Escrito por

Beneficios psicológicos de la risa

Son muchos e importantes los beneficios psicológicos de la risa, pues se ha convertido en una de las medicinas para los males del alma con menos contraindicaciones posibles. Muchos de estos beneficios os pueden resultar curiosos, otros los habréis podido sentir en vuestra propia experiencia.

Beneficios psicológicos de la risa

La risa es una de las medicinas a las que mejor acceso tiene todo el mundo: económica, indolora y sin efectos secundarios dañinos para la persona. Por ello, no es de extrañar que una de las cualidades que más se buscan en amigos y pareja sea la capacidad de que a uno le saquen una sonrisa o directamente una carcajada.

Son tantos los beneficios psicológicos de la risa que aprender a reírse hasta de uno mismo resulta sano. Ya hablamos en otros artículos sobre cómo el humor cambia el cerebro y, en esta ocasión, nos vamos a centrar en los múltiples beneficios de la risa:

Sensación de felicidad

¿Sabías que la risa provoca que el córtex cerebral libere impulsos ​eléctricos negativos un instante después de que te comiences a reír? Desde un punto de vista neurológico se ha comprobado cómo la risa provoca una liberación de endorfinas y dopamina, asociadas a un estado de bienestar emocional, junto con la reducción de cortisol, que está asociado al estrés.

La risa está asociada a la felicidad, la cual viene provocada por la sensación de liberación que se produce el poder reírse a carcajadas o, lo que también se ha denominado como poder deshacerse de lo negativo.

Alivia el dolor

La risa es placer y, mientras haya placer, o el dolor desaparece o se mitiga de forma considerable. Como antes comentábamos, con la risa se liberan endorfinas y éstas tienen un efecto similar a los analgésicos, generando también un estado de euforia.

Concretamente, científicos de la Universidad de Oxford han afirmado tras diferentes investigaciones que la risa puede disminuir hasta un 10% la sensación de dolor.

Reduce el estrés

Además de todo lo mencionado anteriormente, la risa es una de las grandes soluciones para la sociedad actual: reduce el estrés. Hoy día son muchísimas las personas que viven aquejadas de estrés, con problemas físicos asociados a la tensión emocional, con problemas de insomnio, irritabilidad y un largo etcétera. Si todas estas personas supiesen que reírse un poco cada día les ayudaría a mejorar su estado de ánimo ¿Crees que lo harían?

Uno de los efectos secundarios del estrés es que puede debilitar el sistema inmunológico y, su cara contraria sería la risa, con la que uno puede fortalecerlo a través de la liberación de las sustancias químicas citadas anteriormente, la disminución del cortisol o el efecto del bienestar emocional sobre el cuerpo.

De forma indirecta, también combate otros efectos del estrés. Por ejemplo, la risa hace que se relajen todos los músculos del cuerpo, por lo que se reduce el número o la probabilidad de sufrir contracturas musculares asociadas a la tensión emocional.

Facilita el descanso

Finalmente, la risa se acaba convirtiendo en una de las actividades más importantes para poder relajarse y desestresarse, lo que acaba facilitando el descanso y la posibilidad de dormir plácidamente.

Piénsalo un sólo instante, cuando estás riéndote no existe nada negativo en tu cabeza, ni preocupaciones ni miedos, sólo el momento presente. Es la pura desconexión del día a día, poder dejar la cabeza en blanco, lo que todo el mundo busca para poder alcanzar el sueño.

Establecer vínculos

La risa, al igual que la sonrisa, tienen una función importante a nivel social, ya que son una invitación a un acercamiento, la posibilidad de establecer vínculos y de conectar. Por ello, hay psicólogos que afirman que la risa podría convertirse en un medio para poder superar las barreras de la timidez, puesto que es una respuesta inherente al ser humano, que relaja, es contagiosa y provoca un ambiente distendido.

Fortalece la autoestima

No sólo es importante reírse, también sería ideal aprender a reírse de uno mismo para llevar una vida más ligera y relajada.

Por muchas causas, tanto la liberación de determinadas sustancias químicas como el hecho de tener mayor sensación de bienestar, se produce una mejora del autoestima. Cuando uno se encuentra bien consigo mismo emocionalmente, también se ve mejor físicamente. La risa aporta un plus de optimismo en la vida que hace que uno se sitúe ante el día a día de otra forma, que le reste dramatismo al momento y sepa ir con una sonrisa.

Claridad de pensamiento

La risa provoca el mismo efecto, o muy similar, que la meditación en el cerebro, pues ambas producen un alto nivel de ondas gamma. Finalmente, ambos ejercicios generan beneficios tan interesantes como la posibilidad de pensar con mayor claridad y serenidad, encontrar soluciones y tomas de decisiones más efectivas, al igual que genera una estupenda sensación de bienestar.

Fomenta la creatividad

¿Sabías que un tercio de tu cerebro se activa cuando te ríes? Además, la risa está conectada con la zona pre frontal de la corteza cerebral, área responsable de la creatividad.

Todo lo comentado anteriormente nos sirve para seguir reafirmando que la risa fomenta la creatividad y la imaginación. Cuando uno se siente libre de cargas y tensiones, los pensamientos fluyen de mejor forma y uno puede pensar de forma más optimista, uno puede soñar despierto y a atreverse a imaginar hasta los imposibles.

Mejora la memoria

¿Sabías que el cortisol, hormona que hemos relacionado anteriormente con el estrés, también está relacionada con la pérdida de memoria? Un elevado nivel de cortisol daña las conexiones cerebrales. Por ello, tal y como hemos comentado antes, la risa reduce esta hormona y, por tanto, los efectos que provoca en el cerebro.

A su vez, hay estudios que afirman que aquello que se aprende divirtiéndose es mucho más fácil almacenarlo en la memoria.

Otros artículos que os pueden resultar interesantes o curiosos son:

depsicologia.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos