¿Cómo afecta psicológicamente la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil puede tener diferentes causas, su origen puede encontrarse en patologías médicas o psicológicas. En nuestro caso, nos vamos a centrar únicamente en aspectos relacionados con la psique, desde cuáles pueden ser las causas, cómo afecta psicológicamente la disfunción eréctil o qué tratamientos hay disponibles.

Disfuncion erectil

Comencemos hablando de que no hay una sexualidad normal, no hay una norma en lo sexual. En muchas ocasiones, a lo largo de la vida de un hombre y una mujer, podrán sufrir un momento de impotencia o frigidez por diferentes causas.

Tenemos que pensar que siempre hay que tratar y pensar el caso por caso pero, dado que esto es una publicación que quiere ser lo más amplia posible, propondremos algunas ideas generales.

¿Qué es la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil es la incapacidad de lograr o mantener una erección, por mucho que uno desee realizar el acto. Dentro de las afecciones en la sexualidad del hombre, ésta es la más común y se cree que en un altísimo porcentaje de los casos (he leído artículos que señalan un 90%) su origen es psíquico.

Si lo pensamos desde la psicología, no se trata de hablar únicamente de penes flácidos o erectos, si no de entender la impotencia desde múltiples ángulos. Con independencia de que hablemos de un sujeto masculino o femenino, la impotencia señala que hay una imposibilidad de alcanzar el éxito cuando éste es esperado.

¿Cómo afecta psicológicamente la disfunción eréctil?

Disfuncion erectil causas

Para muchas personas la virilidad está ligada únicamente a la potencia sexual del hombre, por lo que aquel que tiene dificultades en este ámbito suele tener una imagen de sí mismo devaluada o empobrecida.

En los casos en los que se produce una pérdida de erección ante otra persona, ya sea en un momento puntual o de forma reiterada, suele ser vivido con gran bochorno. La primera reacción suele ser intentar resarcir esa dolorosa imagen de sí mismo, con frases como «esto no me suele pasar» o «es la primera vez que me pasa».

Teniendo en cuenta que es un momento de gran vulnerabilidad, de sentirse expuesto o incluso de sentir que hay una rotura de su propia imagen, del paso de la promesa implícita o explícita de un coito al fracaso del mismo, pueden aparecer respuestas defensivas que intentan ubicar el problema fuera: No es que mi miembro no funcione, es que tú no me pones suficiente.

Por supuesto, la respuesta y reacción del compañero-a sexual también tiene un peso importante, aunque no siempre determinante, en la forma con la que podrá lidiar el hombre con su imposibilidad. Sin duda, no será lo mismo normalizar la situación como algo que va a ocurrir en la vida erótica de cualquier persona, en algún momento de su vida, que el hecho de ridiculizar a alguien. Aún así, como decíamos, no tiene por qué ser determinante porque cada uno tiene su historia psíquica.

Toda esta situación puede derivar, o ir precedida, por sentimientos de inutilidad, de fracaso, de ser poco hombre, de valorarse como poca cosa, que le cueste más poder acercarse a una posible pareja sexual, se produce un mayor retraimiento, más estrés y nervios, ansiedad, angustia ante un escenario más íntimo, depresión, entre otros aspectos.

Disfuncion erectil afecta psicologicamente.

Posteriormente, dependiendo de cada persona (su historia, su psiquismo, etc.) pueden aparecer diferentes reacciones:

  • Actuar como si nada hubiera pasado y poder mantener la relación (citas, encuentros, amistad, pareja) con la persona con la que ha vivido dicha situación de impotencia. Ó, todo lo contrario, resulta inconciliable para sí mismo tener que volver a lidiar con dicha persona.
  • Si no es la primera vez que le sucede, es frecuente que uno busque algún tipo de complemento o suplemento para la testosterona o el rendimiento masculino. ¿De qué tipo? La realidad es que el primer paso no suele ser ir en búsqueda de viagra, porque eso implica ya la asunción de que algo ocurre. Se suele optar por opciones como Naturadika que está diseñado para mantener niveles óptimos de testosterona, aportar mayor energía y mejorar el rendimiento.
  • En el caso de que este tipo de suplementos no hayan funcionado, lo que podría implicar que no había un problema con la testosterona, suele ser un momento de mayor susto y presión. Es posible que haya vuelto a darse la pérdida de erección en al menos una ocasión, por lo que es frecuente que se consulte con un médico para ver si tiene una base orgánica.
  • En último término, si no es orgánico, llega el momento de tomar viagra (por muy joven que uno sea) y/o de dar el paso de consultar a un psicólogo para poder tratar la impotencia.

Causas de la disfunción eréctil

Disfuncion erectil tratamiento psicologico

Las causas de la disfunción eréctil pueden ser patologías médicas -vasculares, neurológicas, hormonales o urológicas- como psicológicas.

¿Se puede tener una pérdida de erección por estrés? Sin ninguna duda, por estrés y por cansancio. ¿Puede haber otras causas que requieran tratamiento psicológico? Sin duda alguna, también.

Desde el psicoanálisis, Sigmund Freud ya señalaba que la sexualidad adulta queda influenciada por el Edipo (resumámoslo mucho muchísimo con «un conjunto complejo de emociones y sentimientos infantiles caracterizados por la presencia simultánea y ambivalente de deseos amorosos y hostiles hacia los progenitores»). En aquel momento, y también todavía en la actualidad da qué hablar, parecía que era algo imposible. En 2014 se realizó un estudio* publicado en Journal of Sexual Medicine que investigó la influencia de dichos sentimientos infantiles con la disfunción eréctil, teniendo como resultado que hay correspondencia entre los fracasos sexuales y la relación con la madre.

Otras causas psicológicas que pueden formar parte de esta disfunción son experiencias sexuales negativas o traumáticas, un sentimiento intenso de culpabilidad o vergüenza, gran autocontrol, entre otros.

Es fundamental que sepas que un proceso terapéutico puede ser clave y vital para poder disfrutar de una sexualidad plena.

Otro artículo que puede resultarte interesante es:

 

* Stuart Brody, Petr Weiss. 2015. «Erectile Dysfunction and Premature Ejaculation: Interrelationships and Psychosexual Factors», Journal of Sexual Medicine. Volume 12, Issue 2, P398-404.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar