-    Escrito por elena

Prosopagnosia, trastorno reconocimiento caras

La Prosopagnosia es un trastorno  de reconocimiento de las caras que se manifiesta en una dificultad de reconocer a familiares y amigos por el rostro. Incluso puede no llegar a reconocerse el mismo en un espejo. En  algunos casos los prosopagnósticos si reconocen caras de desconocidos pero no las caras familiares.

prosopagnosia

¿Cómo reconocemos las caras familiares?

Los seres humanos para reconocer y procesar rostros ponemos en funcionamiento múltiples regiones cerebrales:

  • La corteza de asociación visual (construimos la imagen)
  • Los Hipocampos y regiones frontotemporales (comparamos y activamos sentimientos de familiaridad)
  • Las regiones temporo-parietales (memoria semántica)
  • El hemisferio izquierdo (activación estructuras lingüísticas que codifican el nombre de la persona)

En nuestra vida cotidiana no somos conscientes de nuestra asombrosa capacidad para reconocer una cara, pero somos capaces de memorizar un número increíble de rostros a lo largo de nuestra vida. La capacidad para reconocer rostros puede alterarse por una lesión cerebral, en una zona específica de la corteza cerebral.

¿Qué es la prosopagnosia?

En la Prosopagnisa el paciente no puede reconocer a su familia ni entorno cercano por su cara. En casos más agudos no pude ni reconocerse a si mismo en un espejo o en una fotografía.

reconocimiento rostros

Algunas características que tenemos que tener en cuenta es que el paciente si sabe que lo que está viendo es una cara, lo que ha perdido es la capacidad de identificarla. El paciente puede en algunos casos hacer reconocimientos deductivos por la forma del pelo, la ropa, las gafas etc. pero  no puede reconocer las caras.

Lo curioso es que el paciente con prosopagnosia puede ser excelente reconociendo cara de personas desconocidas, de esta forma los investigadores se han dado cuenta que reconocer rostros desconocidos y  reconocer rostros que nos son familiares son dos actividades cognitivas diferentes.

La discriminación de rostros desconocidos es una actividad visoperceptual desligada de la memoria y de los afectos y por lo tanto sería una tarea más superficial.

reconocimiento caras

En el  reconocimiento de rostros familiares, el proceso no es superficial,  tiene que ver con la evocación de procesos mnésicos y afectivos asociados al acto visoperceptual, es una tarea mucho más profunda y probablemente relacionada con la actividad de un mayor número de regiones cerebrales: corteza visual, áreas de asociación, estructuras de memoria, estructuras del sistema límbico y regiones prefrontales. Por esta razón, las prosopagnosias requerirían una lesión mucho más severa y extensa, bilateral, mientras que la alteración en la discriminación de rostros no familiares se puede originar por lesiones menos extensas, unilaterales y por tanto presentarse con más frecuencia.

La prosopagnosia se puede asociar con agnosia al color o acromatopsia (Kay y Levine 1982). Así como alteraciones de la imaginación visual, menor capacidad de emociones. En más del 90% de Prosopagnosia hay defectos del campo visual, y en la mitad de ellos es bilateral.

reconocimiento caras familiares

Tipos de agnosia

Prosopagnosia Apercitiva: El paciente si ve la cara pero le falla el análisis estructural de la misma y no puede recordar la identidad de la persona ni tiene sentimientos de familiaridad. Si puede imaginar y soñar caras de familiares pero si las ve no las reconoce. En este caso estos pacientes también tiene dificultades en reconocer cualquier rostro incluso los desconocidos.

Prosopagnosia asociativa o Prosopamnesia: Los pacientes si tienen un buen análisis de la estructura de la cara, pero falla el reconocimiento. El paciente si puede identificar el sexo, la edad, la raza. El paciente construye un buen precepto facial .No hablamos de amnesia porque la identidad personal y las memorias semánticas asociadas a las personas las conserva, pero solo pueden ser activadas por vías no visuales, como la voz o el nombre.

Leer más

Fuente|neurologia.rediris.es

Fotos|lacomunidad.elpais., singularidad.wordpress.com, neurologia.rediris.es,estudioiphone.