¿Cuáles son los cambios psicológicos durante el embarazo?

Los 9 meses de embarazo son también 9 meses de preparación emocional, pues con la llegada del bebé se produce el nacimiento de una madre. Los cambios psicológicos que se producen durante el embarazo son múltiples e intensos, difieren según el trimestre y forman parte de la elaboración de una nueva identidad.

Cambios psicologicos embarazo

Cambios psicológicos durante el embarazo

Un bebé nace en la fantasía de la futura madre mucho antes de que éste inspire por primera vez. Se imagina si es niño o niña, los parecidos familiares, el carácter, sus aficiones, su futuro… Sin todavía conocerse, el futuro bebé va ocupando ya un lugar en la mente de la mamá, e igualmente sucederá lo mismo con el padre. Este fantaseo es de lo más normal y habitual, cuyas fantasías están estrechamente relacionadas e influenciadas por la historia personal de cada uno de los progenitores.

Y, en ocasiones, estas fantasías ya se han ido construyendo incluso antes de que se dé el momento de la fecundación. ¿Cómo? De la forma más natural posible, cuando una pareja charla sobre su futuro, sobre lo que se imagina y cómo se lo imagina. A veces, también por separado, en el imaginario de cada uno de ellos, en cómo se ven como padres, cómo se imaginan a sus hijos y la relación con los mismos.

Aún así, aunque a veces un posible hijo ya esté previamente en la mente de los padres, esto no salvaguarda del gran impacto que supone la noticia de descubrirse embarazada o de saber que uno va a ser padre. Esto no quita de que se pueda recibir con gran alegría e ilusión pero, sin duda, el impacto está ahí pues es el aviso de que un gran cambio va a producirse en un plazo máximo de 9 meses y será para siempre.

La llegada de un bebé, o simplemente el anuncio de la espera del mismo, supone un cambio en la concepción de cada uno como individuo, como pareja, la apertura a la familia y el cambio de lugares a nivel interno, lo cual también se percibe a nivel externo. Ejemplo general, cuando una (uno) es madre (padre), ya no está ubicada (o) en el mismo lugar de hija (o) frente a sus padres, la maternidad (paternidad) le empuja a colocarse en un lugar de madre (padre) con todas las atribuciones y renuncias – pérdidas que eso implica. Por ello decimos que se remueve la historia personal de cada uno como hijo de sus padres, aparece la pregunta de cómo una será madre con mayor resonancia, de qué tipo de madre quiere ser, etc.

Cambios emocionales en el primer trimestre de embarazo

Desde el primer momento en el que la madre se descubre embarazada comienza el desfile de un mundo emocional ambivalente, e incluso a veces contradictorio, pues la mente también se prepara para el mayor cambio emocional de la vida de una mujer, la maternidad.

Hay momentos en los que la ilusión lo desborda todo y otros en los que se asusta mucho; hay espacio para una alegría arrasadora y otros en los que el temor y la angustia la hacen llorar amargamente. Es normal. Es normal la ambivalencia entre la alegría y el temor pues un embarazo supone un cambio real y para siempre, despierta preguntas y remueve la historia personal de cada uno.

Además, muchas veces este primer trimestre es vivido con cierto temor por saber si la gestación va a poder llevarse a término y si todo va a ir bien. Por lo que hay mujeres que viven estas primeras semanas con el temor a ilusionarse, sobre todo si ya han sufrido algún aborto.

Frente a todo este maremágnum emocional también nos encontramos con que físicamente no hay grandes cambios, no se percibe el embarazo aunque el cuerpo está trabajando arduamente para prepararse para una nueva vida. Lo que sí pueden darse son síntomas físicos como el cansancio, las náuseas y la somnolencia, lo que puede ir acompañado -y perdurar durante todo el embarazo –  de estar despistada o atontada, vamos, que está en su mundo.

Cambios psicológicos en el segundo trimestre de embarazo

La llegada del segundo trimestre del embarazo suele traer más calma a la vida de una mujer. Ya ha dejado atrás las semanas de mayor riesgo de aborto espontáneo y lo más frecuente es que el embarazo se pueda llevar a término. Aún así, es habitual que haya cierta preocupación sobre que todo se esté desarrollando de la forma adecuada, por lo que es frecuente ir con un poco de nerviosismo o esperar con ansia la llegada de las revisiones médicas.

Cambios psicologicos embarazo fisicos

Dicho esto, el segundo trimestre suele ser un tiempo de mayor ilusión y de poder disfrutar del embarazo. También suele coincidir que en este plazo muchas parejas deciden avisar a sus amigos y familiares, por lo que suelen llegar los momentos de celebración y alegría por el hijo que está en camino.

Igualmente, en estos meses los cambios físicos son notables. Para muchas mujeres el que se pueda percibir a simple vista su barriguita incipiente es vivido con gran emoción y alegría, es vivido con orgullo. Frente a esto, también hay muchas mujeres que viven con preocupación el cambio de sus cuerpos, que temen engordar, que preferirían poder tener un hijo sin que su cuerpo cambiase y temen los cambios que el embarazo pueda provocar en sus cuerpos después del parto.

Cambios psicológicos en el tercer trimestre de embarazo

El tercer trimestre es la recta final de estos nueves meses de gestación de una vida y de la gestación de una madre. A nivel psicológico es muy probable que ya se hayan producido cambios importantes, que te sientas diferente, que tus prioridades estén más afianzadas o incluso hayan podido cambiar.

A lo largo de estos 9 meses es muy probable -y muy recomendable- que hayas leído sobre la crianza, la lactancia, el embarazo o el parto. Por ello, tendrás una idea de qué plan de parto quieres, de la importancia del piel con piel, de si quieres dar o no el pecho o cómo hacer si tienes dificultades, de la importancia de contar con un grupo de madres o amigas que te acompañen (lo que hoy llaman «tribu»), un largo etcétera. Son lecturas, temas y aspectos que ayudan a ir construyendo una identidad propia de madre.

A pesar de todo lo que leído o escuchado es frecuente el miedo al parto. Es natural, sobre todo si es el primer hijo, pues es algo completamente desconocido. Hay madres que deciden un parto natural y se encaminan hacia él preguntándose si podrán aguantar el dolor; otras madres que optan por una cesárea programada; otras que tienen claro que quieren la epidural… Sea como sea, decidas como decidas dar a luz, tranquila, es normal que haya miedo a cómo será el proceso.

También en estos meses aparece la preocupación de cómo será el bebé, qué sentirá nada más verle o qué pasaría si no siente eso que describen otras madres, cómo será tenerle entre los brazos, si podrá agarrase o no, si se gustarán, a quién se parecerá, cómo serán los primeros días… Son muchísimas emociones, preguntas, ilusiones y dudas. Es un tiempo en el que está próxima la llegada y trae consigo una maletita de incertidumbre, que hace que una oscile entre la ilusión y la inquietud.

En definitiva, el embarazo es el nacimiento de un bebé y de una madre. Es un cambio de identidad para la mujer que ahora va a ser madre y que lo cambia absolutamente todo, su relación con su pareja, con su familia, con el mundo.

Cambios psicologicos embarazo ayuda profesional

Un embarazo es un proceso complejo de grandes cambios físicos y emocionales, que a veces requieren de buscar ayuda profesional para poder vivirlo con más tranquilidad, para poder pensar todo aquello que remueve en exceso y sentirse más liviana para recibir al nuevo hijo y al nuevo rol. Si es tu caso, puedes pedir cita pinchando aquí.

Otros artículos que pueden resultarte interesantes son:

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar