¿Qué es el Síndrome del Impostor?

depsicologia.com

El término Síndrome del impostor se acuñó en el año 1978 pero hoy día parece que está más de moda que nunca, así que ¿Qué es el síndrome del impostor del que tantos hablan?, ¿Cómo saber si tengo el síndrome del impostor?, ¿Por qué afecta principalmente a mujeres?, ¿Por qué da el síndrome del impostor?

Cómo saber si tengo el síndrome del impostor

¿Qué es el Síndrome del impostor?

El Síndrome del Impostor no es un trastorno psiquiátrico reconocido, por tanto, no aparece en los manuales con los que suelen trabajar los psicólogos o psiquiatras, como son el DSM (Manual Diagnóstico y Estadístico de los trastornos mentales) o el CIE (Clasificación Internacional de Enfermedades).

Dicho lo cual no ha evitado que continúe apareciendo este fenómeno en los medios de comunicación, literatura no especializada o que haya continuado suscitando interés entre algunos profesionales de la salud que lo han visto como una condición que puede perjudicar el desempeño profesional.

En 1978, las psicólogas Pauline Rose Clance y Suzanne Ament describieron: el término «fenómeno del impostor» se utiliza para designar una experiencia interna de falsedad intelectual. Estas psicólogas llevaron a cabo un experimento con una muestra selecta de mujeres de alto rendimiento y vieron que en ellas aparecía y persistía la sensación de nos ser brillantes y, ante la alabanza o admiración de los demás debido a sus numerosos logros, aparecía la sensación de que habían engañado a quien pudiera verlas de esa manera.

En años posteriores se ha llevado a cabo algún estudio, no muchos, sobre dicho fenómeno del impostor. Al final del artículo os dejo algunas citas por si queréis leer las investigaciones completas.

Hoy día se entiende que el fenómeno del impostor hace referencia a una incapacidad de percibir el éxito propio y a una sensación de falsedad frente al resto.

¿Por qué afecta principalmente a mujeres?

Por qué se da el síndrome del impostor

Pauline Rose Clance y Suzanne Ament acuñaron el término fenómeno del impostor después de llevar años trabajando con mujeres de gran éxito académico y profesional, las cuales no percibían sus logros como propios. Esto era en 1978 ¿podríamos pensar que era un efecto de la época y una sociedad patriarcal?

En los estudios que se han realizado posteriormente, que os cito al final del artículo, se obtienen unos resultados que señalan que hay más predisposición a sufrir dicho fenómeno en mujeres más que en hombres. Por ejemplo, en el estudio de Villawock, Sobin, Koester y Harris señalan que «casi una cuarta parte de los estudiantes de medicina masculinos y casi la mitad de las estudiantes femeninas experimentan el Síndrome del Impostor».

¿Por qué mayoritariamente en mujeres? Clance y Ament señalaban que contribuían significativamente a este fenómeno ciertas dinámicas familiares tempranas y la introyección posterior de los estereotipos sociales y roles de género. En aquel momento, el éxito femenino generaba una pregunta acerca de lo esperado por una mujer o del papel de la misma. Incluso podía no estar bien visto que una mujer alcanzara gran éxito, que ganara más dinero que un hombre o gozara de mayor interés profesional.

Hoy día esta causalidad se mantiene para muchos profesionales -psicólogos, sociólogos, etc.- que señalan los estereotipos que se producen tanto en la familia como en la escuela y que se perciben claramente a través de los medios de comunicación. ¿Qué se espera de una mujer? Hay programas televisivos con altísimos niveles de audiencia que siguen mostrando una posición de la mujer en modo florero, mientras que los hombres son los que llevan las secciones de ciencia, política, cultura, etc.

Además de esto, también se ha estudiado ampliamente cómo los hombres tienden a atribuirse sus logros a su propio esfuerzo mientras que, en las mismas circunstancias, las mujeres los atribuyen a elementos externos, «tuve suerte».

¿Esto quiere decir que este fenómeno solo aparece en mujeres? No. El fenómeno del impostor también puede darse en hombres, solo que los estudios muestran menos predominancia en hombres.

¿Por qué se da el síndrome del impostor?

Según los estudios mencionados se ha visto que el fenómeno del impostor tiene relación con el género (descrito ampliamente en el punto anterior) y con una baja autoestima. Es más, también se ha visto que a menudo coexiste con trastornos como la depresión o la ansiedad. (Bravata DM, Watts SA, 2020).

Que es el sindrome del impostor

Podríamos suponer que ésta es la causa de que no esté considerado como un cuadro patológico al uso. Su sintomatología encaja perfectamente dentro del marco de lo que comúnmente conocemos como baja autoestima o una imagen empobrecida de uno mismo. Todos aquellos que tienen una imagen de sí mismos un poco endeble, que no tienen una buena autoconfianza o que, por el contrario, su nivel de exigencia para sí mismos es tan grande que nunca acaban satisfechos, se ven reflejados en los múltiples test que aparecen online para saber si uno tiene dicho síndrome.

Fijaros que en uno de los estudios se señalan que «el apoyo social, la validación del éxito, la afirmación positiva y las reflexiones tanto personales como compartidas fueron protectoras» del síndrome (Gottlieb M, Chung A, Battaglioli N, Sebok-Syer SS, Kalantar 2020).

¿Cómo saber si tengo el síndrome del impostor?

Os voy a compartir algunas ideas que vienen a señalar lo que se consideran características del fenómeno del impostor y que, como podréis ver vosotros mismos, son muy parecidas a apelar a que hay una baja autoestima, un deseo de perfección muy grande, alguien inseguro, etc. Se trataría no de un momento de duda, si no de algo que se mantiene en el tiempo.

  • Si yo fuera lo suficientemente inteligente no necesitaría ayuda de nadie, no necesitaría delegar ni pedir opinión a mi jefe o mis compañeros.
  • Se van a dar cuenta de que no sé tanto como creen.
  • No sé cómo pasé las entrevistas de trabajo, se van a dar cuenta de que no sé tanto como ellos piensan.
  • Acabo de empezar en un trabajo nuevo pero yo debería de saberlo ya todo, debería de hacerlo todo bien a la primera.
  • Si yo fuera realmente inteligente esto ya lo sabría.
  • Conseguí mi título porque tuve suerte, no sé ni como aprobé los exámenes.
  • Cómo es posible que vaya a clases de francés y me tengan que corregir, esto ya debería de saberlo.
  • Cada vez que cometo un error pienso que no valgo para nada. O lo hago todo bien, o no sirvo para este trabajo.
  • Si yo fuera realmente listo siempre tendría la respuesta correcta.
  • Cuando me alaban por mi trabajo no me lo tomo en serio, es casualidad, ellos no saben cómo soy yo realmente.
  • Tengo que hacerlo todo bien a la primera o me frustro y lo dejo.
  • Cuando obtengo un buen resultado o alcanzo mi objetivo es porque he tenido suerte.
  • No me pueden ver nervioso en la presentación ante el CEO o verán que no sé nada y me echarán.
  • Soy fraude y se van a dar cuenta, me van a echar y mi carrera se habrá acabado.

Sindrome del impostor

Tratamiento para el síndrome del Impostor

Como hemos mencionado al principio del artículo, el Síndrome del Impostor no es ningún cuadro patológico como tal, es decir, no es una enfermedad en sí mismo, si no que puede aparecer dentro de otros trastornos. Por tanto, el fenómeno del impostor no requiere de un tratamiento determinado y específico, si no que hay que escuchar el caso por caso para ver qué es lo que está sucediendo y así el profesional podrá determinar cuál es la mejor manera de abordarlo.

Si quieres pedir cita con uno de nuestros psicólogos, puedes hacerlo pinchando «aquí«.

Otros artículos que pueden parecerte interesantes son:

Fuentes bibliográficas del Síndrome del Impostor

  • Bravata DM, Watts SA, Keefer AL, Madhusudhan DK, Taylor KT, Clark DM, Nelson RS, Cokley KO, Hagg HK. Prevalence, Predictors, and Treatment of Impostor Syndrome: a Systematic Review. J Gen Intern Med. 2020 Apr;35(4):1252-1275. doi: 10.1007/s11606-019-05364-1. Epub 2019 Dec 17. PMID: 31848865; PMCID: PMC7174434.
  • Clance, P. R., & Imes, S. A. (1978). The imposter phenomenon in high achieving women: Dynamics and therapeutic intervention. Psychotherapy: Theory, Research & Practice, 15(3), 241–247. https://doi.org/10.1037/h0086006
  • Gottlieb M, Chung A, Battaglioli N, Sebok-Syer SS, Kalantari A. Impostor syndrome among physicians and physicians in training: A scoping review. Med Educ. 2020 Feb;54(2):116-124. doi: 10.1111/medu.13956. Epub 2019 Nov 6. PMID: 31692028.
  • Villwock JA, Sobin LB, Koester LA, Harris TM. Impostor syndrome and burnout among American medical students: a pilot study. Int J Med Educ. 2016 Oct 31;7:364-369. doi: 10.5116/ijme.5801.eac4. PMID: 27802178; PMCID: PMC5116369.
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar