Escrito por Tendenzias

Bullying o acoso escolar: estadísticas, detección y prevención

Cuando hablamos de acoso escolar o bullying estamos haciendo referencia al maltrato psicológico y, a veces, físico que sufren estudiantes de distintas edades por parte de otros compañeros. En algunas ocasiones, se cuenta también con la complicidad del profesor.

patada
Son muchos los aspectos a tratar sobre el acoso escolar, nos podría llevar todo un blog tratar esta temática y profundizar sobre ella, por lo que vamos a ser más concisos y centrarnos en temas que pueden aportar información relevante para conocer más esta problemática que afecta a toda la población.

Indice del artículo

En este artículo os vamos a hablar de diferentes aspectos sobre el bullying y el acoso escolar, para que podáis conocerlo en profundidad:

  • Definición del bullying
  • Estadísticas del bullying y del acoso escolar
  • Perfil psicológico del agresor y antecedentes familiares
  • Perfil psicológico de la víctima
    • Víctima pasiva
    • Víctima provocadora
  • ¿Cómo se produce el bullying?
  • ¿Cómo se detecta el bullying?
    • Indicadores para padres
    • Indicadores para profesores
  • Trabajo con adolescentes sobre Bullying
  • Cinematografía del bullying

Bullying: definición

acoso escolar o Bullying
El Bullying o acoso escolar es un problema creciente en las aulas que consiste en un maltrato psicológico, verbal o físico  producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado. El objetivo mayoritario del bullying es el de someter y asustar a las víctimas.

Hay diferentes tipos de acoso escolar, a veces puede darse uno de forma aislada pero en la mayoría de los casos suelen compaginarse y un mismo niño es víctima de varios tipos de acoso escolar. Hay varias clasificaciones:

  • Físico: Pegar Patadas, puñetazos, mordiscos, empujones, agresiones con objetos, etc. Se da con más frecuencia en primaria que en secundaria.
  • Verbal: Poner motes, insultos, menosprecios en público, resaltar defectos físicos, usar el móvil para intimidar a la víctima, sacarle fotos mientras se le pega y ponerlas en Internet, etc. Es el más habitual.
  • Psicológico: minan la autoestima del individuo y fomentan su sensación de temor.
  • Social: pretende aislar al joven del resto del grupo y compañeros.
Save the Children - El Pais

Por otra parte, también encontraríamos otra clasificación que puede resultaros más concreta: bloqueo social, hostigamiento, manipulación, exclusión social, intimidación, agresiones, amenazas contra su integridad, coacción.

Bullying o acoso escolar: estadísticas

CyberBullyREX_468x366

Los estudios realizados por el Observatorio estatal mostraron que no hay diferencias significativas sobre la prevalencia del bullying asociadas entre a la escuela (el tamaño de la misma o si es pública o privada) ni al tamaño de las aulas.

El lugar donde se producen el mayor número de agresiones (insultos, motes, daños a la propiedad) es en el interior del aula y no en el exterior de las dependencias del colegio. A su vez, suele ser la zona del patio de recreo donde se produce con mayor frecuencia las agresiones físicas y la exclusión directa del grupo, ya que en la zona de juegos es donde se manifiesta con más facilidad.

Estadísticas: Estudio Anar y F. Mutua Madrileña

Datos actuales muestran cómo whatsapp o las redes sociales se están convirtiendo en uno de los medios más potentes para realizar el acoso escolar, según afirma un estudio realizado por las fundaciones Mutua Madrileña y ANAR, ya son uno de cada 4 casos de acoso escolar.

En esta gráfica podemos ver un estudio realizado por la Fundación Anar y la fundación Mutua Madrileña – I Estudio sobre el bullying según los afectados – presentado en abril de 2016 donde se ve cómo la evolución del acoso escolar se dispara en 2015. ¿Creéis que se frenó a principios de año?

En el estudio se refleja como en enero de 2016 crecen las llamadas a dicha Fundación, no sólo de niños sino de padres, profesores y orientadores que piden ayuda para poder hacer frente a esta situación, tanto como ayudar a sus hijos como protocolos a realizar en la escuela.

A su vez, los datos que manejan de esos primeros meses antes de la publicación del estudio es que siguen aumentando considerablemente las llamadas, por lo que podríamos mantener la hipótesis de que el año 2016 se siguió pidiendo mucha ayuda, a todos los niveles, para poder buscar soluciones al acoso escolar y sus consecuencias.

Este estudio también ha mostrado que son más las niñas las que sufren acoso escolar, con una diferencia de un 2% entre unos y otros. A su vez, la edad de estos chicos es entre los 11 y los 13 años, donde podemos ver un pico en la gráfica donde nos muestra el nivel de acoso en función de la edad.

Otro dato fundamental es que la frecuencia del acoso es diaria para el 70% de los niños y más del 40% de los niños acosados llevan sufriéndolo más de un año.

Estadísticas: INJUVE y Save the Children

En España el 1,6% de los niños y jóvenes sufren bullying de forma constante y un 5,7% lo vive de forma esporádica. En el año 2015, 1 de cada 10 niños afirmó haber sufrido acoso escolar.

El Instituto de Evaluación y Asesoramiento Educativo (IDEA), indica que un 49% de los estudiantes dice ser insultado o criticado en el colegio y que un 13,4% reconoce haber pegado a sus compañeros.
En el estudio realizado por la ONG Save the Children, los resultados de 2015 muestran cifras que deberían resultarnos escandalosas (estas tablas pertenecen al artículo “Las cifras del acoso escolar en España” de El País):

Save the children - El País

Una de las preguntas que, tanto padres como niños que han sufrido acoso, se hacen es ¿Por qué? Esta pregunta también se ha generado a lo largo del estudio y los resultados los tenéis en esta tabla.
acoso-escolar-razones-agresion

Una encuesta del Instituto de la Juventud (INJUVE) eleva el porcentaje de víctimas de violencia física o psicológica habitual al 3% de los alumnos. A su vez, ésta revela que un 16% de niños y jóvenes encuestados reconoce haber participado en burlas o agresiones psicológicas a otros compañeros. El Defensor del pueblo señala que en un 5% los alumnos que reconoce que algún compañero le pega.

Bullying o acoso escolar: Perfil del agresor

bullying

Perfil psicológico del acosador

El acosador suele ser una persona físicamente fuerte y dominante, con una necesidad importante de sentirse superior a los demás pero tienen una alta autoestima y poca capacidad de autocrítica.

A veces, se les puede denominar como agresivos u oposicionistas (incluso con los adultos), con fuerte temperamento, lo que supone que puede enfadarse con facilidad y no sabe controlar bien sus impulsos, no tiene herramientas para manejarse con sus emociones.

Importante también es conocer que suelen ser personas con baja tolerancia a la frustración, que muestran poca empatía hacia sus víctimas y suelen ser descritos por los demás como duros o incluso malvados.

Las conductas antisociales pueden empezar a edades tempranas y pueden tener seguidores en clase pero más por temor que por auténtica simpatía. La popularidad depende de cada caso, pueden ser alabados o contar con poca gente a su alrededor; eso sí, los estudios han mostrado que la popularidad sería mayor en primaria que en secundaria.

Antecedentes familiares

Según los resultados del estudio realizado por Díaz Aguado, en cuanto a los antecedentes familiares los agresores no suelen contar con una relación afectiva segura ni cálida con sus familiares, mayoritariamente por la madre.

La educación recibida en casa suele estar marcada por una falta de límites importante, por lo que no ha podido incluirlos en sí mismo, de ahí la baja frustración que hablábamos anteriormente. También suele haber una marcada permisividad de los progenitores hacia sus conductas antisociales, por lo que no hay un límite que marque lo correcto o lo incorrecto de sus acciones.

Es importante conocer que su personalidad se va formando y que, en las primeras fases, los padres tienen una labora fundamental a realizar. Este artículo os lo puede ilustrar un poco más “Teoría del desarrollo psicosocial de Erikson

Bullying o acoso escolar: Perfil del acosado

En base a los resultados del estudio, Díaz Aguado diferencia entre dos perfiles de víctimas de bullying:

Perfil psicológico del acosado pasivo

Por una parte, el acosado que suele estar clasificado como una “víctima pasiva” suele ser una persona físicamente débil, con poca facilidad para las actividades físicas y tienen a ser solitarios. La asertividad no es su punto fuerte, desde el punto de vista de defender sus derechos y poner los límites de manera adecuada.

Siente vergüenza y culpa por lo que le ocurre en el colegio, aislado con muy pocos amigos ya que no es popular en el grupo, relacionándose mejor con aquellos que son menores. Suele pasar desapercibido, se le considera tímido y temeroso, nervioso y preocupado por ser herido, callados y sumisos.

Suelen ser muy inseguros y con un pobre concepto de sí mismos, además de ir acompañado todo ello con una alta ansiedad que les impide poder estudiar con eficacia, por lo que también suelen sacar unas notas bajas.

Perfil psicológico del acosado provocador

Por otro lado, nos encontramos con una persona acosada que se le ha denominado como provocadora. Hay importantes diferencias con el anterior perfil pero siguen siendo víctimas de acoso escolar.

Tienen un temperamento fuerte y, ante las agresiones y vejaciones, pueden responder de manera violenta. Por tanto, suelen actuar primero y después pensar en las posibles consecuencias de sus actos.

Una de las características más llamativas es la impopularidad de estos niños, quienes pueden sentir el rechazo no sólo de los compañeros que le aíslan sino también de los profesores y resto de adultos.

Toda esta situación le provoca una gran alteración emocional que le impide poder estar tranquilo, por lo que también suelen cursar problemas de concentración y de atención en clase.

Otro dato importante es que podrían repetir el acoso sufrido con estudiantes que consideren más débiles.

Bullying o acoso escolar ¿Cómo se produce?

bulling

El Bullying como cualquier acoso implica la repetición continuada de agresiones, burlas para aislar a la víctima y hacerla sentir mal consigo misma hasta el punto de no soportarse en su propia piel.

Suele estar provocado por un alumno que se apoya en un grupo contra la víctima que se encuentra en minoría e indefensa, en la mayoría de los casos es una persona que acaba quedándose sola o que los amigos / conocidos no suelen hacer nada ante las agresiones que sufre por miedo a que les ocurra lo mismo.

Como suele suceder con los acosos, éste se mantiene por la pasividad y la ignorancia de las personas que rodean tanto a la víctima como a los agresores.

En el acoso escolar o Bullying los agresores ven disminuida su capacidad de empatía, actúan sin ponerse en el lugar de la victima a la que atacan. Se produce una conducta inadaptada violenta de agresión y rabia hacia otra persona.

En las personas que observan los acosos y la violencia hacia las víctimas no hacen nada se da una falta de sensibilidad, apatía y solidaridad, hoy es otro el acosado pero mañana puedes ser tú. ¡No te calles contra el acoso escolar pide ayuda!

Bullying o acoso escolar ¿cómo detectarlo?

Padres y profesores tienen una importante labor que llevar a cabo en sus casas y en las aulas para poder detectar cuándo alguien está sufriendo acoso.

Indicadores para profesores

  • Los alumnos suelen ser etiquetados con motes denigrantes, se les hacen bromas de manera constante para ridiculizarlos ante los demás, sufren conductas intimidatorias que a veces pueden pasar desapercibidas.
  • Son niños y adolescentes que suelen estar solos, aislados y que nadie quiere estar con ellos en los grupos, ni de trabajo ni social.
  • Cuando se les pilla en una pelea suele ser llamativo porque nunca ha dado señales de ser agresivo o porque ya de antemano se sabía que no había posibilidad de que ganara dicha pelea. A su vez, pueden recibir agresiones físicas – capones, collejas, puñetazos, arañazos – de las que les resulta muy difícil defenderse.
  • El material escolar suele aparecer deteriorado, incluso pueden perderlo con frecuencia y las excusas que dan en casa o en clase son muy pobres.
  • Todo ello puede derivar en que cada vez aparezcan más sentimientos y pensamientos depresivos, se sientan decaídos y con falta de motivación para ir a clase o intentar aprender algo. Suelen ser inseguros, prefieren no hablar en voz alta en clase ni participar, intentando pasar desapercibidos y cuando les toca pueden mostrarse ansiosos.
  • Son profundamente infelices pues, aunque parezca que el acoso ha terminado durante un tiempo, no entienden por qué ha ocurrido y viven con el temor de si no volverá a producirse en cualquier momento.

Indicadores para padres

A pesar de que uno puede tener una relación sana con su hijo y tener la certeza de que – llegados a este punto de sufrimiento en el aula – se lo contaría, es importante conocer cuáles son los indicadores para detectarlo.

  • Uno de los indicadores más vistosos son la aparición de arañazos o golpes con una explicación poco convincente, más si van apareciendo con frecuencia.
  • Pueden llegar a casa con el material escolar estropeado o perdido, con la ropa desordenada o dañada.
  • Los domingos por la noche y los lunes por la mañana suelen ser días de muchos nervios que pueden manifestarse a través de problemas con la comida, problemas para dormir o tienen más pesadillas, estar más nervioso de lo habitual, enfermarse (dolor de estómago, de cabeza, encontrarse mal..).
  • Pueden llevar comida de más para el recreo, o dinero extra o incluso robarlo en casa para poder pagar a los agresores.
  • No suelen ser invitados a las fiestas de cumpleaños de los demás, parece que no tienen amigos y no suele salir con nadie de clase.
  • Parecen tristes y cansados, infelices cuando creen que uno no les mira.

Bullying o acoso escolar: Trabajo con adolescentes

En charlas sobre prevención del acoso escolar en adolescentes pude obtener datos relevantes que pueden servirnos como un claro ejemplo de la problemática actual, de la forma que piensan acerca del acoso escolar.

Estos adolescentes en concreto, consideraban que los agresores suelen sufrir malos tratos en casa o han visto como sus padres pegaban a sus madres, aceptan y validan el pegar a un hijo como la única manera en la que tienen los padres de hacerse entender, otros consideraban que era una manera de llamar la atención ante los demás y ser el guay.

Por otra parte, en trabajos que he realizado con adolescentes he comprobado como ellos mismos califican al agresor como una persona que por dentro está vacía, alguien que se cree superior y que debe de tener algún tipo de problema para actuar de esa manera.

cobardes
Realizamos un role playing con los alumnos y aquellos que hacían de agresores decían sentirse con más poder cuando veían a la víctima sola, pero que cuando éste contaba con amigos que le apoyaban toda esa sensación de grandeza desaparecía ¿Podría ser esto el síntoma y la consecuencia de que se mantenga el acoso escolar, la soledad de la víctima?

Una de las preguntas que nos parecía más interesante era preguntarles qué características creían que tenían los niños para convertirse en víctimas de acoso. No hubo dudas al respecto, “ser diferente a los demás”, la timidez, tener algún defecto físico, creerse inferior, estar solo y no tener amigos, mostrar miedo ante los demás.

Un aspecto que quisimos trabajar con ellos y que consideramos que era fundamental, ya que se podía intuir en los resultados y en lo comentado con los profesores que habían casos de acoso escolar en determinadas aulas, la importancia que mantenían los “observadores” del acoso escolar y el papel tan importante que ellos ocupaban. Si se unían todos ellos, si apoyaban a la víctima estaban salvando una vida, podían ayudarle a seguir creciendo y detener el acoso escolar.

Desde el equipo que nos reunimos en esta formación, nos parece un aspecto fundamental a trabajar en todas las edades. El silencio no es la solución, mirar hacia otro lado es permitir que siga ocurriendo y sobre todo, darles a conocer que las secuelas pueden ser terribles como ya hemos visto en muchos casos de acoso escolar. Tienen que comprender que no es un juego y que pueden destrozar la vida de una persona, tanto los agresores como los observadores.

Para terminar y ver todo lo trabajado en estas sesiones con los adolescentes les pusimos este vídeo musical “Cobardes” que acabó dándoles otra perspectiva al acoso escolar y, no hemos querido dejar de compartirlo con vosotros para que también podáis verlo de otra manera ¿Quién es el verdadero cobarde?

Bullying: películas

A continuación, queremos compartir con vosotros algunas películas que han tratado la temática del bullying o el acoso escolar, ya sea de manera directa o indirecta, para que todos podamos pararnos a reflexionar y hacer un ejercicio de empatía.

Si queréis verlas con menores, es importante que les echéis un ojo vosotros primero para comprobar que el contenido es adecuado para la edad concreta del espectador.

Son 13 títulos que muestran el bullying o el acoso desde diferentes puntos de vista, a veces de una manera más directa y en otras podemos ver las consecuencias del mismo:

  1. Un monstruo viene a verme
  2. Karate Kid
  3. Precious
  4. Bullying
  5. Easy A
  6. Cobardes
  7. El país del miedo
  8. Un espía y medio
  9. Dumbo
  10. Bienvenido al hormiguero
  11. Mean Girls
  12. Cyberbully
  13. Después de Lucía

Ayuda contra el Acoso Escolar o Bullying

Si sufres acoso escolar o sabes de casos de acoso en tu colegio no te quedes callado. Habla con tus profesores, tus padres o un adulto de tu confianza. Si no sabes donde acudir tienes el teléfono gratuito y confidencial de la Fundación Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (ANAR).

acoso-escolar
  • Nuestros psicólogos
  • Teléfonos de ANAR para niños 900 20 20 10 y para adultos 600 50 51 52
  • Asociación contra el acoso escolar. Ayuda y asesoramiento a las familias y personas que se vean envueltas en estos conflictos. Teléfono 636625312 . Email contacto maricanet@hotmail.es
  • Asociación contra el acoso escolar de Catalunya- ACAECAT Teléfono: 600672077 – email acaecat@jfrauca.jazztel.es
  • Defensor del Menor Comunidad de Madrid. Teléfono 915.634.411. Línea de ayuda anti-bullying del DEFENSOR DEL MENOR y de la Asociación “Protégeles” – Atención personalizada: e-mail contacto@protegeles.com. La Web de ayuda contra el acoso escolar

Fuente: Díaz-Aguado, M.J. (2005) Por qué se produce la violencia escolar y cómo prevenirla. Revista IberoAmericana.
Díaz-Aguado, M.J (2006)Del acoso escolar a la cooperación en las aulas.Madrid: Pearson-educación, Prentice-Hall.

depsicologia.com

Newsletter