ha puesto dificultades; pero recuerda no ser demasiado exigente, porque entonces el resultado puede ser totalmente contrario.

No te machaques

¿Algo ha salido mal?, ¿No has podido superar esa meta que te habías impuesto o un proyecto en el que estabas implicado no sale como esperabas? Deja de achacarlo todo a tu parte y piensa de forma objetiva. ¿Por qué han fallado las cosas?, ¿Qué recaía de tu parte y en qué te has equivocado? A veces hay situaciones que se escapan a nuestro control, y machacarnos por ello es lo peor que podemos hacer.

Sé una persona analítica, piensa con frialdad y reflexiona bien qué has hecho y cuánto podías hacer. Te sorprendería la de ocasiones en las que las cosas no son culpa tuya, por más que pienses lo contrario.

Sé autocrítico, pero constructivo

En el caso de que haya errores por tu parte, sea en cuanto a tu actitud o en cuanto a no haber dado la talla, no te obceques en el machaque personal y piensa mejor en qué te has equivocado. Volvemos a hablar de la capacidad de análisis, pero vamos a sumar la autocrítica en este punto. Valora los problemas, dónde has fallado y cómo podrías haberlo mejorado.

¿Lo tienes? Pues entonces, ahora empieza a aplicar las conclusiones para no volver a fallar. Así, la próxima vez lo harás mejor y, de camino, mejorarás también tu actitud de cara al futuro. Es mejor buscar la forma de mejorar que machacarse con lo negativo.

Piensa en positivo antes de acostarte

Cada vez que acabe el día, antes de dejarte llevar por los brazos de Morfeo, haz un balance del día y céntrate sobre todo en los aspectos positivos que haya dejado la jornada. ¿Has hablado con alguien y te has sentido bien, has conseguido algo que jamás pensarías que lograrías? Céntrate en esto y disfruta un poco del momento, te lo mereces.

Tener esa sensación positiva antes de acostarte es algo que, aunque parezca que no, poco a poco va dejando una muy buena mella en tu actitud y tu forma de ser. “Amor propio“, lo llaman.

Dedícate un poco de tiempo

Hablamos mucho de marcarse metas, de cumplir con responsabilidades, de ser autocrítico y de buscar siempre margen de mejora; pero también es importante dedicar un rato cada día a, simplemente, disfrutar. Ten un hobby, sumérgete en una buena lectura, toca un instrumento, pasea o, simplemente, haz algo con lo que disfrutes y desconectes.

¿Te apetece hacer un viaje? Hazlo. Date un capricho de vez en cuando, porque es algo que funciona genial como chute de autoestima.

Todo esto te ayudará especialmente a reforzar tu estima, aunque, como decíamos anteriormente, es posible que no te resulte suficiente. Si esto no logra que mejores en un mes, entonces te aconsejamos que acudas a un especialista en psicología. Te será de gran ayuda.

5 claves para reforzar tu autoestima en tan solo 30 días
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar