Premios más eficaces que castigos

Los premios parecen ser más eficaces que los castigos para lograr cooperación en grupo  según un estudio de las Universidades de Harvard y Estocolmo. Mucho se ha hablado sobre el uso del castigo, en este estudio publicado en la revista Science los investigadores se centraron en averiguar los efectos del castigo o la recompensa sobre […]

Los premios parecen ser más eficaces que los castigos para lograr cooperación en grupo  según un estudio de las Universidades de Harvard y Estocolmo.

Mucho se ha hablado sobre el uso del castigo, en este estudio publicado en la revista Science los investigadores se centraron en averiguar los efectos del castigo o la recompensa sobre la cooperación. En Depsicología hablamos de los premios y castigos en relación a la cooperación en grupo.

stick and carrot_thumb[4] 

Para extraer el resultado usaron un juego de ordenador que permitía medir las acciones en un montaje en laboratorio. Los resultados dejan claro que la recompensa tiene mayor poder que el castigo para lograr cooperación.

Según David G. Rand dela Universidad de Harvard, las implicaciones del estudio no se quedan en un mero juego de ordenador. Todos los seres humanos estamos implicados en el bien de nuestro planeta, nuestro entorno sea a pequeña o a gran escala.

En los situaciones donde la gente interactúa repetidamente para resolver algún dilema social en grupo, es donde estos investigadores sugieren que la recompensa proporciona mejor resultado que los castigos.

Los investigadores examinaron a 192 participantes en un juego de bien público.

cooperación

Observaron:

  • Que igual que en la vida real a los sujetos les molestaban aquellos que iban por libre y no contribuían al beneficio grupal.

 

  • Aún teniendo antipatía por estos individuos las recompensa por el buen comportamiento era tan efectiva como el castigo contra el mal comportamiento a la hora de mantener la cooperación pública.

 

  • Si ambas opciones estaban disponibles, la recompensa tendía a aumentar las contribuciones al bote común, mientras que el castigo más bien tendía a reducir los beneficios del grupo.

 

  • Este nuevo estudio es importante, podría ayudar a desarrollar , nuevas soluciones a cuestione que necesitan que un gran número de personas cooperen para alcanzar un beneficio.”

En Depsicología nos importa tu opinión, si tienes ideas o sugerencias puedes dejar tu comentario. Gracias por leer De psicología.com

Los investigadores examinaron a 192 participantes en un juego de bien público.

cooperación

Observaron:

  • Que igual que en la vida real a los sujetos les molestaban aquellos que iban por libre y no contribuían al beneficio grupal.

 

  • Aún teniendo antipatía por estos individuos las recompensa por el buen comportamiento era tan efectiva como el castigo contra el mal comportamiento a la hora de mantener la cooperación pública.

 

  • Si ambas opciones estaban disponibles, la recompensa tendía a aumentar las contribuciones al bote común, mientras que el castigo más bien tendía a reducir los beneficios del grupo.

 

  • Este nuevo estudio es importante, podría ayudar a desarrollar , nuevas soluciones a cuestione que necesitan que un gran número de personas cooperen para alcanzar un beneficio.”

En Depsicología nos importa tu opinión, si tienes ideas o sugerencias puedes dejar tu comentario. Gracias por leer De psicología.com

Advertisement

 

Fuente|/news.harvard.edu/

Fotos|1, 2

Premios más eficaces que castigos
5.00 / 5
5.00 - 30 Votos

También te puede interesar

6 Comentarios en “Premios más eficaces que castigos”

  1. Yo creo que es mucho mejor reforzar una conducta que castigarla. Un saludo.

  2. hna. Virgenia dice:

    sugerecia anónimo cuando habita en nuestro corazón de egoismo es muy dificil ayudar, pero desde Dios se puede hacer el bien al que lo necesita. para obrar atravez del amor que proviene del Señor es necesario, tener la experiencia de DIOS, para tener esta experiencia. Lo primero que hayque hacer es conocer a DIOS, luego de experimentar, vivir en la presencia de DIOS, que nos ama y conoce nuestros sentimientos y pensamientos, así uno vive en la mirada del Señor que nos ayuda a obrar solo el bien y no se puede actuar nada lo contrario, así lo permite la presencia del Señor.