El Neurofeedback revoluciona la psicología mejorando la actividad cerebral

Como fruto de la colaboración entre psicología y tecnología han nacido numerosas técnicas nuevas pensadas para tratar a las personas y, sobre todo, para garantizar su bienestar mental y físico. Una de las más relevantes de los últimos años es el Neurofeedback, algo que puede traer consigo toda una revolución.

Ideada hace ya varios años, esta propuesta busca sacar partido a la capacidad de la tecnología moderna para tratar a personas con problemas a nivel de actividad cerebral. Vamos a ahondar en ella a continuación.

Pero, ¿qué es exactamente el Neurofeedback?

El Neurofeedback es el fruto de la conexión entre tecnología y la ciencia. Este tratamiento parte de la rama de la Neurociencia, centrándose en entrenar la actividad eléctrica del cerebro, generando cierto equilibrio en este para que actúe de la forma más eficiente en cada proceso cerebral.

Este tratamiento hace que el cerebro se autorregule a sí mismo, lo que a su vez provoca una actividad cerebral que resulta saludable. Acaba con cualquier posible disfunción en la actividad de este órgano de forma totalmente segura y nada invasiva. De hecho, una de sus grandes bondades es que no causa efectos secundarios y los cambios que logra permanecen durante mucho tiempo.

La tecnología, al servicio de la psicología

Lo cierto es que el mero planteamiento del Neurofeedback deja claro que la psicología no es una especie de entidad que funciona por separado con respecto al resto. Esta ciencia se nutre muchísimo de los avances tecnológicos, y es precisamente por estos por lo que se le ha podido dar forma a una técnica tan revolucionaria y beneficiosa.

Aunque no es lo único que la tecnología ha hecho por la psicología en los últimos años. La referencia más clara la tenemos con internet y con su capacidad para habilitar la existencia de consultas psicológicas online. Centros como el prestigioso gabinete de Neurofeedback de IPSIA Psicología han sabido aprovechar esta posibilidad ofreciendo a sus pacientes la posibilidad de tratarles y asesorarles a través de citas virtuales.

De hecho, el caso de IPSIA es uno que ilustra bastante bien el aprovechamiento de la tecnología al servicio de la psicología, ya que son también los especialistas más capacitados en cuanto a la técnica del Neurofeedback. Una dupla interesante que, de nuevo, nos recuerda cómo la ciencia se nutre a sí misma con cada avance que logra.

¿Qué aplicaciones tiene el Neurofeedback?

Hablamos de una técnica que, en el fondo, se encarga de regular el funcionamiento del cerebro a través del Sistema Nervioso Central en su conjunto. Su versatilidad y su eficacia han hecho que sea algo que encaja tanto con niños de 5 años como con personas de avanzada edad. Puede usarse en un amplísimo rango de casos para mejorar la salud de las personas.

De hecho, su utilización ha propiciado la reducción de síntomas en diferentes casos problemáticos, a la vez que ha generado muy buenos efectos a largo plazo en las personas que han decidido optar por este tratamiento. Aun así, siempre se aconseja acompañar con las adecuadas sesiones de psicoterapia en caso de ser necesario.

Aplicaciones en adultos

En los casos de personas adultas, aplicar la técnica del neurofeedback ha demostrado una importante mejoría en numerosas situaciones distintas. Desde tratar con episodios de ansiedad o depresión, hasta la mitigación del TOC y la buena gestión para evitar desequilibrios emocionales, a la vez que una mejora en el control de la ira.

Asimismo, sirve para acabar con el insomnio a medio plazo, frenar las crisis epilépticas y ayuda incluso en situaciones más complejas como las personas con síndrome de Tourette o aquellas que tienen algún daño cerebral.

Por otra parte, también puede utilizarse para mejorar tanto profesional como académicamente. De hecho, se puede usar el neurofeedback como parte de un programa de alto rendimiento mental para perfiles ejecutivos o para aquellas personas que tienen que preparar unas pruebas de conocimiento exigentes. Se ha demostrado que mejora la eficiencia y el rendimiento cerebral, potenciando sobre todo la concentración.

Aplicaciones en niños

El Neurofeedback también puede servir como la solución para muchos casos infantiles. Los profesionales y centros especializados lo utilizan para tratar perfiles con problemas de conducta, impulsividad extrema o, también, para mejorar el control de la ira en edades más tempranas, cosa que ayuda mucho en su desarrollo al crecer.

También mejora la concentración y acompaña a los tratamientos para aquellas personas con trastornos propios del espectro autista. Junto a esto, se aconseja su uso para tratar el déficit de atención y la Hiperactividad, amén de para reducir el estrés y/o la ansiedad que puedan tener los niños.

Dejando a un lado todo lo relacionado con el tratamiento para adultos y para niños, cabe decir que esta técnica se usa también en deportistas para potenciar su autocontrol. Su potencial, ciertamente, es prácticamente infinito.

Curso de Creación Web
¡Aprende a CREAR y MONETIZAR tu sitio web con Tendenzias!
+ 100Mde lectores al año
+ 1.8M de euros
+ 15 años de experiencia
Te ofrecemos nuestra experiencia para que logres montar tu web y comenzar a monetizarla desde cero.
¡Quiero Aprender!
El Neurofeedback revoluciona la psicología mejorando la actividad cerebral
4.80 / 5
4.80 - 7 Votos

También te puede interesar