Síndrome de París

¿En qué consiste el síndrome de París?

El síndrome de París es un trastorno que identifico el psiquiatra Hiroaki Ota.  Lo padecen exclusivamente un porcentaje de turistas japoneses que viajan a París.A consecuencia de un profundo shock cultural se pueden dar un  trauma con síntomas físicos de crisis nerviosa. En Depsicología hablamos del Síndrome de París.

sindrome de pariseiffel

Un promedio de 12 turistas japoneses al año sufren el síndrome de París y han de ser repatriados a  Japón. París recibe alrededor de un millón de japoneses al año, aunque 12 personas no son un número alto la embajada de Japón en Paris se ha organizado para atender a las personas con síntomas de Síndrome de Paris. Entre esas 12 personas afectadas cada año, hay más porcentaje de mujeres de alrededor de 30 años con grandes expectativas por descubrir un París idílico, romántico… tal como lo han visto en las películas.

¿Qué les sucede a las personas japonesas afectadas por el síndrome de París?

  • Aunque todos los japoneses se pueden ver sorprendidos por “lo que esperaban de un París idealizado” y el Paris real, un pequeño porcentaje de japoneses se queda tan impactado ante semejante choque cultural que queda traumado y necesita asistencia médica.

 paris-NotreDame1-W

  • Sucede que se tiene una visión de Paris idílica propia de películas como Amelié.  Los románticos Champs-Élysées, La catedral de Notre Dame. El museo del Louvre, El barrio de Montmatre pintoresco y bohemio, la luz, el encanto. Las bellas mujeres, la moda . Los Bateaux Mouches por el Sena, la música sonando.

  • Los japoneses quedan impactado cuando comprueban que Paris es belleza pero también bullicio, gente, ruidos, empujones…a veces mala educación.

  • El carácter mediterráneo, incluido el francés es totalmente distinto al japonés. El francés es más extrovertido, eleva el tono de voz, discute, grita. El pueblo japonés es educado, muy servicial, diligente incapaz de discutir, mesurado, rara vez grita.  

 jovenes_manifestantes_franceses chillando

  • Al japonés le cuesta entender un comportamiento que le resulta ajeno.  Un camarero que les grita, un taxista que les trata de forma impertinente. En la sociedad japonesa es raro levantar la voz. Para un turista estar en una ciudad donde se grita , donde hay gente nada diligente, donde no todo el mundo es cortés , puede ser un choque cultural. Para este pequeño porcentaje de japoneses afectados por el Síndrome de París este París real les abruma y no pueden más…calle Amelie en Montmatre

La embajada de Japón tiene habilitada un línea de atención telefónica 24 horas para informar y atender a los turistas que sufran este trauma cultural al visitar la capital de Francia. La única cura es regresar a su país y no volver a París. Afortunadamente la gran mayoría de turistas japoneses aunque queden impactado por las diferencias culturales pueden disfrutar sin mayores problemas de su viaje a París.

 

Fuente|news.bbc.co.uk

Fotos|El mundo.es, memarblog.com, languagetutorhall.com, freewebs.com, hoymujer.com

Síndrome de París
4.70 / 5
4.70 - 47 Votos

También te puede interesar

9 Comentarios en “Síndrome de París”

  1. IMMA dice:

    Me parece cuanto menos alucinante lo referido a lo del Síndrome de París. ¿no es querer “psicologizar”, “patologizar” todo? Ni siquiera tiene una incidencia o una prevalencia digans de mención. No me parece que lo que le suceda a estas personas se deba categorizar como síndrome, cuando simplementese trata de un viaje decepcionante por mucho choque cultural del que se hable. Asi las cosas, ¿que pasa con los inmigrantes que llegan a paises en los que su cultura y estilo de vida son diferentes? ¿que ocurre con los paises que son receptores de inmigrantes de muy distintas etnias y culturas? Esta claro que en estos casos se pueden dar episodios de ansiedad “social” ante la adaptación a una situación de tal envergadura; pero no podemos llamar síndrome al hecho de que París no sea como las teleseries que ves en casa.

  2. Laura dice:

    No se si puedo afirmar que es un sindrome lo que sufri pero fue mucho mas que una decepcion… ganas de volver a mi pais, confirmar que mi cuidad es mucho mejor que la llamada ciudad luz y que los habitantes de esa capital mundialmente conocida por el glamour y elegancia es en realidad un juntadero de personas agresivas, sucias e intolerantes que provocan por lo menos en el turista ganas de salir corriendooooooooooooo de ahi.
    Laura, Buenos Aires, Argentina

  3. El Gordaco dice:

    De las ciudades europeas en las que he estado es la que menos me ha gustado. Yo personalmente me fijo mucho más en la gente que en los lugares y por ese flanco me han decepcionado por completo. Supongo que más que por ser París es por ser una urbe enorme.