Perder algo para poder Ser

La vida está llena de duelos, de principios y finales, finales y principios, como una rueda sinfín, como un infinito al que llamamos vida.

En el momento de nacer abandonamos – o nos expulsan- del lugar tan preciado y seguro que tiene cada madre para nosotros.

De forma literal y simbólica se corta el cordón que nos mantiene unidos a ella, para dar lugar a dos cuerpos que funcionan de manera independiente.

Aparece el pecho, fuente de tantos placeres, símbolo guardián del corazón, al que también habrá que decirle adiós con el paso del tiempo para pasar a disfrutar de otros sabores, texturas e independencia.
Se dejarán atrás los pañales y la fiesta de los pises y las cacas.

Habrá despedidas de chupetes y ciertos juguetes – juegos se irán quedando atrás.

Aparecerán otros que se lleven la atención especial de mamá y surja la pregunta terrible y asombrosa de «qué hay más allá que tú y yo, mami». Y poco a poco, con la curiosidad de descubrir el mundo, comenzaremos a dar los pasos que nos alejen un poquito más de los padres ¡pero sin perderles de vista! iniciaremos la aventura de experimentar cada vez más el mundo que se despliega ante nuestros ojos.

Llegará la latencia, la pubertad, la adolescencia, la vida adulta, la vejez y la muerte.

Todas ellas etapas que implican cierres y despedidas, que traen consigo lágrimas de tristeza y alegría. Adioses que no siempre se pronuncian si no que se sienten, que implican un cambio de posición en el mundo, un continuar de manera distinta, a veces con más libertad y otras arrastrando lo que no se pudo soltar.

La vida está llena de duelos, de pérdidas simbólicas y reales que elaboramos por la fuerza del deseo, en las que a veces naufragamos por la falta del mismo y las pulsiones más mortíferas nos sobrevienen.

Abrir y cerrar.

Cerrar y abrir.

Elegir.

Desear.

Vivir y sentir.

Todos tenemos que perder algo para poder Ser, lo que – y quien- cada uno quiera ser. Perder algo del origen para poder construir algo propio, una vida propia, un camino propio, unos sueños propios.

Otros artículos que pueden resultarte interesantes son:

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar