¿Le gusto o no le gusto? Investigaciones y consejos para descubrirlo

depsicologia.com

Todo el mundo se ha cuestionado alguna vez la mítica pregunta ¿Le gusto o no le gusto? Esa incertidumbre es a la vez tan dulce como amarga, pues puede ser el principio de una gran historia o enfrentarse al final de algo que ni si quiera pudo comenzar. A continuación, compartiremos las investigaciones y consejos que nos pueden servir para descubrirlo.

Investigación: la incertidumbre aumenta la atracción

Un estudio de las Universidades de Harvard y Virginia apunta que la incertidumbre, sobre si le gustamos a la otra persona, puede aumentar la atracción romántica. En esta investigación lo que se ha visto es que al contrario que puede parecer, la incertidumbre, el no saber lo que otro siente puede actuar como un plus que aumenta la atracción.

Según la teoría de la reciprocidad nos interesaría más quien dice estar interesados en nosotros. Gustar es atractivo, ser valorado de forma positiva es gratificante y crea sentimientos de seguridad. Pero hay otras variables que ésta teoría no tiene en cuenta, pues la atracción no solo se basa en la reciprocidad, pues hay momentos en los que aquello que parece difícil o desconocido despierta la curiosidad y la atracción. Y ¿no es la atracción y el romance algo más complejo que la mera reciprocidad?

Investigación sobre la atracción – Incertidumbre

Un equipo de psicólogos investigaron la atracción -Erin Whitchurch y Timothy Wilson de la Universidad de Virginia y la Universidad de Harvard respectivamente contrataron- a un grupo de estudiantes de la Universidad de Virginia quien accedió a suministrar sus perfiles de Facebook.

Al grupo experimental formado por mujeres se le dijo que iban a participar en un estudio online de citas, avisándoles de que estudiantes de otras universidades mirarían sus perfiles sociales, además del de otro grupo de 20 mujeres. Estos hombres calificarían sus perfiles en función de con quién creen que podrían conectar y, después, a ellas se les mostraron diferentes perfiles de chicos que supuestamente habían visto los suyos.

La idea de los científicos era ver si las mujeres se sentían más atraídas cuando sabían que los hombres las encontraban atractivas o, si por el contrario, se sentían más atraídas hacia ellos cuando los hombres no las habían valorado tan bien.

A su vez, la otra información que se buscaba era conocer si la incertidumbre y el misterio sobre no saber si ¿le gusto  no le gusto? suponía una mayor atracción.

Resultados: reciprocidad – incertidumbre

Los resultados del estudio mostraron que la teoría de la reciprocidad tenía más peso que la incertidumbre, es decir, las mujeres de este experimento se mostraron más receptivas y atraídas por aquellos hombres que las valoraron positivamente.

A su vez, otro de los resultados que se obtuvieron de este estudio es que el misterio resultaba algo que potenciaba la atracción. Cierta incertidumbre, no tener claro si el otro se siente atraído o no por uno, pero no atrae lo imposible. Lo han dicho estas investigaciones de la Universidad de Virginia y la Universidad de Harvard, pero es algo que tiene su sentido. ¿No decían nuestras abuelas que hacerse el/la interesante y ser misterioso/a era una baza de seducción?

Los mensajes ambiguos, el no saber a qué atenerse, el crear un halo de misterio resulta seductor. El misterio puede ser un aliciente para la atracción, pero siempre que sea en dosis adecuadas pues una cosa es el misterio y otra es el hermetismo, lo que puede provocar una sensación de no conectar nunca emocionalmente con la otra persona.

Fuente| www.psychologicalscience.org

¿Le gusto o no le gusto? Lenguaje no verbal

El lenguaje no verbal es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta para conocer o acercarnos a las posibles emociones que sienten los demás, pues el lenguaje corporal es más difícil de disimular o de intentar contener.

Por supuesto, es importante tener en cuenta que cuando uno está inmerso en estas emociones no puede ser objetivo, así que es estupendo contar con otro par de ojos amigos que nos puedan ayudar a traducir qué puede o no estar sintiendo el otro, como disfrutar de los primeros momentos de la historia.

Algunos de esos detalles de lenguaje no verbal cuando una persona se siente atraída por otra son:

  • Las pupilas se dilatan,
  • sonrisa real y amplia,
  • mira a los ojos directamente pero también a otras zonas del rostro de forma agradable,
  • suspiros,
  • contacto físico,
  • juego de miradas,
  • sus pies (como todo su cuerpo) están colocados mirando hacia a ti,
  • elevación de cejas de forma sutil,
  • lamerse los labios.

La mirada

Seguro que habéis escuchado en más de una ocasión que «los ojos son la ventana del alma» y es verdad, nos delatan. Cuando una persona se siente atraída por otra las pupilas se dilatan cuando la mira, a la par que mantendrá mucho más contacto visual con ella, la mirará durante más tiempo y la forma en que la mira sin duda alguna es diferente a cómo mira al resto de las personas, pues suele ser una mirada más bonita, más dulce.

El trato es distinto que con los demás

La forma de tratar a la persona que a uno le gusta es diferente. Se le busca más con la mirada, se busca el contacto, su atención, se desea hacerle reír, que sea consciente de su presencia… En definitiva, de todas las formas posibles, lo que se busca es contactar a cualquier nivel con esa persona.

Contacto físico

Es importante saber que no todas las personas funcionan en este aspecto de la misma manera, hay personas que son de mucho contacto físico con cualquiera y otras que se delatan por gestos inconscientes, así que lo vamos a reseñar aquí.

Hay personas que, aunque no sean de mantener un contacto físico habitual, de repente se encuentran buscando mayor contacto físico con esa persona que les atrae, por ejemplo, al hablar estar tocándole el brazo o la mano. O mantienen un contacto físico diferente con ella que con los demás, por ejemplo saludar con un gran abrazo lleno de besos en la mejilla y a los demás con un apretón de manos o con un par de besos.

Movimientos físicos

Cuando una persona se siente atraída por otra, además de todo lo que ya hemos comentado anteriormente, es más frecuente que se busque estar lo más próximo posible a ella sin agobiarla, por lo que el espacio interpersonal se ve reducido. Se inclina hacia ti cuando hablas, eso muestra interés. Su cuerpo suele estar dirigido a ti, no importa si de lejos o de cerca, suele estar frente a ti sin darse cuenta, lo que facilita poder intercambiar miradas y no perderse nada.

La escucha

Cuando le gustas realmente a alguien le interesa todo de ti, hasta las pequeñeces. Puede preguntarte por tus recuerdos, por tus historias y anécdotas o por tus sueños. Te mira, te escucha, presta toda su atención hasta el punto de que sientas que te ve como nadie te ha visto.

Tontear

Las bromas y el humor son una de las armas definitivas en el tonteo, puesto que entre risas se puede conquistar cualquier corazón y se puede decir de todo con una sonrisa. Entre bromas se le puede decir a alguien directamente que tiene interés, como dejar caer que «si tú quieres, yo…». En el tonteo está todo lo que hemos indicado anteriormente pero no os olvidéis del lenguaje directo, de lo que cuenta y lo que no cuenta, pues ahí también encontraréis la manera de descubrir qué hay ahí.

Le gusto no le gusto tonteo

Si queréis conocer en profundidad cuáles son las señales del lenguaje no verbal durante la atracción os dejamos este artículo donde hablamos de cada uno de ellos en profundidad «El lenguaje corporal en situaciones de atracción entre dos personas«.

¿Parece que le gustas pero luego no pasa nada?

Si en base a lo que te hemos comentado estás convencido o convencida de que la otra persona siente interés por ti pero luego no ocurre nada, hay que plantearse algunas cosas que van más allá de si le gustas o no le gustas. Las más básicas son: tiene pareja o algún tipo de compromiso con otra persona, no quiere ningún compromiso ahora, no le apetece estar con nadie, le puedes gustar pero no lo suficiente, puede sentirse muy cómodo contigo pero no hay tanto feeling, entre otras.

Después, se juegan aspectos que puede que nunca descubras porque pueden ser desconocidos para la propia persona, como es la dificultad para establecer una relación o un vínculo con alguien, tuyo como de la otra persona.

El amor es complejo y elegimos sin darnos cuenta a personas que pueden encajar en nuestros propios conflictos. Algunos ejemplos: dice la canción de Camilo Sexto «siempre me voy a enamorar de quién de mí no se enamora» ¿Y por qué será que uno siempre se fija en los amores imposibles?. Personas que repiten patrones sin darse cuenta: enamorarse de alguien con pareja, estar siempre en relaciones intermitentes, ser el o la amante de forma constante y ansiar ocupar el lugar de pareja, estar repetidas veces en relaciones con una persona con problemas o dificultades en las que uno ocupa el lugar de salvador/a, …

Con estos ejemplos os quería mostrar que a veces no es que no gustes, es que cada uno somos capaces de establecer vínculos y amar a los otros como podemos, con nuestra historia, con nuestras posibilidades y dificultades. Por ejemplo, ¿Nunca has escuchado -o vivido- «ha estado detrás de mí durante semanas y en cuanto yo he querido, ha pasado de mí? A veces no sabemos lo que nos gusta de los otros ¿La incertidumbre, que sea imposible, que sea posible, que sea ideal pero cuando es real ya no vale?

Técnicas de seducción útiles

A veces resulta imprescindible contar con unas técnicas de seducción extra para poder despertar la curiosidad del otro, su interés y mostrarle cuáles son las cualidades que uno posee. No hay nada más hermoso que la originalidad propia del individuo, ser uno mismo pero, a veces, también es importante poder tener en cuenta algunos detalles para poder conectar con la otra persona y así le den tiempo a poder conocer más íntimamente.

Por ello, os dejamos este artículo «Técnicas de seducción para hombres y mujeres» que os puede resultar interesante para leer sobre seducción.

En el vídeo que os mostramos a continuación podréis oír hablar sobre las señales de predisposición de la atracción, consejos de seducción y parejas de Egolandseduccion:

También te puede interesar

5 Comentarios en “¿Le gusto o no le gusto? Investigaciones y consejos para descubrirlo”

  1. Eufemia Rivera dice:

    Saludos,
    Soy una femina de 54 anos, gente pero me conservo muy bien, hago 1 hora diaria ejercicios,y cuido mi jaguar, pues ni tiene respuesta ni este modelo sale mas.Llevo una relacion con un maravilloso ejemplar que de nombre le puse Yaguar,el es taxitimico.Mas es un artista seductor,esperto cazador,me enamoro a los 52 con estos mismos metodos,Misterio/Incertidumbre/Y despotes.Lo que el ignoraba era mis expertis de conquistadora.De verdad es sumamente interesante y apasionante una relacion que trasciende fuera de lo comun.Hoy me gane un lindo amigo,el me considera su amiga.Q pueda ocurrir de esa linda y magica relacion Dios y el camino lo diran.Definitivamente es demasido grande lo que se siente cuando te encuentras con un contraparte que te atraiga y a la vez lo veas lejos y opuesto.Peor si el te coloca una muralla que llega al cielo,Si la comunicacion es un desastre,Nos comunicabamos mas corporalmente y aun de ser mejor la comunicacion,nos entendemos corporalmente como si nis conocieramos de toda la vida.

  2. Sara dice:

    En cierto modo no se ha descubierto nada extraordinario porque de un modo racional, es algo que ya sabemos.

  3. nabil dice:

    me parece que le gusto pero eya no me lo ciere decir pero se lo e pedido que si que ria ser mi novia

  4. txikoterix dice:

    queda demostralo que la mujer dice lo contrario de lo que piensa–y lo que piensa tampoco es compatible con sus respuestas hormonales

  5. Isabel figueroa dice:

    El misterio cuando todavía no se ha iniciado una relación puede ser un atractivo al principio, porque nos da vuelta la cabeza todo el tiempo imaginando posibilidades y creando también maneras de actuar al respecto, pero si se demora en el tiempo, cansa y se parece mucho a la histeria. Así que en algún momento es sano definir la «no relación» , para eso es necesario hablar si se puede o si no dedicar la atención a otro lado