Escrito por

Claves para superar la ansiedad

Si la ansiedad te limita y no te deja disfrutar de las cosas de la vida es importante que puedas entender mejor qué es lo que te sucede y así conocer cuáles son las claves para superar la ansiedad que son válidas para ti.

¿Qué es la ansiedad?

Hoy día, la ansiedad es uno de los síntomas más comunes y frecuentes que puede manifestarse a través de sensaciones emocionales y físicas (taquicardias, sudoración, tensión muscular, etc.).

Dicho esto, la ansiedad es la manifestación o el síntoma de que hay algo más complejo, un conflicto emocional que a veces puede pasar inadvertido o dejado en un segundo plano pero que causa un malestar evidente.

La ansiedad puede aparecer ante multitud de situaciones, tan diversas que es importante tener en cuenta que no hay líneas generales para tratar la ansiedad, sino que siempre hay que contextualizar este síntoma dentro de la subjetividad del paciente para poder encontrar una dirección de la cura.

Síntomas de la ansiedad

Cada persona puede enfrentarse y afectarle a la ansiedad de una forma diferente, tanto física como emocionalmente.

Si nos centramos en los síntomas emocionales que puede despertar la ansiedad, uno de los más frecuentes es la negatividad y la preocupación excesiva, es como si uno perdiera la objetividad y todo fuera cuesta abajo. Unas inmensas ganas de llorar o incluso un llanto descontrolado puede estar relacionado con la ansiedad, tensión, irritabilidad, problemas para conciliar el sueño o periodos de insomnio, etc.

Hay personas a las que les afecta la ansiedad físicamente, pueden perder el apetito o directamente lanzarse a la nevera a comer todo lo que se encuentren, es frecuente que haya problemas gastrointestinales (mala digestión, diarrea, etc.), palpitaciones, pérdida de visión nítida, náuseas, aparición de eccemas, temblores o movimientos repetitivos, etc.

Claves para combatir la ansiedad

En este artículo os vamos a proponer no un tratamiento general de la ansiedad, sino algunas claves que os pueden resultar útiles para afrontarla y poder sobrellevarla. Eso sí, antes de continuar, si queréis saber más sobre este síntoma os recomendamos continuar la lectura con este artículo “Tipos de ansiedad: cuáles son sus síntomas y sus causas“.

No adelantarse a los acontecimientos

Hay quien dice que la ansiedad es un claro reflejo de que una persona está viviendo en el futuro, en un tiempo en el que no puede controlar nada porque tan siquiera ha ocurrido y es en su pensamiento donde están sucediendo todas las posibilidades, negativas y positivas, que están generando la ansiedad que sufre.

Combatir la ansiedad es siendo consciente de la línea de pensamiento que se está siguiendo, cuando uno comienza a pensar de forma negativa sobre algo que todavía no ha ocurrido y parece que uno entra en una espiral de la que no va a poder salir. Esto puede llevar tiempo, aprender a darse cuenta cuando uno está saltando al vacío de sus propios pensamientos negativos y es tan importante ver lo que uno hace como aprender a parar de pensar, vivir en el momento presente porque el futuro a veces nos sorprende.

Vivir con más calma

Si os digo que hay que aprender a tomarse la vida con más calma ¿Qué me diríais? Hay que aprender a revalorizar las cosas, ver lo que verdaderamente es importante y darnos cuenta de que a veces nos estresamos por cosas que no son cruciales. Por ejemplo, esto es algo que suelen comentar muchas personas cuando fallece alguien de forma inesperada o una persona joven, “la vida es muy corta” y la realidad es que pocas veces nos damos cuenta de esto para estrujarla al máximo, para disfrutarla y no sufrirla.

Descarga tensión con el ejercicio físico

Una forma activa de combatir la ansiedad y los síntomas físicos, como la tensión, que están relacionados es el deporte. A través del ejercicio físico se puede descargar la tensión, dejar de pensar cíclicamente porque uno se concentra en lo que está haciendo y, finalmente uno siente bienestar. Por la misma razón, reservar una hora o un ratito al día para hacer algo que te produzca bienestar, que te guste y te relaje es algo más que necesario para rebajar la ansiedad y desconectar.

Técnicas de relajación y meditación

Aprender a relajarse ya sea con técnicas de relajación que se basan en la respiración o en tensión-relajación muscular como con ejercicios prácticos como el yoga o el tai-chi pueden ser una excelente herramienta de trabajo para aprender a combatir la ansiedad. Aprender a respirar de forma tranquila y sosegada te ayudará a controlar las palpitaciones, a sentirte más tranquilo y relajado.

Tiempo para uno mismo

Últimamente, el ritmo de vida suele ser disparatado, sin un momento para descansar y dedicado al trabajo. Dicho nivel de estrés a veces pasa desapercibido, como si fuera algo normalizado del día a día, pero el cuerpo y la mente acaban dando su toque de atención. Por ello, una de las claves que nos parecen importantes es contar con tiempo para uno mismo, donde uno pueda descansar, desconectarse y dedicarse algo de tiempo.

Psicoterapia

La psicoterapia es el único proceso a través del cual podéis acceder a trabajar y tratar la ansiedad, a descubrir qué es lo que verdaderamente la produce y cuál es el origen de ese malestar. Si únicamente se trata la ansiedad como síntoma, sin tener en cuenta qué es lo que la provoca, es muy probable que acabe reapareciendo con el tiempo o que surjan otro tipo de síntomas. Por ello, si la ansiedad te limita, es una buena razón para buscar una ayuda extra.

Si quieres concertar una cita con nuestra psicóloga puedes hacerlo aquí.

Otros artículos que os pueden parecer interesantes son

depsicologia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos