Preguntas más frecuentes sobre psicología que nos han hecho en consulta

Hemos hecho una selección de las preguntas más frecuentes sobre psicología que nos han hecho en consulta y que nos han parecido que pueden resultaros muy interesantes, tanto para aclarar vuestras propias dudas como para conocer algunos aspectos de la psicología que a lo mejor no conocíais.

Preguntas frecuentes psicologia

¿Es verdad que solo van al psicólogo los «locos» o los que tienen un problema muy grave?

Puede que muchos de vosotros tengáis clarísima la respuesta. Un sentimiento bastante popular es que, a pesar de que uno sabe que la psicología no es una cuestión de locura o falta de ella, la realidad es que cuando uno ve la necesidad de ir al psicólogo parece que esta pregunta se replantea.

La psicología no es un ámbito cerrado de locura, de falta de locura, de problemas muy graves o de muy pequeños. La psicología trata el sufrimiento emocional de una persona y ahí no entran las intensidades, si no las subjetividades. Por otra parte, también hay otras especialidades en las que los psicólogos trabajan desde la prevención o la atención social, entre otros.

En este artículo te contamos las causas más frecuentes para ir al psicólogo: ¿Cuándo ir al psicólogo?

¿Es lo mismo psicólogo que psicoterapeuta?

Un psicólogo es aquel que ha hecho la carrera de psicología y que puede haberse especializado en sus diferentes ramas (clínica, social, laboral, educativa, etc.). Un psicoterapeuta puede haber estudiado medicina o psicología, habiendo realizado posteriormente una formación en psicoterapia pero, la realidad, es que esto no está completamente regulado.

Si tienes dudas, siempre puedes preguntarle al profesional que hayas elegido o consultar con las asociaciones y federaciones de psicoterapeutas de tu zona (exigen unos requisitos mínimos para poder formar parte de las mismas).

¿Es lo mismo un psicólogo que un psicoanalista?

No. Teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente, acotaremos más entendiendo que en este caso se suele decir psicólogo como persona especializada en clínica. Un psicólogo que ha hecho una especialidad en clínica en la carrera puede terminar su formación ahí y ser psicólogo; o también puede escoger una formación posterior para especializarse en alguna orientación como puede ser psicoanálisis, gestalt, cognitivo conductual, conductual, positivista, etc. Por tanto, no todo psicólogo es psicoanalista ni viceversa.

Un psicoanalista puede ser un psicólogo que ha decidido continuar su formación en psicoanálisis, o también puede ser un médico que se ha especializado en psiquiatría. En cualquiera de estos casos, para ser psicoanalista se requiere de una formación continua en este área, realizar un análisis personal (esto implica que el profesional debe ir a terapia con un psicoanalista) y realizar supervisiones de sus casos.

¿Es lo mismo un psicólogo que un coach?

Tampoco. Un coach no tiene por qué estudiar psicología, cualquiera puede hacer un curso de coach. Esto ha generado grandes controversias puesto que está considerado como intrusismo.

¿Un psicólogo receta medicación?

No, el profesional encargado de recetar medicación es el psiquiatra o el médico de atención primaria. Es frecuente que el psicólogo pregunte al paciente si está tomando medicación para poder tenerlo en cuenta a lo largo de las sesiones y hacer sus recomendaciones pertinentes, pero siempre derivará a psiquiatría para que se hagan los cambios y ajustes necesarios.

¿Todos los psicólogos mandan deberes?

No. Esto que muchos pacientes llaman deberes son las tareas, ejercicios y cuadernillos que envían a rellenar en casa algunos psicólogos que trabajan desde perspectivas cognitivo conductual o conductual, entre otros.

¿Hay distintos tipos de terapia?

Después de todo lo citado anteriormente, ya sabéis que sí. Hay diferentes orientaciones en la psicología y esto implica que desde cada una de ellas se realiza una propuesta diferente de trabajo. Algunas orientaciones se centran en el momento presente de las cosas, otras buscan el por qué de las cosas y que el paciente pueda entender qué es lo que le pasa para poder cambiarlo, otras buscan cambiar la conducta o que ésta quede extinguida, etc.

¿Puede un psicólogo tratar a sus familiares o amigos?

No. O al menos es algo que yo no recomendaría en absoluto, pues se borra la frontera entre la profesionalidad o la vida personal, lo que cual va a entorpecer o impedir la evolución del tratamiento, entre muchas otras cosas.

¿Un mismo psicólogo puede tratar a distintos miembros de una misma familia?

Depende de la orientación desde la que el psicólogo trabaje la respuesta puede ser afirmativa o negativa. Tal y como yo trabajo no, cuando atiendo a un miembro de la familia y otro de ellos quiere que le atienda, contacto con algún colega para que entre ambos podamos brindarles atención psicológica para toda la familia, pero con espacios diferenciados para que puedan hablar sin preocupaciones de «seguro que fulanito te ha dicho», » o esto me lo dices porque te has creído a fulanito pero…».

Cada miembro de la familia necesita un espacio distinto para que pueda disfrutar de una escucha personalizada y pormenorizada, es algo fundamental.

¿Qué hace un niño en terapia?

Muchos padres se preocupan cuando tienen que llevar a sus hijos a terapia y suele causar curiosidad, y angustia, qué será lo que hace un niño en este espacio, qué cuenta, qué dice. Un ejemplo sencillo, es que el adulto puede narrar las cosas que le pasan, un niño necesita de otros métodos -como el juego o los cuentos- para poder contar qué es lo que le está ocurriendo.

Es muy importante tener en cuenta que el papel de un psicólogo no es ser el del papá o la mamá para el niño. El psicoterapeuta de niños es una figura completamente diferente, que puede escuchar de una forma distinta al niño, justamente, por no ser ni el papá ni la mamá del paciente.

Cuando un niño va a terapia ¿los padres también tienen que ir?

Hay distintas opiniones para esto y todo depende de la orientación de trabajo. En mi opinión, me parece que los padres tienen que tener un lugar en la consulta pero no como una terapia de ellos, si no como un espacio donde poder hablar del hijo que han traído a terapia, que puedan hablar de cómo se sienten con respecto a lo que está ocurriendo y que puedan formar parte del tratamiento de su hijo, puesto que son una parte importante de su vida y pueden ayudarle mucho.

Si voy a terapia de pareja, ¿se terminará la relación?

No pero sí es verdad que muchas personas que se plantean acudir a terapia de pareja tienen miedo de que esto ocurra. La realidad es que la terapia de pareja es un espacio para la pareja, para que puedan hablar de las cosas que les pasan, para que puedan escucharse de otra manera y ser conscientes de esas pequeñas cosas que a veces se quedan enquistadas y les dificulta escuchar o comunicarse bien.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar