¿Por qué me paso la vida intentando complacer a los demás?

La necesidad de agradar, complacer, satisfacer, a los demás. Vivir complaciendo siempre a los demás. La dificultad para decir que no a los deseos de los demás. La necesidad de recibir siempre la aprobación y la aceptación de los demás antes de hacer algo por su propia cuenta. La dificultad para poder elegir o para poder tomar una decisión que sea diferente a los otros. Son algunas cuestiones que vamos a tratar en el artículo de hoy, que en términos generales podríamos decir que están ligadas las unas a las otras, y que quiero poder abordar con vosotros para abrir una puerta a la reflexión.

El sufrimiento de querer agradar a los demás siempre

Muchas personas no son conscientes de que su manera de relacionarse es intentando agradar a los demás, intentando complacerles en todo hasta el punto de no saber decirles que «no» a nada, o incluso no sentir la necesidad de hacerlo, porque ya no hay barrera entre el deseo de los otros y el propio, «lo que ellos quieren es lo que yo quiero».

  • «Pero ¿Y yo qué quiero? (…) Lo que quieras tú es lo que quiero».

Complacer demas

Podría parecer algo superfluo, nimio o carente de importancia, pero la realidad es que nos encontramos ante una manera de vivir la vida que genera mucho sufrimiento. De primeras, tenemos que entender que en muchas ocasiones uno no sabe de qué sufre, no sabe qué es lo que le está hiriendo tanto por dentro, pero ha sentido un vacío y una sinrazón en el alma que parece que le ha nublado todos los sentidos. No encuentra la luz a sus días, no encuentra razón a su sufrimiento emocional y ese temor a no entender sobre sí mismo lo inunda todo de una angustia que le paraliza.

Una vez que uno se pone en manos de un profesional que le pueda remitir algo de esta repetición o hacerle una pregunta personal sencilla que remite únicamente a su persona, como «¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?» -pongámonos en el caso de que ambos pueden darse en esta manera de relacionarse-, puede generar sentimientos muy dispares: puede reconocer esa manera de comportarse y sobrecogerse ante ello; o, sin embargo, puede que empiece a buscar la causa de sus males fuera.

¿Y por qué os comento todo esto? Porque seas tú el que sienta que puede estar haciendo siempre lo que los demás quieren sin escucharte a ti mismo, ya sea porque es alguien a quien quieres, o es solo por curiosidad que me estás leyendo, es maravilloso poder conocer cómo funciona la psique. Sea cual sea la respuesta, el verse reflejado o el rechazar dicha imagen, no pasa nada, en ambos casos se requerirá de trabajo y esfuerzo emocional para que la persona pueda llegar a hilar los puntos necesarios y que desde ahí pueda llegar a hacerse una pregunta que le remita a algo de sí misma.

¿Por qué me paso la vida intentando complacer a los demás?

Satisfacer demas porque

Una de las grandes tragedias personales que uno puede vivir en lo referente a su persona es no saber nada acerca de uno mismo. Cuando uno se pasa la vida intentando agradar a los demás, intentando complacer a todos, poniendo el deseo de todos por delante del propio o, más bien, que sin él saberlo solo quiere lo que los otros quieren. Si lo pensamos así ¿Qué puede saber él acerca de sí mismo?

A veces, uno se queda tan pegado a lo que él cree que los otros quieren que le puede resultar muy difícil (o imposible) tomar decisiones acerca de su vida personal, que le cuesta poder tener un pensamiento propio o diferenciado, que le cuesta o no sabe qué quiere de la vida, qué le gusta o tener un sueño propio que desee cumplir.

«¿Y yo quién soy? Yo soy quien sea, como sea, con tal de ser de agrado a tus ojos. Y a los ojos de ese otro. También al de los ojos de ese otro. Por tanto, si yo quiero ser lo que yo creo que los demás esperan de mí ¿Quién soy realmente?»

El deseo es nuestro motor en la vida. Soñamos porque deseamos. Vivimos porque deseamos. Amamos porque deseamos. El deseo nos mueve y sin deseo uno está vacío de ser.

Cuando uno no deja de agradar de manera constante, tenemos que plantearnos qué es lo que verdaderamente está buscando en ese deseo de complacer infinito, qué es lo que busca a base de repetir y repetir inconscientemente esa manera de relacionarse. ¿Ser el elegido?, ¿Ser el indispensable?, ¿Ser el más amado?, ¿Ser el único? Si yo se lo doy todo a los demás ¿Me amarán más?, Si yo nunca digo que no ¿seré el mejor, con el que siempre cuentan, el más bueno?

Hay quien no puede dejar de buscar en los ojos de los otros que le digan quién tiene que ser para ser el más maravilloso, con el fin de que le devuelvan con su mirada algo que colme ese vacío interior, que le diga lo grandioso que resulta, lo amado que es, pero la realidad es que nunca podrá colmarse completamente. Puede que durante un tiempo tenga esa sensación de completud, como ocurre en el enamoramiento, pero si todo va bien siempre habrá algo más que despierte el deseo de ese otro que temporalmente le ha colmado (trabajo, amigos, pareja, familia, hobbies…) y a él le devuelva a ese lugar de búsqueda de ser, de tener.

De ahí, nos encontramos con personas que van mutando y cambiando en función de con quién estén para ser lo que él cree que esperan que sea. Pareciera un intento constante de ser lo que un día fue y siente perdido.

¿Y no hay un final posible para esa constante repetición de intentar agradar?, ¿Ese buscar y buscar ser la persona indispensable para los demás -pareja, amigos, padres, hermanos, compañeros de trabajo, jefes, etc.-? La realidad es que no hay unos tips o claves o pasos que uno pueda hacer en solitario porque de lo que estamos hablando es de ese algo inconsciente que a uno le lleva a repetir sin darse cuenta, que habla sobre un sufrimiento mayor más profundo que tiene que ser escuchado de forma individualizada en terapia. Así que no os puedo compartir tips pero sí deciros que una terapia psicoanalítica es una opción genial para poder saber acerca de vosotros mismos.

Si quieres comenzar una terapia conmigo, puedes pinchar «aquí» y te cuento cómo trabajo.

Otros artículos que pueden interesarte son:

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar