Escrito por Tendenzias

¿Qué es la empatía y para qué sirve?

¿Qué es la empatía y para qué sirve? Hoy en día, la empatía es una de las cualidades y habilidades más valoradas en los demás pero no siempre se cultiva. En este artículo queremos mostraros qué es realmente la empatía y por qué es beneficiosa.

¿Qué es la empatía?

Podemos definir de muchas maneras la empatía, por ejemplo como la capacidad de ponerse en el lugar del otro y entender o comprender – en la medida de lo posible – cuáles son sus emociones, sus necesidades o sus problemas.

Según el diccionario de la RAE, la empatía tiene dos acepciones:

  1. Sentimiento de identificación con algo o alguien.
  2. Capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos.

Seamos francos, no todo el mundo tiene empatía y tantos otros prefieren no ejercitarla, pero está demostrado -podéis hacer la prueba entre vuestras amistades – que aquellas personas que muestran más empatía son aceptadas en los grupos, son personas a las que se recurre en mayor medida ante algún problema o conflicto, o las elegidas para escuchar los secretos.

Sentarnos frente a un amigo y escuchar sus problemas, captar sus emociones y acompañarle en ese momento, no es lo mismo que hacer todo eso pero sentir esas emociones como propias aunque sean ajenas.

La empatía hace que sean un poco de uno, que haya una conexión entre ambas personas y que uno pueda escuchar, pensar, sentir, reflexionar sobre esas emociones del otro. Uno no está centrado en sí mismo, sino en la otra persona: su lenguaje verbal y no verbal.

Para una auténtica escucha del otro, la empatía es la clave misma para lograrlo. Dicho esto, tener empatía no es lo mismo que tener un exceso de empatía, uno debe saber cuáles son las emociones propias y las del otro, saber poner límites y respetar su espacio personal.

Por qué es necesaria la empatía

Cuando falta la empatía nos encontramos ante personas que no son capaces de darse cuenta de cuándo producen dolor a una persona o que no les importa porque no entienden de ese dolor, no son capaces de prever cuándo van a hacer un daño a otra persona ni entienden las emociones propias o ajenas.

En el momento en el que el nivel de empatía es cero podemos llegar a hablar de psicopatía (artículo: “Psicópatas: definición, origen y síntomas“) o un síntoma que cursa en otros cuadros clínicos, pero puede haber un nivel bajito de empatía que se puede trabajar y ejercitar para aprender a ponerse en el lugar del otro.

Entonces, uno se pregunta ¿por qué es necesario ser empático? ¿cuáles son las ventajas de ser empático? La realidad es que la empatía facilita que se puedan establecer lazos sociales más duraderos y profundos, ya que la empatía permite comprender cómo se siente el otro, escucharle plenamente y hacerle sentirse menos solo cuando está desbordado emocionalmente.

La empatía facilita que una persona pueda abrirse a alguien ajeno así mismo, por lo que la confianza también se agrada y se beneficia en mayor medida.

Tener una buena empatía también puede fomentar que uno ocupe determinados puestos laborales donde hay más contacto con el personal o con pacientes, puesto que esta habilidad permite que uno pueda decir malas noticias con más tacto y de una forma más positiva (cuando es posible).

Bill Drayton, Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional, hacía referencia en 2012 a la necesidad de empatía para provocar cambios. En este sentido, se ha venido planteando que la empatía es la base de los cambios a nivel social pues si uno no tiene empatía, si no es capaz de entender el dolor o de sobrecogerse ante las desgracias ajenas (refugiados, maltrato, violencia de género, etc.) ¿qué se puede hacer para intentar cambiar hacer un cambio cuando personalmente no le toca de cerca?

Por tanto, la empatía es necesaria a todos los niveles pues nos relacionamos en nuestra vida familiar, de pareja, laboral, social… La empatía permite ponerse en el lugar del otro sin perder su propio lugar individual.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Claves para ser más empático

Hay personas que tienen una capacidad de empatía estupenda y que no necesitan ejercitarla, pero hay otros que sí que necesitan esforzarse un poco más para poder llegar a entender qué sienten los demás, conectar con ellos de una manera más intensa y así también sentirse más plenos.

Por ello, hemos desarrollado estos dos artículos sobre empatía para que podáis conocer cuáles son las claves para mejorarla:

depsicologia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos